El inesperado “refuerzo” que podría tener Javier Mascherano para los Juegos Olímpicos

Alan Velasco trabaja en su rehabilitación de rodilla a contrarreloj para ser considerado para París 2024

Compartir
Compartir articulo
Alan Velasco sueña con disputar los Juegos Olímpicos con el Sub 23 de Argentina
Alan Velasco sueña con disputar los Juegos Olímpicos con el Sub 23 de Argentina

La selección argentina Sub 23 no pudo consagrarse en el Preolímpico de Venezuela, pero tuvo una más que aceptable performance y se quedó con uno de los dos boletos para la cita olímpica de París 2024. Con grandes valores y rendimientos, Javier Mascherano logró sacarles jugo a sus dirigidos y ahora tendrá tiempo para diagramar la lista de cara a la competición que comenzará en julio próximo. Es casi imposible que Lionel Messi y Ángel Di María sean considerados para viajar a Francia, pero el entrenador podría llegar a contar con un “refuerzo” que hasta aquí era impensado: Alan Velasco.

En diálogo exclusivo con Infobae, el delantero del FC Dallas de la MLS contó cómo vivió los momentos posteriores a su grave lesión y su exclusión del Preolímpico: “Soñaba con jugarlo. Estaba muy ilusionado y ya estaba dentro de la lista. Justo cuando me lesioné, tenía que ir a la gira en Japón antes de viajar a Venezuela. Son estas cosas que tiene el fútbol. Ojalá que me toque en otro momento”. ¿Llegará a estar disponible para fines de julio? El ex Independiente no se baja todavía: “Vamos a ver, ojalá que llegue. Esto es día a día”.

En noviembre de 2023, Velasco sufrió la rotura de ligamentos cruzados (anteriores y posteriores) de su rodilla izquierda durante un partido contra Seattle Sounders por los playoffs de la MLS. Su club le dio permiso para operarse en Argentina, donde pasó por el quirófano de Jorge Batista, histórico médico de Boca Juniors y especialista en este tipo de lesiones. “La operación salió bien y la recuperación también viene bien. En cuatro meses y medio o cinco ya voy a estar compitiendo al máximo nivel”, anticipó el atacante de 21 años, que llegaría con lo justo a los Juegos de París.

Velasco realizará un tramo más de su rehabilitación en Buenos Aires y luego sí partirá a Estados Unidos para acoplarse al plantel dirigido por el español Nico Estévez, que comenzó la temporada con un triunfo frente al San Jose Earthquakes (2-1 de local) y este sábado recibirá al CF Montreal. “Hablo muy seguido con mis compañeros, el técnico y el manager (el brasileño André Zanotta). Se incorporaron algunos jugadores y esperamos que este año nos vaya muy bien”, expresó.

Velasco y su inolvidable experiencia jugando contra Messi en la MLS (Mandatory Credit: Kevin Jairaj-USA TODAY Sports)
Velasco y su inolvidable experiencia jugando contra Messi en la MLS (Mandatory Credit: Kevin Jairaj-USA TODAY Sports)

Justo antes del debut de Inter Miami en la actual temporada de la MLS, el equipo dirigido por Gerardo Martino disputó un amistoso contra Newell’s en Estados Unidos y la organización armó un evento en Puerto Madero al que Velasco asistió. Como fanático de Lionel Messi y estrella de la liga norteamericana, uno de los Jóvenes Designados que tiene el Dallas empezó a palpitar su retorno a las canchas: “Disfruté de ver un rato al mejor de todos y la verdad que salió un lindo partido”.

No obstante, la mejor experiencia con Messi la tuvo el año pasado, cuando lo enfrentó en uno de los primeros encuentros del 10 con Inter Miami: “Fue una cosa de locos. Me acuerdo de ese momento cada vez que entro a mi habitación porque tengo ahí su camiseta. Hicimos un partido muy bueno, lástima que lo perdimos. Pero me va a quedar para siempre el recuerdo de haber jugado contra él y cambiar la camiseta”. Si bien Velasco tiene apenas 21 años y posiblemente nutra el museo personal de casacas, será difícil que alguna tenga más valor que la del capitán de la selección argentina: “Claramente no habrá ninguna camiseta que cambie que superará a esa”.

El lado positivo de la lesión es que gracias a llevar a cabo la recuperación en Argentina, pudo recibir el afecto del Mundo Independiente, al que ya extraña pese a haberse marchado hace poco tiempo. “Voy a la cancha cuando puedo. La gente me trata muy bien, en estos momentos estando lesionado me sirve mucho recibir un poco de cariño. Siempre le deseo lo mejor al Rojo”, confesó. Y no descartó retornar algún día a Avellaneda: “La puerta está abierta, por supuesto, lo digo siempre”.