Tras la suspensión de las elecciones, cuándo se podría votar en Boca: todos los escenarios posibles

Mientras oficialismo y oposición trabajan a contrarreloj para intentar llegar a algún tipo de acuerdo para que el domingo las urnas salgan a La Bombonera, todo indica que al futuro político del Xeneize le espera una batalla de largo aliento

Compartir
Compartir articulo
Vista exterior de La Bombonera, que ya estaba preparada para la ocasión
Vista exterior de La Bombonera, que ya estaba preparada para la ocasión

Las elecciones que estaban programadas para el próximo domingo en Boca Juniors quedaron suspendidas luego de que no hubiese acuerdo entre oficialismo y oposición en la audiencia de mediación en el juzgado civil N° 11 de la Capital Federal, con participación de representantes de ambas partes. En este contexto, hay una leve esperanza de que se abran las urnas. En el cónclave posterior hubo una propuesta de que dos peritos auditen el padrón electoral, lo que podría significar el puntapié inicial para establecer un arreglo express entre los interesados. Si se llegaran a poner de acuerdo las partes, el viernes por la mañana deberían presentar las bases ante la jueza Alejandra Abrevaya para que puedan efectuarse los comicios.

Aunque esa chance, por estas horas, luce poco probable. Máxime después del posteo de Andrés Ibarra, candidato a presidente por la oposición (junto a Mauricio Macri) ante la fórmula Juan Román Riquelme-Jorge Amor Ameal. “Hoy propusimos votar el domingo 3 sin trampas, pero el oficialismo se negó a corregir las irregularidades existentes en el padrón. También propusimos un peritaje con la presencia de ambas partes, pero el oficialismo nuevamente se negó”, escribió en la red social X. ¿Cuáles son los escenarios políticos ante los que está el Xeneize?

Opción 1: un arreglo veloz y se vota el 3/12

Si las reuniones son positivas y existe acuerdo entre el oficialismo y la oposición, la Justicia podría levantar la cautelar este viernes y el domingo los socios podrían ir a votar a La Bombonera. En cambio, si la postura se mantiene firme y no logran acordar, Boca Juniors apelará a la medida y el las elecciones quedarían sin fecha estimada.

Opción 2: Boca apela y la Cámara revoca la cautelar

Si la Cámara llegara a revocar la cautelar de la jueza, podría votarse el 17 de diciembre; pero si confirma la medida cautelar, los socios deberán aguardar hasta la resolución del fallo de la Justicia. En este sentido, la doctora Alejandra Abrevaya debería permitir que las partes ofrezcan pruebas y testigos. Y una vez que se agoten los procedimientos de prueba, quedará habilitada para realizar el fallo.

Opción 3: incertidumbre hasta el fallo de la jueza sobre la cuestión de fondo

La definición podría demorar meses: los feriados del 8, 24 y 31 de diciembre ponen pausas en el proceso y en enero se celebra la tradicional feria judicial. Además, llegado el caso de que la jueza dicte una sentencia, la parte que se sintiera afectada podría apelar, y los comicios no podrían desarrollarse hasta que el fallo no esté firme.

Si las elecciones pasan para 2024, ¿mientras tanto quién conduce el club?

La actual Comisión Directiva seguirá en funciones hasta el nuevo acto electoral, excepto de que la oposición le pida a la IGJ que defina el escenario como “irregular”, y se establezca una Comisión Normalizadora como ocurrió en la AFA. Ante una eventual exigencia, también puede decidir mantener a las autoridades actuales como pasó recientemente en los casos de San Lorenzo e Independiente.

Cabe recordar que a la conciliación convocada por el Juzgado Civil Número 11 asistieron por el oficialismo el Secretario del club, Ricardo Rosica, y el asesor legal de Boca Juniors, Walter Krieger; mientras que por la oposición se hicieron presentes Javier Medín, representante legal; y Sebastián Silvestri.

Los apoderados de la actual CD aceptaron que 3.660 socios podrían entrar dentro de las irregularidades que denuncian sus rivales políticos, y propusieron que votaran en una urna aparte. La oposición alegó que en realidad eran 5.780 los socios “irregulares”. El oficialismo instó a que entonces esos asociados sufragaran de forma separada, pero la oposición se negó a esa posibilidad y requirió que los quitaran del padrón. Y ahí se empantanó todo. La propuesta de que dos peritos auditen el padrón aparecía como una salida alternativa, pero por el momento el nudo se sostiene intacto.

En consecuencia, las elecciones que iban a tener lugar en La Bombonera este domingo, no se podrán llevar adelante. En el año en el que el Xeneize se quedó sin Copa Libertadores, todo indica que los socios tampoco podrán celebrar los comicios que definan el futuro del club. En el Templo reina la incertidumbre.