Glorioso regreso de Simone Biles: ganó el Mundial de Gimnasia y se ilusiona con estar en los Juegos Olímpicos de París

La estadounidense se lució en Amberes y se colgó la medalla de oro individual

Compartir
Compartir articulo
La estadounidense se quedó con el título en Amberes

La leyenda de la gimnasia Simone Biles, de regreso al alto nivel tras dos años de parón, logró este viernes en Amberes su 21º título mundial al ganar el concurso general, a menos de diez meses de los Juegos de París 2024. Ya ganadora por equipos el miércoles, la estadounidense logró 58,399 puntos para quedar por encima de la brasileña Rebeca Andrade (56,766), que defendía el título, y de su compatriota Shilese Jones (56,332), quienes completaron el podio.

La norteamericana de 26 años firmó una actuación digna de su grandeza, logrando la mejor puntuación en tres de los cuatro aparatos. Solo las barras asimétricas, que nunca fue su preferido, se le escaparon. Con dos días de competición por delante, todo indica que la colección de la estadounidense aumentará, con cuatro finales por disputar.

Biles está firmando en la ciudad belga de Amberes el regreso soñado, dos años después de la pesadilla que vivió en los Juegos de Tokio, marcados por los twisties que sufrió y que le impidieron continuar en competencia.

En la clasificación, la deportista ya había añadido una nueva línea a su leyenda acertando con un salto inédito de una dificultad extrema que ya lleva su nombre. El miércoles, con sus compañeras Shilese Jones, Leanne Wong, Skye Blakely y Joscelyn Roberson, que se lesionó en el calentamiento, Biles superó a Brasil para lograr el oro por equipos.

El salto nunca antes visto de Simone Biles que lleva su nombre

Este viernes, subió por 27ª vez a un podio mundial y, a pesar de la costumbre, no pudo evitar emocionarse: “De hecho, tenía algo en el ojo y no era capaz de quitármelo, les juro que es verdad. ¡Pero claro que estaba emocionada! Hace diez años gané aquí mi primer título Mundial y estoy de vuelta al mismo sitio, quiere decir muchas cosas para mí, visto cómo he luchado por regresar y sentirme con confianza para competir”.

La gimnasta de 1,42 metros regresa en el momento perfecto para afrontar los Juegos de París con total confianza. “Siempre tiene dificultades, no es perfecta. Pero ha probado a todo el mundo que puede ser mejor que antes, es como el vino, mejora con la edad”, dijo su entrenadora, la francesa Cecile Landi.

Biles finalmente se refirió a sus compañeras de podio: “Hemos tenido un podio 100% negro, encuentro esto increíble, ¡chicas negras mágicas!, sonrió. “Espero que esto muestre a las niñas pequeñas que todo es posible si deciden entrenar duro”.

Con información de AFP