El deporte argentino está de luto: murió Juan Carlos Harriott, una leyenda del polo

Tenía 86 años y con 20 conquistas fue el máximo ganador del Abierto de Palermo. Para muchos, es considerado el mejor polista de la historia. Una jugada suya inspiró la “Gran Willy” de Guillermo Vilas

Guardar

Nuevo

Harriot ganó 20 veces el Abierto de Palermo y es considerado el mejor polista de la historia (Crédito: @Juan Carlos Harriott)
Harriot ganó 20 veces el Abierto de Palermo y es considerado el mejor polista de la historia (Crédito: @Juan Carlos Harriott)

El polo argentino está de luto por el fallecimiento de Juan Carlos Harriott, considerado el mejor exponente en la historia de este deporte. Su partida fue este lunes a los 86 años y está en el olimpo del deporte nacional. Ganó en 20 ocasiones el célebre Abierto de Palermo y jugó hasta los 44 años. Recibió cinco Olimpia de Plata (1970, 1975, 1976, 1977 y 1978) y en 1976 obtuvo el de Oro. En 1980 le entregaron el Premio Konex de Platino y un Diploma al mérito por dicha entidad. En 2015 ingresó en el Salón de la Fama del Polo y es una leyenda de esta disciplina.

Nació en la localidad bonaerense de Coronel Suárez el 28 de octubre de 1936. Se lo conoció como el Inglés o Juancarlitos para distinguirlo de su padre, también polista. En 1953 obtuvo su primer gol de hándicap, el mismo año ascendió a 3, llegando a 10 en 1961 y manteniéndolo hasta su retiro en 1980.

Es dueño del récord al haber ganado 20 veces el Abierto de Palermo, 15 veces el Abierto de Hurlingham y 7 veces el Abierto de Tortugas. Además, con su equipo, Coronel Suárez, consiguió otro récord con 38 torneos ganados. Ganó la Triple Corona en 4 oportunidades (1972, 1974, 1975 y 1977), 2 de ellas en forma consecutiva.

Harriot levantando uno de sus tantos trofeos (Crédito: @Juan Carlos Harriott)
Harriot levantando uno de sus tantos trofeos (Crédito: @Juan Carlos Harriott)

Representando a la Argentina venció en la Copa de las Américas en 1966, 1969, 1979 y 1980; además de ganar la Copa Sesquicentenario de 1966. Logró más de 50 títulos en las grandes copas incluidas en las temporadas oficiales de la Asociación Argentina de Polo. En 1975 y 1976, con el equipo de Villafranca, ganó la Copa de Oro de Sotogrande, España.

“Desde chico fui medio fanático, me crié en Coronel Suárez, en dónde se jugaba mucho polo desde 1929 y quién introdujo el mismo fue el ‘Paisano’ Andrada y luego prendió en las familias Garrós, Alberdi, Amadeo Videla y mi familia”, recordó en una entrevista con el sitio Más Polo.

“Al polo le agradezco porque me dio amigos, la posibilidad de viajar, no me dio enemigos y jugué 2 series de la Copa de las Américas en 1979 y 1980, con buenos compañeros contra Estados Unidos, ganando los 2 partidos en Estados Unidos y los partidos en Palermo, estas series para Argentina las jugué con el equipo completo de Coronel Suárez y fueron las que más me divertí”, agregó.

Juan Carlos junto a Adolfo Cambiasso, uno de sus herederos en la élite del polo (Crédito: @Juan Carlos Harriott)
Juan Carlos junto a Adolfo Cambiasso, uno de sus herederos en la élite del polo (Crédito: @Juan Carlos Harriott)

Además, inspiró una jugada que Guillermo Vilas patentó en el tenis, la mítica “Gran Willy”. Fue a raíz de una publicidad del whisky Old Smuggler, que protagonizó Harriott y ejecutó un backhander (golpe de taco hacia atrás), entre las patas de su caballo.

Una vez retirado se dedicó a pasar sus días en su estancia La Felisa, ubicada en su querido Coronel Suárez. Siempre acompañado de los caballos, también se mantuvo cerca del polo y fue una visita ilustre en cada edición del Campeonato Argentino Abierto de Polo y otros eventos de élite de esta actividad.

Muy querido en el ambiente, Juan Carlos deja muchos amigos. El polo vive horas de tristeza por su partida, pero también destaca el legado que dejó en esta disciplina y que seguirá siendo una referencia para siempre en el deporte.

Guardar

Nuevo

Ver más