Las peores 48 horas de Djokovic en Copa Davis: de la furia por un control antidopaje a una derrota histórica en semifinales

El número 1 del mundo tenía triple punto de partido para liquidar la llave ante Italia, pero dejó escapar la ventaja y su rival disputará la Ensaladera de Plata contra Australia

Compartir
Compartir articulo
Novak Djokovic dejó escapar un triple match point y Serbia se quedó afuera de la Copa Davis en semifinales (Reuters)
Novak Djokovic dejó escapar un triple match point y Serbia se quedó afuera de la Copa Davis en semifinales (Reuters)

Esta temporada, Novak Djokovic estuvo a un paso de lograr el auténtico Grand Slam, compuesto por el Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open, pero su caída ante Carlos Alcaraz en el césped británico se lo impidió. Por eso, renovó otra de sus ambiciones para intentar darle la segunda Copa Davis a Serbia en el cierre del año, pero también aquí se quedará con las ganas de llegar a lo más alto.

El número 1 del mundo se consagró a nivel internacional en 2010 y este sábado, contra Italia, tuvo entre sus manos la posibilidad de liquidar el pase a la tercera final del país en su historia (fue subcampeón en 2013). Sin embargo, Jannik Sinner se tomó revancha de la derrota en la final del ATP World Tour Finals. Tras reponerse a un triple match point en contra, lo venció 6-2, 2-6 y 7-5 en 2 horas y 24 minutos para emparejar la serie de semifinales con Italia. Anteriormente, Miomir Kecmanovic se había impuesto a Lorenzo Musetti por 6-7 (7), 6-2 y 6-1.

Nole llegó a estar 5-4 en el tercer set con una distancia de 40-0. Solo un punto aseguraba estar en la definición de este domingo ante Australia en Málaga, pero el tenista de 36 años no pudo cerrar el encuentro y le dio una vida más a Sinner, quien ganó cinco puntos consecutivos en ese game. De esta forma, el 4° del ranking ATP pulverizó la marca de 21 victorias consecutivas en individuales de Copa Davis correspondiente a su colega, quien no perdía desde el 18 de septiembre de 2011, cuando abandonó ante el argentino Juan Martín del Potro. En aquella oportunidad, Argentina avanzó a la final y la perdió con España.

Con el ánimo por las nubes, Sinner sustituyó a Simone Bolelli en el dobles compartido con Lorenzo Sonego. Con la sangre en el ojo, Novak Djokovic buscó su propia revancha en pareja con Kecmanovic, pero sufrieron una dura eliminación por 6-3 y 6-4 en poco más de una hora y media de juego en el Palacio de Deportes Martín Carpena. Así finalizó el derrotero de unas 48 horas de furia para Nole.

Novak Djokovic deberá esperar para volver a alzar la Ensaladera de Plata hasta 2024 de mínima (REUTERS/Violeta Santos Moura)
Novak Djokovic deberá esperar para volver a alzar la Ensaladera de Plata hasta 2024 de mínima (REUTERS/Violeta Santos Moura)

El hombre de 36 años se había quejado de una situación puntual con los medios serbios después de la clasificación entre los cuatro mejores. Luego de mantener cruces acalorados con el público en la victoria que sentenció la llave de cuartos contra el representante de Gran Bretaña, Cameron Norrie, protestó la realización de un control antidopaje sorpresa a 90 minutos del inicio del duelo desarrollado este jueves.

“Me han avisado una hora y media antes de empezar, cuando tengo mis rutinas previas a los partidos y no tengo que pensar en que me saquen sangre o que tendré que dar una muestra de orina”, declaró. Todos los jugadores de su equipo, entre ellos él, se practicaron el test después de la eliminatoria: “Todavía no hice el control antidopaje completo, todavía tienen que sacarme sangre. Decían que después sería demasiado tarde, porque había que dar descanso a los jugadores. Yo le dije que el vencedor, el viernes descansaba”.

Sin embargo, esta práctica es algo habitual y la Federación Internacional de Tenis había dialogado con los ocho capitanes de los equipos involucrados en esta fase de la Copa Davis para informarles la posibilidad de pruebas sorpresa por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) antes o después de los compromisos.

A pesar de esta explicación, Djokovic contraatacó contra uno de los agentes de la AMA: “No me había pasado en 20 años. He discutido con él. Es indignante que me haya estado persiguiendo durante horas. Siempre he defendido los controles, no hay nada que esconder, pero no antes de un partido. Tiene que haber límites”. “No entienden lo que está pasando aquí. No entienden el deporte, no entienden dónde están”, cerró.

El máximo ganador de Grand Slams en la rama masculina se despidió de alcanzar el récord logrado por el chipriota Marcos Baghdatis con 36 victorias consecutivas en individuales por Copa Davis y deberá renovar las ilusiones de levantar la Ensaladera de Plata en 2024, ya que Italia le sopló el lugar para volver a una final después de 25 años (perdió con Suecia en 1998) y buscará el cetro del tenis mundial este domingo ante el vigente subcampeón del mundo, Australia.