Christian Horner rompió el silencio en medio del escándalo en Red Bull: “A todo el mundo le gustaría una conclusión lo antes posible”

El directivo de la escudería austríaca fue abordado por los periodistas en la rueda de prensa previa a la primer carrera de la temporada

Compartir
Compartir articulo
Horner habló sobre la investigación en curso (Reuters)
Horner habló sobre la investigación en curso (Reuters)

El ambiente en la Fórmula 1 se tensa ante la incertidumbre que rodea al jefe de la escudería Red Bull, Christian Horner, cuyo futuro se ha visto envuelto en especulaciones tras anunciarse una investigación en su contra. El directivo quiere que su situación en el equipo se resuelva “lo antes posible”, ante los rumores de una salida pese a los éxitos recientes y a que este Mundial 2024 también pinta bien, vistos los test, para la escudería austríaca.

La empresa matriz de Red Bull Racing anunció el 5 de febrero que el británico está siendo investigado por una acusación de parte de una compañera por “comportamiento inapropiado”, lo que Horner niega rotundamente. Ahora, el ex piloto de 50 años se dirigió a los medios de comunicación junto a otros cuatro directores de equipos de F1 en la segunda jornada de los tres días de test que se celebran esta semana en Bahréin, antes de una nueva temporada que empieza el próximo sábado.

A la pregunta de por qué no se ha apartado como director del equipo y jefe ejecutivo de Red Bull Racing con la investigación en curso, se defendió. “Como bien saben, hay un proceso en marcha del que formo parte, y como formo parte de ese proceso, me temo que no puedo hacer comentarios al respecto”, empezó.

“Lo siento mucho, pero no puedo hacer comentarios sobre el proceso o los plazos. A todo el mundo le gustaría una conclusión lo antes posible. Pero no puedo hacer comentarios sobre el proceso”, señaló. Algunas fuentes han indicado a la agencia de noticias PA que podría haber una resolución antes de la carrera inaugural del 2 de marzo.

Red Bull se prepara para iniciar la defensa del título tanto en el campeonato de pilotos como en el de constructores (Reuters)
Red Bull se prepara para iniciar la defensa del título tanto en el campeonato de pilotos como en el de constructores (Reuters)

El miércoles, el jefe de Mercedes, Toto Wolff, pidió que la investigación de Red Bull fuera transparente, y dijo que la controversia es “un problema para toda la Fórmula 1″. El director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, en la misma rueda de prensa que Horner, se hizo eco de los comentarios de Wolff. “Las acusaciones son extremadamente serias”, remarcó y añadió que “McLaren se atiene a los más altos estándares de diversidad, igualdad e inclusión. Esto es muy importante para nosotros y nuestros socios, y para todos en la Fórmula 1″.

“Red Bull Corporation ha iniciado una investigación, y todo lo que esperamos y asumimos es que se manejará de una manera muy transparente, y como la FIA y la Fórmula 1 ha dicho, rápidamente, porque estos no son los titulares que la Fórmula 1 quiere o necesita en este momento”, concluyó.

Red Bull ganó todas menos una de las 22 carreras del año pasado mientras Max Verstappen asaltaba el campeonato del mundo. El piloto neerlandés marcó un ritmo impresionante en el primer día en Baréin, terminando 1,1 segundos por delante del segundo piloto más rápido.

Para salir del foco mediático en la rueda de prensa, el cuestionado directivo optó por centrarse en el nuevo monoplaza, el RB20: “El coche es decente, un salto importante al no ser conservadores, dada la falta de tiempo en túnel de tiempo hay que destacar mucho la creatividad que hemos demostrado”.