Escándalo en Manchester United: la discusión entre una figura y el entrenador Ten Hag en la derrota ante Newcastle

Anthony Martial y el DT se cruzaron en medio del partido que terminó en derrota para los Diablos Rojos. El mal presente de Rashford, otro de los focos de tormenta

Compartir
Compartir articulo
La discusión entre Ten Hag y Martial en pleno partido

Después de empatar frente al Galatasaray y complicar su clasificación en la Champions League, el Manchester United experimentó otro tropiezo en la corriente temporada de la Premier League con una derrota por la mínima diferencia ante el Newcastle, intensificando los cuestionamientos sobre la cohesión y la efectividad del equipo bajo la dirección de Erik Ten Hag.

Durante el enfrentamiento en St James’ Park, se destacaron las tensiones entre el técnico holandés y Anthony Martial. El delantero francés, tras un rendimiento cuestionable en la primera mitad, fue objeto de una visible reprimenda por parte del ex entrenador del Ajax debido a su incapacidad de marcar al defensa Fabian Schar del Newcastle y su nulo aporte en ataque.

La interacción entre el jugador y el entrenador llegó a su punto más álgido cuando ambos se mostraron visiblemente frustrados, gesto que se tradujo en un intercambio de reproches y brazos en alto desde la línea de banda.

La comunicación entre Ten Hag y Martial reflejó, según el análisis del ex futbolista inglés Jermain Jenas durante la transmisión en TNT Sports, un problema más profundo en la plantilla: la falta de unidad y responsabilidad colectiva. “Esta parece ser la cultura dentro del equipo en este momento, muchos brazos levantados, muchas culpas mutuas y ninguna cohesión, no están juntos”, señaló Jenas.

Ten Hag se pronunció sobre Martial y Rashford (Getty)
Ten Hag se pronunció sobre Martial y Rashford (Getty)

Ten Hag, en tanto, optó por reemplazar al francés, introduciendo a Hojlund en su lugar en el minuto 60, tras el gol de Anthony Gordon que puso por delante al Newcastle. La sustitución, sin embargo, no logró alterar el rumbo del encuentro, manteniendo al joven delantero sin marcar en la liga.

Tras la derrota, el entrenador holandés prefirió no hacer comentarios específicos sobre la actuación de Martial y su sustitución: “No se trata de Anthony Martial, no hablo de actuaciones individuales. Intenté darle energía al equipo y traté de lograr una reacción”.

Al mismo tiempo, el técnico del United puso el foco en Marcus Rashford, advirtiéndole sobre su actual forma deportiva. El delantero inglés, criticado por su lenguaje corporal durante el partido contra el Newcastle, fue apenas un espectador en el campo, sin oportunidades de disparo y evidenciando dificultades para respaldar la defensa contra los ataques de los jugadores del Newcastle como Gordon y Tino Livramento.

Ten Hag comunicó que mantendrá conversaciones privadas con Rashford para abordar su situación y transmitió un mensaje de respaldo a través: “Hablaré con él y no con los medios. Sé que este problema está por surgir y Marcus está invirtiendo mucho. Lo apoyamos y volverá a su forma. Trabaja duro y está invirtiendo mucho, volverá, se recuperará y recibirá todo nuestro apoyo”.

Martial y Rashford fueron reemplazados en el complemento (Reuters)
Martial y Rashford fueron reemplazados en el complemento (Reuters)

La salida de Martial y Rashford del terreno de juego refleja la realidad de un equipo en búsqueda de estrategias para revertir la falta de resultados. Varios jugadores ya han sentido la presión de Ten Hag, destacando los casos de Jadon Sancho y Raphael Varane, quienes han sido excluidos de momentos críticos por el técnico.

Este miércoles los Red Devils tendrán una difícil parada por la Premier League cuando reciban al Chelsea de Mauricio Pochettino. Los londinenses, sin embargo, tampoco están atravesando su mejor momento, por lo que una victoria podría ser clave en lo anímico para ambas instituciones.

En lo que respecta a la última jornada de la primera fase de la Champions League, tras su igualdad 3-3 ante el Galatasaray, al United no le bastará con sólo hacer un gran partido para vencer al Bayern Múnich (líder del Grupo A), ya que en el caso de obtener los tres puntos, deberá esperar un empate entre el equipo turco y el Copenhague para acceder a octavos de final.