Cuccioli cambiará la preocupación por las finanzas por el de sostener el crecimiento de recaudación de impuestos
Cuccioli cambiará la preocupación por las finanzas por el de sostener el crecimiento de recaudación de impuestos

Leandro Cuccioli es ingeniero industrial por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y tiene un Master in Business Administration (MBA) por la Stanford Graduate School of Business, y desde marzo de 2017 está al frente de la Secretaría de Servicios Financieros del Ministerio de Finanzas, con Luis Caputo.

Entre julio de 2016 y febrero de 2017, fue coordinador de Políticas Públicas en la Jefatura de Gabinete de Ministros en la Presidencia de la Nación, bajo el ala de Marcos Peña, a quien vuelve a responder directa y políticamente del principal hombre de confianza del presidente Mauricio Macri

En el ámbito privado, comenzó su carrera en Strat Consulting en 2000, en Londres, asesorando a clientes privados y estatales en Argentina, Brasil y Chile en temas estratégicos en los sectores de gas natural, electricidad y servicios postales. Entre el año 2006 y 2008, prosiguió su carrera en la petrolera BP al mando del negocio de energía eólica en China.

Entre 2008 y 2016, se desempeñó en el área de private equity de The Capital Group basado en Londres, cubriendo América Latina e invirtiendo y dirigiendo compañías en Argentina, Brasil, Colombia y Chile.

Una vara muy alta

Ahora Cuccioli enfrentará el desafío de sostener el crecimiento muy fuerte  de la recaudación de impuestos, después de una carrera fructífera de su antecesor Alberto Abad, primero con el blanqueo de activos que cerró en marzo de 2017; y luego con el impulso de la Ley de Reforma Tributaria que ya está dando resultados claros en la recaudación de cada mes.

Minutos antes de anunciar formalmente el retiro de la función pública, según confiaron altas fuentes de la Casa Rosada a Infobae, Alberto Abad había cumplido con su práctica de comunicar en rueda de prensa los datos de la recaudación de febrero que cerró con una suba de más de 10 puntos porcentuales por sobre la tasa de inflación del 25% de los pasados doce meses.

No solo eso, del crecimiento real de lo percibido por IVA, Abad explicó que "dos terceras partes respondió a las acciones antievasión, 5,4% real, y solo un tercio (2,9%) a la prociclidad", esto es, al aumento de la actividad económica agregada.

Seguí leyendo: