Guido Sandleris (centro), presidente del Banco Central. (Matías Baglietto)
Guido Sandleris (centro), presidente del Banco Central. (Matías Baglietto)

Para 2019, el grueso de las consultoras económicas prevén un dólar más amansado, que si bien no ignorará completamente el clásico de los factores pre-electorales se mantendrá dentro de los límites planteados por el ala monetaria del Gobierno.

En el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central; 39 consultoras locales, bancos y casas financieras proyectaron un tipo de cambio promedio para 2019 de $48,3. Sin embargo, la evolución reflejada en el REM da indicios de una trayectoria más controlada a lo largo del año de lo que se experimentó en 2018.

Entre enero y junio, desde las consultoras esperan que el dólar llegue a un valor de $43,7. Esa brecha, explican desde el sector privado, refleja una trayectoria a la alza para la divisa. Y si bien como señalan en el mercado los meses de julio, agosto y septiembre "históricamente son fuertes en demanda, sobre todo en lo que respecta al dólar", el valor punta a punta también sirve de guiño hacia el Gobierno.

Es que el plan monetario impuesto por el Central hasta marzo como mínimo se sostiene, entre otros elementos, en un sistema de zonas de no intervención. En la actualidad, la autoridad monetaria se compromete a no intervenir en el mercado cambiario mientras el dólar se ubique entre 37,21 y 48,19 pesos.

Evolución proyectada del tipo en la primera mitad de 2019. Fuente: REM del Banco Central
Evolución proyectada del tipo en la primera mitad de 2019. Fuente: REM del Banco Central

Esa zona se actualiza diariamente, y para marzo de este año se espera que termine en un techo de $50,97 y un piso de $39,39. Es decir, incluso en el caso en el que las zonas se dejen de utilizar luego de marzo, no se espera que el dólar pegue saltos agresivos como los que ocurrieron este año.

"Si la aceleración del tipo de cambio por el factor electoral fuera más fuerte de lo que ocurre históricamente, el valor promedio debería estar bastante fuera del techo de la banda", explica Jorge Neyro, economista de la consultora ACM.

El analista considera que no es tanto el valor promedio el que hay que tomar en cuenta, sino el valor a fines de año. En este caso puntual, ambos son $48,3, pero Neyro considera que son más importantes de recalcar los datos para los primeros meses del año.

"La baja valuación que se ve para los primeros meses muestran bastante fe en las tasas altas que viene implementado el Central para mantener atractivo al peso", destaca Neyro.

Seguí leyendo: