Nuevas revelaciones sobre el uso de la droga “hippy crack” en el fútbol: un jugador vio frustrado su pase por tener su sistema nervioso “devastado”

Una investigación del diario The Sun confirmó que la transferencia del futbolista se cayó tras el examen médico

Compartir
Compartir articulo
Un reconocido futbolista de la Premier fue internado en un centro de recuperación luego de que la policía lo encontrara en su automóvil con una gran cantidad de tubos de gas en el habitáculo (Photo by Matthew Horwood/Getty Images)
Un reconocido futbolista de la Premier fue internado en un centro de recuperación luego de que la policía lo encontrara en su automóvil con una gran cantidad de tubos de gas en el habitáculo (Photo by Matthew Horwood/Getty Images)

Una nueva alarma sonó hace unos días, cuando el diario británico The Sun publicó que una estrella de la Premier League se convirtió en el primer futbolista de este nivel en ingresar a un programa de rehabilitación por su adicción al gas de la risa. El uso del óxido nitroso, también conocido popularmente como hippy crack, está bastante extendido entre los jugadores, pese a recientes modificaciones legales que lo han categorizado como droga de Clase C.

El jugador, cuya identidad fue resguardada, fue internado en un centro especializado durante la temporada navideña, después de que la policía detuviera un vehículo en el que viajaba, descubriendo en el proceso decenas de tubos de gas en el habitáculo. 

“Su familia se dio cuenta y pidió ayuda al club. Al jugador le dijeron que si quería salvar su carrera, tenía que ir a un centro residencial especializado y buscar ayuda”, narró una fuente al citado medio. Pero una investigación divulgada por The Sun este lunes da cuenta de que los más importantes clubes de fútbol de Europa han comenzado a realizar pruebas a los jugadores para detectar el uso de óxido nitroso, ante el incremento del número de adictos en esta disciplina.

“Los equipos están notando enormes diferencias en la capacidad pulmonar esperada de los jugadores y en su rendimiento real”, subraya el artículo que, sin nombrar a los protagonistas, ofrece casos testigo que ilustran la gravedad de la situación.

“Un jugador que iba a fichar por un club de campeonato de Segunda División (Championship) vio cómo el acuerdo colapsaba después de que los médicos que realizaban su examen médico descubrieran signos de que su sistema nervioso estaba devastado por el uso del gas”, reveló la investigación.

El problema lleva varios años. En este imagen, de 2018, un grupo de futbolistas del Arsenal consumen óxido nitroso en una fiesta
El problema lleva varios años. En este imagen, de 2018, un grupo de futbolistas del Arsenal consumen óxido nitroso en una fiesta

Pero hubo más casos a los que la nota les corrió el velo: “Un jugador de Premier gastó 10.000 libras en botes de gas de la risa para una fiesta de cumpleaños reciente. Otro futbolista era enormemente adicto. Estaba en un club y durante un examen físico dijeron que tenía los nervios de las piernas jodidos. Admitió que estaba haciendo muchos globos y se deshicieron de él. Su agente lo llevó a otro club para una prueba y estaban ansiosos por ficharlo. Pero cuando le hicieron el examen médico, básicamente dijeron: ‘Eres un adicto’ y terminaron con su interés. Ahora está sin club”.

“Es un problema absolutamente enorme, que los clubes apenas están empezando a comprender y controlar. Los jugadores creen que pueden salirse con la suya porque no aparece en las pruebas de drogas y hasta hace poco no era ilegal, pero algunos son adictos y está teniendo un efecto enormemente negativo en su salud y sus carreras”, le indicó una fuente de la liga más poderosa del mundo a The Sun.

Los estudios relacionados al consumo del óxido nitroso han indicado que el uso prolongado del mismo puede reducir los niveles corporales de vitamina B12, esencial para la función nerviosa.

Últimas Noticias

Yulia Navalnaya evitaba ser el centro de atención: tras la muerte de Alexei Navalny, quiere ser la nueva líder de la oposición rusa

Solía evitar las cámaras y permanecía en un segundo plano mientras su esposo ascendió hasta convertirse en la figura de la oposición más destacada de Rusia
Yulia Navalnaya evitaba ser el centro de atención: tras la muerte de Alexei Navalny, quiere ser la nueva líder de la oposición rusa

El ex titular de la Aduana Guillermo Michel criticó el proyecto que busca aumentar impuestos en Entre Ríos

Se trata de una iniciativa que envió el oficialismo que busca actualizar los gravámenes inmobiliarios y a los automotores por inflación
El ex titular de la Aduana Guillermo Michel criticó el proyecto que busca aumentar impuestos en Entre Ríos

Una autopsia “no concluyente” y dos imputados: qué se sabe del femicidio de la adolescente de 17 años en San Luis

A poco más de 48 horas del crimen de Zoe Pérez, la Justicia reveló que el informe de la necropsia al cuerpo de la joven “no fue determinante”. La fiscal del caso ordenó estudios complementarios y pidió la prisión preventiva de Ricardo Adrián Rodríguez y Leandro Joel Oses. Además, la cronología de los hechos
Una autopsia “no concluyente” y dos imputados: qué se sabe del femicidio de la adolescente de 17 años en San Luis

Jornada financiera: amplio repunte de acciones y bonos argentinos en Wall Street, en medio del optimismo inversor

Los ADR argentinos ganaron hasta 7% en dólares, los bonos Globales avanzaron 2,6% y el riesgo país se acercó al piso de 1.700 puntos. El dólar libre bajó a $1.085 y los dólares bursátiles cerraron debajo de los $1.100. El BCRA compró USD 285 millones en el mercado
Jornada financiera: amplio repunte de acciones y bonos argentinos en Wall Street, en medio del optimismo inversor

Los hutíes reivindicaron nuevos ataques en Israel y el mar Rojo y anunciaron que empezarán a usar armas submarinas

Los insurgentes mantienen sus maniobras sobre el Estado judío y los buques de Occidente, que patrullan en el mar Rojo para garantizar el transito comercial en estas aguas
Los hutíes reivindicaron nuevos ataques en Israel y el mar Rojo y anunciaron que empezarán a usar armas submarinas
MÁS NOTICIAS