Las empresas consideraron que la mayor presión fiscal se encuentra en la provincia de Buenos Aires.
Las empresas consideraron que la mayor presión fiscal se encuentra en la provincia de Buenos Aires.

La mayoría de las empresas locales prevén para este año una mayor presión tributaria, a pesar de la Reforma Fiscal y el Consenso Fiscal firmado entre el Gobierno y las provincias. Así lo consideraron el 81% de las compañías, a través de un relevamiento realizado por la consultora KPMG entre directores de Finanzas y especialistas impositivos de firmas medianas y grandes de todo el país.

"Las iniciativas de más alto impacto en materia fiscal desde el 2017 han sido la Reforma Fiscal y el Consenso Fiscal. Si bien el marco en el que ambas normas fueron creadas apuntaba en general a una disminución de la carga fiscal, la visión mayoritaria de las empresas en relación al año 2018 pareciera ser contraria a aquel espíritu. Sólo un 24 % de los encuestados consideró que la reforma fiscal disminuyó su carga fiscal y un 8 % percibió un decrecimiento de la misma como consecuencia del Consenso Fiscal", destacó Fernando Quiroga Lafargue, socio a cargo de Servicios Financieros de Impuestos en KPMG Argentina y responsable de la encuesta.

El 47% de los encuestados consideró que la Reforma Fiscal aumentó la carga fiscal de las empresas

Es más: el 47% de los encuestados consideró que la Reforma Fiscal aumentó la carga fiscal de las empresas. "Las opiniones de los empresarios tuvieron como marco un año marcado por un escenario crítico en cuanto a la sustentabilidad de las cuentas fiscales y por un debate creciente acerca de las fuentes de su financiamiento a través de impuestos, todo en un contexto de reformas fiscales en el que la inflación volvió a acelerar sus efectos", explicaron desde KPMG.

El 53% de las empresas, además, señaló que el impuesto sobre los Ingresos Brutos es el que más incide en los precios de productos y servicios. Para revertir esta problemática, el Gobierno firmó en 2017 un Consenso Fiscal con las provincias para disminuirlo gradualmente, pero la mayoría de los encuestados (87,5%) tiene una visión escéptica acerca de que los compromisos de rebaja sean finalmente aplicados.

Para la mayoría de las empresas, la presión fiscal las llevó a postergar inversiones.
Para la mayoría de las empresas, la presión fiscal las llevó a postergar inversiones.

Consultados sobre la problemática de mayor gravedad que afectaba los costos de las empresas, la carga impositiva provincial fue la opción más votada con 34%, incluso por delante de la falta de aplicación de ajuste por inflación en el impuesto a las Ganancias (31,5%). La provincia considerada como la de mayor carga fiscal fue Buenos Aires, seguida por Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Tucumán, Misiones y Córdoba.

Por otro lado, el 60,5% de las empresas sostuvo que el marco fiscal postergó o canceló nuevas inversiones durante 2018. "Es, sin dudas, una señal a tener en cuenta en un contexto en el que la Argentina necesita atraer inversiones. En relación al financiamiento externo hacia el sector privado, un 63% dijo que la retención del impuesto a las Ganancias que se aplica sobre los intereses pagados al exterior, repercute en el costo de financiamiento del deudor", indicó Quiroga Lafargue. Y resumió la problemática de la siguiente manera: un impuesto que recauda el Estado Argentino termina encareciendo el financiamiento de las empresas argentinas.

Seguí leyendo: