Las revelaciones que complican más a Christian Horner, el jefe de Red Bull: “Tuvo un comportamiento de control coercitivo”

El team-manager de la escudería campeona del mundo se reunió con el abogado externo que lleva a cabo la investigación. El proceso no se resolverá antes de la presentación del nuevo auto

Compartir
Compartir articulo
Christian Horner está cada vez más complicado (REUTERS/Andrés Stapff)
Christian Horner está cada vez más complicado (REUTERS/Andrés Stapff)

Christian Horner, jefe del equipo Red Bull de Fórmula 1, está cada vez más complicado según afirman medios europeos en la investigación que se lleva a cabo por una conducta inapropiada a un integrante de la escudería campeona del mundo. Este viernes el team-manager se reunió con el abogado externo a la escuadra que lleva a cabo el informe. El tema viene para largo y no se resolverá antes de la presentación del nuevo auto, el RB 20.

El periodista de Sky, Craig Slater, afirmó que “las acusaciones fueron hechas por una empleada del equipo” y que “Horner tuvo un “comportamiento de control coercitivo”.

La audiencia de hoy fue más una reunión y una entrevista del investigador externo con Horner, en el centro de Londres en lugar de la sede del equipo. El proceso podría durar varias semanas hasta que se llegue a una situación concluyente.

De momento no habría un comunicado de prensa del equipo y está en duda la presencia de Horner en la presentación del nuevo coche, el RB 20, con el que Max Verstappen buscará ganar su cuarta corona mundial. El panorama no sería optimista.

Christian Horner y su mujer, Geri Helliwell (REUTERS/Brian Snyder)
Christian Horner y su mujer, Geri Helliwell (REUTERS/Brian Snyder)

En tanto que el periodista de The Race, Mark Hughes, anticipa que el proceso podría seguir en marcha incluso después del lanzamiento del equipo del próximo jueves en Milton Keynes. Incluso es posible que todavía esté en curso la investigación cuando sea el arranque de la temporada, el 2 de marzo en Bahréin.

Este panorama es solo una una parte de un proceso mucho más complejo, y que luego se presentará el informe de la investigación a la junta directiva de Red Bull en Austria, que tomará cualquier decisión basada en ello.

The Race informó que se contactó con el equipo de prensa de Red Bull Racing para obtener confirmación, pero todas las consultas relacionadas con este asunto hasta ahora se remiten a la empresa matriz en Austria.

Christian Horner y Max Verstappen, el tricampeón mundial (REUTERS/Andrés Stapff)
Christian Horner y Max Verstappen, el tricampeón mundial (REUTERS/Andrés Stapff)

En tanto que De Telegraaf informó que Christian Horner quedó completamente sorprendido el viernes pasado cuando le preguntaron por la investigación, después de que Red Bull presentara una declaración sin su conocimiento y afirmara que se tomaba el caso “extremadamente en serio”. Además, el mismo medio aseguró que Horner tampoco ha indicado internamente hasta ahora que quiera irse.

Cabe aclarar que Horner, de 50 años, negó “completamente las afirmaciones” que lo vinculan con una conducta inapropiada, después de que un portavoz de la escudería declarara a la agencia de noticias PA que, tras “tener conocimiento de ciertas acusaciones recientes, la empresa inició una investigación independiente”.

La preocupación dentro de Red Bull es palpable, dado el potencial daño a la imagen de la marca si la situación no se maneja adecuadamente. La salida de Horner, dada su larga y exitosa trayectoria en el equipo, representaría un cambio significativo para Red Bull Racing, que bajo su liderazgo ha conseguido seis títulos mundiales de constructores y siete títulos de pilotos entre Sebastian Vettel y el propio Verstappen.