La impresionante actuación de Marcelo Barovero en el 1-1 entre River y Banfield: de los homenajes a las atajadas que lo hicieron figura

Trapito, campeón de la Copa Libertadores 2015 con el Millonario, vivió una jornada especial, en la que recibió el cariño de todo el estadio y fue el más destacado del encuentro, con varias intervenciones fundamentales para aguantar el empate del Taladro

Compartir
Compartir articulo

Para los hinchas de River Plate que acudieron al estadio Monumental para ver el partido frente a Banfield, significó mucho más que un partido para cumplir con la fecha 6 de la Copa de la Liga Profesional. Actualmente el arquero titular y capitán del Taladro es Marcelo Barovero y los fanáticos del Millonario no olvidaron su paso por el club. Desde el primer momento que el guardameta pisó Núñez comenzó a sentir el cariño de la gente e incluso se plantó como uno de los mejores rendimientos del encuentro.

En el instante en que pisó el campo de juego para realizar la entrada en calor, todos los hinchas presentes comenzaron a aplaudir durante varios segundos a Barovero, quien elevó los brazos para agradecer a los cuatro costados de la cancha. Antes de regresar al vestuario para la charla final de Julio César Falcioni, los dirigentes Matías Patanian junto a Ignacio Villarroel lo esperaron con una plaqueta especial para reconocer su ilustre trayectoria en el arco de la institución.

Cuando estaba por salir por el túnel único, se cruzó con Franco Armani y se fundió en un abrazo con el Pulpo además de intercambiar unas breves palabras. La acción se repitió en el sorteo de capitanes, ya que ambos arqueros son los encargados de llevar la cinta para sus respectivos equipos y se vivió otro emotivo cruce que emocionó a los fanáticos presentes en el Monumental.

Marcelo Barovero y el abrazo con Franco Armani en los pasillos. Más tarde lo repitieron en el sorteo de capitanes (Foto: River Plate)
Marcelo Barovero y el abrazo con Franco Armani en los pasillos. Más tarde lo repitieron en el sorteo de capitanes (Foto: River Plate)

Al igual que durante su época con el buzo de River Plate, Trapito recibió los aplausos y la ovación de las gradas en ambos tiempos, cuando se ubicó en cada uno de los arcos. Cuando realizó en el precalentamiento, elevó sus palmas y se tocó el corazón para agradecer el cariño de la gente.

Ya en el partido Marcelo tuvo un papel protagónico en el mismo con tres importantes intervenciones. En la primera mitad tapó un remate de media distancia de Esequiel Barco que Ignacio Fernández no pudo aprovechar en el rebote para abrir el marcador. Ya en la segunda parte, contuvo un disparo de Franco Mastantuono a los 2′ y otro de Facundo Colidio para aguantar el cero en su arco. Además se lo vio muy activo en los centros para salir a cortar y transmitirle tranquilidad a la última línea del Taladro.

Sobre los 30′ otra vez Barovero voló a su izquierda para bloquear el intento de Claudio Echeverri, cuatro minutos más tarde desvió una impresionante volea de Nacho que tuvo un leve roce en un defensor y lentamente se fue convirtiendo en la figura del encuentro. Sobre los 36′ sacó un intento de Pablo Solari, quien regresó con el pie derecho tras la clasificación a los Juegos Olímpicos de París. El aire le sirvió a la visita para dar el golpe gracias al gol de Braian Galván que sorprendió a todo el estadio.

Recién sobre el final del encuentro un cabezazo de Solari pudo romper la resistencia y darle emoción a las jugadas finales, en las que Trapito siguió siendo protagonista con otra atajada más. Las embestidas del cuadro de Núñez no fueron suficiente el duelo finalizó 1-1 que siembra dudas en el Millonario en la previa del Superclásico.

LAS ATAJADAS DE BAROVERO EN EL 1-1 ENTRE BANFIELD Y RIVER