Los electrodomésticos fueron los más afectados por la caída en las ventas minoristas.
Los electrodomésticos fueron los más afectados por la caída en las ventas minoristas.

Los primeros días del año comienzan con los datos de cierre de 2016. Y como para el comercio fueron 12 meses para el olvido, el dato final de ventas minoristas revelan sólo números rojos para el año que pasó. Las cantidades vendidas en estos comercios cayeron un 7% en 2016, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Cada mes del año pasado dejó un número negativo en el registro, luego de conocerse que el consumo cayó un 5,4% en diciembre contra el mismo mes de 2015 en el relevamiento que se realizó en 1.600 comercios del país.

"El año estuvo marcado por una demanda muy débil y un consumidor con muchas restricciones para gastar, por la pérdida de poder adquisitivo que generó la inflación y la destrucción de empleo", sintetizó la CAME en su informe. Y agregó: "Hubo mucho desvío hacia mercados como Chile, Paraguay, Brasil o Miami, que ofrecían mejores precios".

De los 22 rubros que componen la canasta minorista, todos terminaron el año en rojo, y en diciembre sólo jugueterías y librerías finalizó en alza por las ventas de Navidad. Con todo, electrodomésticos y electrónica fue el sector que más cayó en el año, con una caída que superó el 14 por ciento.

Este rubro tampoco se recuperó en diciembre, que finalizó con un descenso de casi el 16 por ciento. Pese a todo, la CAME destacó una mayor venta de productos de bajo valor financiados a 12 o 18 meses, con programas como el Ahora 18, que tendrá vigencia hasta el 31 de marzo.

"Se despacharon principalmente depiladoras, masajeadoras, planchitas, afeitadoras, cafeteras, cámaras digitales y microondas".

Las cantidades vendidas en indumentaria bajaron 6,4% en diciembre y 7,8% en el año, a pesar de los descuentos y promociones más agresivas para activar la demanda. Con un descenso del 9,6%, ferretería fue el segundo sector en estos comercios que más sufrió después de electrónica y electrodomésticos, donde se observa el impacto directo que sufrió por la caída en la construcción.