Takahara jugó su último partido como profesional a los 44 años: la función que cumplirá en el club que fundó con los colores de Boca

Naohiro, histórico futbolista japonés que defendió al Xeneize, cerró su carrera en el Okinawa SV y se dedicará a la vida como dirigente de la institución que creó

Compartir
Compartir articulo
Takahara durante el último partido como futbolista profesional (Foto: Okinawa SV)
Takahara durante el último partido como futbolista profesional (Foto: Okinawa SV)

Naohiro Takahara, delantero japonés de pasado en Boca Juniors, tuvo oficialmente su retirada del fútbol profesional a los 44 años. El oriundo de Mishima, quien se desempeñaba como presidente, entrenador y jugador de Okinawa SV, aseguró la permanencia del equipo en la cuarta división de su país y disputó su último partido como integrante del plantel. El cuadro que viste con el clásico azul y oro del Xeneize derrotó 2-1 al VONDS Ichihara FC bajo la lluvia gracias a los goles de Kazuki Anzai y Rai Ijuin, fundamentales para mantener la categoría.

El Okinawa Sport-Verein, con base en la ciudad de Urama, compite en la liga Kyushu y el goleador con pasado en Argentina vistió el mítico número 10 hasta su última función. De ahora en más, se concentrará plenamente en la función dirigencial y de formación de nuevos futbolistas para su institución.

Vale recordar que el japónes llegó al club de la Ribera durante la presidencia de Mauricio Macri, tras la victoria de Boca Juniors en la Copa Intercontinental del 2000 en Tokio. Takahara, con un pronunciado historial deportivo que incluía éxitos en la Liga de Japón y en la Copa de Naciones de Asia, fue contratado a sus 22 años. A pesar de que su incorporación estuvo cargada de expectativas, más por estrategias de marketing que por logros deportivos, Carlos Bianchi, director técnico en dicha época, defendió su llegada por las habilidades futbolísticas del jugador.

El plantel despidió a Takahara con una importante victoria (Foto: Okinawa SV)
El plantel despidió a Takahara con una importante victoria (Foto: Okinawa SV)

La carrera de Naohiro en Boca Juniors, sin embargo, no cumplió con las expectativas. En 12 meses, participó en siete encuentros marcando un solo gol, convirtiéndose así en el primer japonés en anotar en la Primera División. Tras su breve paso por el Xeneize, su trayectoria continuó en su país natal y en clubes alemanes como Hamburgo SV y Eintracht Frankfurt, antes de volver a su tierra para defender los colores del Urawa Red Diamonds. A pesar de su fugaz permanencia en Argentina, Takahara dejó una marca en la historia del club de La Ribera, siendo parte del primer ciclo de Bianchi y el único de ese grupo aún activo hasta su retiro este pasado domingo.

Takahara declaró en su momento que las convocatorias de la selección japonesa y el ritmo de juego en América del Sur le impidieron adaptarse completamente al fútbol argentino. Esta circunstancia, sumada a su voluntad de competir por un lugar en el equipo, no pudo ser llevada a cabo. Su experiencia en Boca Juniors no fue del todo positiva, pero no detuvo su exitosa carrera en el fútbol, que ha sido diversa y transcontinental.