Los detalles del nuevo escándalo que sacude a la Fórmula 1: información confidencial filtrada y conflicto de intereses

Se sospecha que Toto Wolff, jefe de Mercedes, llegó a datos a los que no tienen acceso los equipos y acusan a su esposa Susie, directora de la F1 Academy

Compartir
Compartir articulo
Susie y Toto Wolff en los boxes del circuito de Yeda, en Arabia Saudita (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Susie y Toto Wolff en los boxes del circuito de Yeda, en Arabia Saudita (REUTERS/Hamad I Mohammed)

La Fórmula 1 terminó una temporada que tuvo otro aplastante dominio de Max Verstappen y Red Bull, pero el foco de estas horas está puesto en la bomba que explotó por la información confidencial de Fórmula One Management (FOM) que la directora de la F1 Academy, Susie Wolff, le habría filtrado a su marido y jefe de Mercedes, Toto Wolff. El tema estalló por las quejas de las otras escuderías y el conflicto recién empezó.

El asunto nació a raíz de un artículo de Business F1, que informó que Toto Wolff se enteró antes que los otros dueños de equipo de la sanción impuesta a Red Bull por superar el límite presupuestario de 2021. La pena fue económica y no puso en riesgo el primer título conseguido por Verstappen, en el que se consagró luego de aquella dramática y polémica definición contra Lewis Hamilton en Abu Dhabi (N. de R: el entonces Director de Carrera, Michael Massi le ordenó solo a Verstappen que se pusiera delante de los autos rezagados antes del relanzamiento).

Aunque esos datos a los que accedió el jefe de Mercedes habrían llegado a sus manos con la ayuda de la ex secretaria general de la FIA y ex integrante de Mercedes, Shaila-Ann Rao. Wolff habría tenido una explicación detallada del caso Red Bull. Shaila-Ann Rao se desvinculó de la escuadra de Brackley, en reemplazo de Peter Bayer, actual dueño de Alpha Tauri. Las sospechas se levantaron porque Mercedes habría sido el primero en acceder a la ficha técnica de los autos para este año.

Tras ese episodio, Susie Wolff estuvo bajo la lupa porque al ser directora general de F1 Academy, la categoría que busca promover mujeres para que puedan llegar a la F1, recibió críticas de algunas pilotos, ya que plantearon que lo mejor es que tengan la posibilidad de medirse de forma mixta, como ocurrió siempre en el automovilismo.

El descargo de Susie Wolff
El descargo de Susie Wolff

F1 Academy es gestionada por FOM, la empresa que maneja los derechos comerciales de la Fórmula 1, cuyas máximas acciones pertenecen a Liberty Media, la compañía de capitales estadounidenses. Lo que se le acusa a Susie es que le proveyó de información confidencial de FOM a Toto y esto recaería en un conflicto de intereses.

El mismo BusinessF1 afirmó que hubo un comentario que Toto Wolff hizo en una de las últimas reuniones de directores de equipo, en el que el team-manager de Mercedes habría mencionado información que sólo podía venir de FOM, y esto provocó que otros jefes pegaran el grito en el cielo.

El tema llegó a la Federación Internacional del Automóvil (FIA), y su presidente, Mohammed Ben Sulayem, pidió una investigación de la entidad madre. “La FIA es consciente de la especulación de los medios de comunicación centrada en la alegación de que un miembro del personal de la FOM ha pasado información de carácter confidencial a un director de equipo de F1. El Departamento de Cumplimiento de la FIA está investigando el asunto”, afirmó el comunicado de la entidad rectora de este deporte a nivel mundial.

En tanto que Susie hizo su descargo en sus redes sociales y esgrimió que “me siento profundamente insultada, pero tristemente no sorprendida por las acusaciones públicas que se han hecho esta tarde”. La mujer de Toto sentenció que “es descorazonador que se cuestione mi integridad de esta manera, especialmente cuando parece tener su origen en un comportamiento intimidatorio y misógino, y se centra en mi estado civil más que en mis habilidades”.

El comunicado de Mercedes
El comunicado de Mercedes

“A lo largo de mi carrera en el automovilismo he encontrado y superado numerosos obstáculos y me niego a dejar que estas acusaciones infundadas eclipsen mi dedicación y pasión por la F1 Academy”, agregó. “Como mujer en este deporte, me he enfrentado a muchos retos, pero mi compromiso de derribar barreras y allanar el camino para que las futuras generaciones tengan éxito sigue siendo inquebrantable. Rechazo enérgicamente estas acusaciones”, concluyó.

Mercedes, por su parte, respondió también con un parte de prensa en el que sostuvo que “tomamos nota de la declaración genérica de la FIA de esta tarde, que responde a las acusaciones sin fundamento de un único medio de comunicación, vinculado al director del equipo Mercedes-AMG F1″.

El equipo germano insistió en defender a Toto y aclaró en que “invitamos a una correspondencia completa, rápida y transparente del Departamento de Cumplimiento de la FIA en relación a esta investigación y su contenido”.

Mientras que la F1 también hizo su declaración y aseguró que “tenemos plena confianza en que las acusaciones son erróneas y contamos con procesos y procedimientos sólidos que garantizan la segregación de información y responsabilidades en caso de cualquier posible conflicto de intereses”.

”Estamos seguros de que ningún miembro de nuestro equipo ha hecho ninguna divulgación no autorizada a un director de equipo y advertiríamos a cualquiera que no haga acusaciones imprudentes y serias sin fundamento”, culminó el comunicado de la categoría.

Por último, Motorsport habló con un antiguo jefe de equipo (prefirió mantenerse anónimo), quien brindó su parecer sobre el ingreso de Susie en FOM. “¿Imagina que Geri Horner (mujer de Christian Horner, jefe de Red Bull) o Raquel Stroll (mujer de Lawrence Stroll, dueño de Aston Martin) ocuparan puestos en la Fórmula 2 o tuvieran un alto cargo en FOM? Sería un conflicto de intereses ridículo que no se podría tolerar. El trabajo de Susie Wolff en la F1 Academy es más de lo mismo. Esto es una bomba que está a punto de explotar, incluso más grande de lo que fue en Singapur el año pasado”.