La particular estrategia de Martín Demichelis para los penales y sus gestos durante la serie que dejó a River sin final de la Copa de la Liga

El Millonario perdió con Rosario Central y por primera vez en su historia no convirtió ningún penal en una definición desde los 12 pasos

Compartir
Compartir articulo

El camino de River Plate en la Copa de la Liga Profesional llegó a su fin al caer 2-0 por penales contra Rosario Central, luego de igualar sin goles en el tiempo regular del partido. Las definiciones desde los doce pasos siguen siendo una pesadilla para el Millonario y esta vez la figura de Jorge Broun apareció para tapar tres de los remates -el otro lo desvió Lanzini-. Es la segunda tanda que pierde Martín Demichelis desde que asumió en el cuadro de Núñez, luego de la eliminación en octavos de final de la Copa Libertadores ante Internacional de Puerto Alegre.

El vigente campeón del fútbol argentino tuvo un buen partido frente al Canalla, pero no pudo estampar esa diferencia en el marcador. Una vez que Yael Falcón Pérez marcó el final del encuentro, Micho se metió dentro del banco de suplentes y tomó con su mano la cadenita de oro que envolvía a su cuello. Además, miró uno de los colgantes de la mismo y le dio un largo beso en busca de suerte para las ejecuciones de sus dirigidos. Sin embargo, la fortuna estuvo del lado del cuadro rosarino. En otro momento, se lo vio con la mitada fija en una botella de plástico.

Los propios futbolistas decidieron no tener un orden fijo para los penales, sino que optaron por ir viendo las emociones a medida que avanzaba la tanda para decidir quién era el siguiente, algo que avaló Demichelis. Así se lo confirmó el cuarto árbitro al periodista Gustavo Yarroch durante la transmisión. Luego de que Franco Armani ganara los dos sorteos para ir al arco donde estaba la parcialidad de River y arrancar pateando, Enzo Díaz arrancó errando con un remate al medio que Fatura atajó con su pie. El siguiente fue Agustín Palavecino con una secuencia que llamó la atención: tiró un no look a la hora de definir al centro y nunca esperó que el guardameta se quedara parado.

* La tanda completa entre River Plate y Rosario Central

Aunque la tapada del Pulpo a Jaminton Campaz le dio un aire de esperanza a River, Gonzalo Martínez volvió a sepultar cualquier tipo de posibilidad. El Pity abrió su zurda y otra vez Broun voló para desviar el balón afuera. Para cerrar la participación del Millonario en la Copa de la Liga, Manuel Lanzini pateó varios metros por encima del travesaño del arco del Mario Alberto Kempes y así cerró la definición con un 2-0 a favor de Rosario Central, que sólo necesitó ejecutar tres veces.

Se trató de la primera vez en la historia del club de Núñez que pierde una tanda de penales sin meter un remate. Las cámaras se quedaron con una sonrisa burlona de Miguel Ángel Russo en el momento en el que su equipo accedió a la final, donde enfrentará a Platense en busca de un nuevo título de la máxima categoría del fútbol argentino.