Perdieron 6-0 de local, corren riesgo de descenso y el líder de los ultras invadió la cancha y dio un discurso ante los jugadores

Ocurrió en el encuentro que animaron Darmstadt y Augsburgo en la Bundesliga. Tras la humillante derrota, un referente de la afición saltó al terreno de juego para intimidar a los futbolistas. Las imágenes

Compartir
Compartir articulo
El líder de la barra del Darmstadt encaró al plantel luego de perder 6-0 en Alemania

Una de las situaciones más curiosas se produjo este fin de semana en Alemania. Es que el Darmstadt, el equipo que está sumergido en una profunda crisis que parece no tener fin desde octubre del años pasado (cuando logró su última victoria en la Bundesliga) volvió a sufrir una dolorosa goleada que generó la reacción del líder de los ultras para intentar hacer reaccionar a los jugadores. Desde entonces, el conjunto liderado por Torsten Lieberknecht ha experimentado una serie de derrotas consecutivas que han dejado a los simpatizantes devastados.

En su última presentación en el Merck-Stadion am Böllenfalltor, el elenco local sufrió una humillante caída por 6 a 0 frente al Augsburgo, que llevó a un punto crítico cuando un hincha explotó con los jugadores en pleno terreno de juego. El equipo se encuentra actualmente en el último lugar de la tabla, con la perspectiva ominosa del descenso.

En un inusual giro de los acontecimientos, todo el plantel del Darmstadt se reunió en uno de los arcos del estadio, frente a las gradas, para escuchar al líder de los ultras, quien en un enérgico discurso les manifestó su descontento en nombre de la afición. El hombre, visiblemente exaltado, reaccionó con la urgencia de revertir la situación para evitar el descenso.

El fanático instó a los jugadores a superar este difícil momento y a luchar por mantenerse en la Bundesliga, a pesar de la brecha de 12 puntos que los separa de la salvación. Los futbolistas, en silencio, reconocieron las preocupaciones expresadas por el hincha y prometieron un mayor compromiso para los próximos 10 compromisos. El objetivo primordial es poner fin a la mala racha y asegurar la permanencia en la máxima categoría del fútbol alemán.

El último partido contra Augsburgo fue desastroso para el Darmstadt, recibiendo cinco goles en menos de media hora. Sin embargo, mostraron una leve mejoría en la segunda mitad, ya que el resultado concluyó en un 6-0 que pudo ser más amplio. Phillip Tietz fue la gran figura de la jornada al marcar dos conquistas en el triunfo del combinado a cargo del danés Jess Thorup. El finlandés Fredrik Jensen, el suizo Ruben Vargas y el bosnio Ermedin Demirovic, en dos ocasiones, completaron los tantos de la visita.

Esta derrota se suma a una serie de resultados negativos, siendo la segunda más abultada de la temporada después del recordado 8 a 0 adverso ante el Bayern Múnich. En las últimas cinco presentaciones, el equipo ha obtenido dos empates y ha sufrido tres derrotas, con un balance de 11 goles en contra y solo dos a favor. El próximo desafío para Darmstadt será contra el RB Leipzig, un rival que se encuentra en la quinta posición de la tabla con 43 puntos y buscará un nuevo triunfo para continuar con su objetivo de clasificar hacia la próxima Champions League. Será una prueba crucial en su lucha por mantenerse en la Bundesliga y revertir su mala fortuna en la temporada actual. La incógnita permanecerá instalada sobre si hará efecto el discurso del enérgico simpatizante que invadió la cancha para despertar a los jugadores.