Wayne Rooney sorprendió al confesar que le gustaría sumarse al cuerpo técnico de Pep Guardiola en el City: “Iría caminando”

El ídolo del Manchester United no dudó al manifestar su admiración hacia el estratega catalán. Los detalles

Compartir
Compartir articulo
El ídolo del Manchester United dijo que no tendría inconvenientes en sumarse a los Citizens (Foto: AFP)
El ídolo del Manchester United dijo que no tendría inconvenientes en sumarse a los Citizens (Foto: AFP)

Wayne Rooney debutó a los 16 años con el Everton, lo llamaron a los 17 de la selección de Inglaterra y a los 19 se incorporó al Manchester United, en donde se convirtió en uno de los referentes históricos de la institución tras disputar 559 partidos y consolidarse como el máximo goleador de la historia del club.

Bajo las órdenes de Sir Alex Ferguson, el delantero sumó 16 títulos con los Reds Evils, entre los que se destacan la Champions League de la temporada 2007/08, el Mundial de Clubes de ese mismo año y la Europa League del 2016/17. Las cuatro conquistas en la Premier League, junto con otros torneos domésticos como la FA Cup forman parte de un legado indeleble que le permitió instalarse en el corazón de los fanáticos que habitualmente acuden al Teatro de los Sueños.

A pesar de su pasado cargado de gloria, el ídolo popular no mostró ningún reparo en manifestar su admiración por Pep Guardiola, estratega del Manchester City que le permitió a los Citizens levantar la primera Orejona de su historia. Incluso en una reciente entrevista el ex goleador aseguró que le gustaría sumarse al rival que divide a la ciudad británica si tuviera la posibilidad.

Luego de desvincularse como entrenador del Birmingham City, la figura inglesa participó del podcast llamado Stick to Football, donde reveló que estaría dispuesto a ser asistente técnico si el directo técnico catalán lo solicitara. “Depende, si Pep Guardiola entra y me lo pide, ¡caminaría hasta allí!”, expresó el multicampeón con los Red Devils.

El elogio de Rooney hacia el ex DT del Barcelona y Bayern Múnich no se detuvo ahí. Sino que además reconoció la influencia del estratega español en el desarrollo de otros entrenadores, como Mikel Arteta, quien actualmente se encuentra al frente del Arsenal. “Ves lo que Mikel Arteta está haciendo ahora y creo firmemente que mucho de eso se debe a lo que estaba haciendo con Guardiola”, analizó.

Además de su disposición para unirse al rival de toda la vida, Rooney manifestó su opinión sobre el combinado que lidera Guardiola, describiéndolo como “el mejor de la Premier League en la actualidad”. Respecto a su futuro como entrenador, el ex delantero manifestó su deseo de regresar a la dirección técnica y demostrar su experiencia en cualquier categoría, ya sea en la Premier League o en otras categorías del ascenso británico. “Quiero volver a dirigir y quiero demostrar mi valía”, afirmó. Con solo 38 años, el ex futbolista enfatizó su experiencia en roles directivos, destacando su tiempo en el Derby County y su breve incursión en la MLS de Estados Unidos. Sin dudas, sus declaraciones han generado revuelo sobre su futuro en el mundo del fútbol y han alimentado la intrigante posibilidad de verlo trabajar junto a Pep Guardiola en de la vereda de enfrente de Manchester.

Cabe recordar, que recientemente se había expresado sobre los inconvenientes que había tenido con el alcohol en el pasado. Su ascenso meteórico dentro del fútbol profesional y su entorno fue creciendo a medida que iba obteniendo sus primeros reconocimientos. “No quería estar rodeado de gente porque a veces me sentía avergonzado y otras veces pensaba que les decepcionaba. Al final, no sabía de qué otra manera lidiar con eso, así que elegí el alcohol para tratar de superar mis problemas. Había gente con quien podía hablar, pero decidí no hacerlo y traté de solucionarlo yo mismo”, reconoció.

El futbolista inglés tuvo varios episodios desafortunados ligados al alcohol, incluso estuvo cerca de perder a su familia por ello. Sin ir más lejos, en 2017 fue detenido por la Policía en un control ocasional vehicular manejando en estado de ebriedad. Los límites de alcoholemia excedían lo permitido y quedó detenido.

En el 2016, Rooney protagonizó otro suceso conflictivo por exceso de alcohol cuando irrumpió en una boda que se celebraba en el hotel donde concentraba la selección de Inglaterra. Meses más tarde, fue noticia por haber gastado más de 600 mil euros en un casino en menos de dos horas.

“Cuando bebes alcohol y no tomas la ayuda y guía de otros, realmente puedes quedar en un lugar bajo y yo estuve así durante algunos años. Afortunadamente ahora no tengo miedo de ir y hablar con la gente sobre algunos problemas que pueda tener”, sentenció el icónico ex futbolista.