Habló el peleador de UFC que lideró una banda que se llevó 70 millones de dólares y protagonizó el “robo del siglo” británico

Lee Murray está detenido desde 2006 en Marruecos purgando una pena de 25 años tras ser señalado como líder de la agrupación criminal que llevó a cabo un plan impactante

Compartir
Compartir articulo
Lee Murray dentro de una jaula de MMA meses antes del impactante robo (Foto: Jules Annan/Avalon/Getty Images)
Lee Murray dentro de una jaula de MMA meses antes del impactante robo (Foto: Jules Annan/Avalon/Getty Images)

El plan estuvo pensado minuciosamente, estudiado con precisión. Sabían que por ese depósito pasaban millones y millones de libras esterlinas a diario provenientes del Banco de Inglaterra. Infiltraron a una persona, para luego darle paso al mapa planificado y así llevar a cabo el delito: secuestraron en la carretera al gerente del lugar y también a su familia. Llegaron al depósito con este trabajador como llave maestra, ingresaron sin que los policías sospecharan y tomaron como rehenes a 14 personas apoyándose en sus pistolas, escopetas, rifles de asalto y metralletas. Aquella noche del 22 de febrero del 2006 se llevaron 52.996760 libras esterlinas (unos 70 millones de dólares) en billetes usados y sin usar. El botín era tan grande e imposible de trasportar que debieron dejar atrás otros 150 millones de libras que no entraban en el camión.

El peleador de artes marciales mixtas, Lee Murray, fue señalado poco después como el líder de la banda. El cerebro del robo del siglo británico. Fue capturado semanas más tarde en Marruecos, a donde viajó para evitar la extradición amparándose su nacionalidad marroquí. Desde entonces, está tras las rejas purgando una pena de 25 años: en 2009 desbarataron un plan que estaba ideando para escapar de la prisión de la ciudad de Salé.

En los próximos días se publicará en Estados Unidos una serie documental llamada “Catching Lightning” que tendrá al ex deportista profesional en el centro de la escena. “Si pudiera hacer retroceder el reloj y cambiar lo que hice, no cambiaría lo que hice. Soy quien soy hoy y estoy feliz como estoy hoy. En ese entonces yo era un hombre salvaje. No pensé. No pensé bien. No pensé en el futuro. La forma en que pienso ahora es totalmente diferente”, declaró el señalado como líder de la banda criminal en este nuevo trabajo audiovisual, según publicó el diario británico The Sun.

“En prisión, puedes ver lo que es importante en la vida. En ese tiempo he tenido a mi hijo menor Lorenzo y también tengo a mi mujer Nicola y no los cambiaría por nada del mundo. Y en cuanto a mis otros hijos, sabes que no he estado allí para ellos. Creo que estando en prisión, estoy aprendiendo de mis errores y creo que eso los beneficiará cuando me liberen y pueda estar con ellos. Lamento lo que hice. Lo siento por las víctimas del robo. Lastimé a mucha gente. También lastimé a mi propia familia. Los convertí en víctimas. Cometí un error”, agregó.

Murray vs. Silva, la pelea más emblemática de su carrera (Foto: Jules Annan/Avalon/Getty Images)
Murray vs. Silva, la pelea más emblemática de su carrera (Foto: Jules Annan/Avalon/Getty Images)

A los 45 años, todavía tiene ocho años más de pena por delante. Sin embargo, no pierde las esperanzas de poder abandonar antes la vida detrás de los barrotes y tener una reaparición en el octágono. Aún están frescos sus recuerdos de su pelea más épica, cuando en 2004 logró combatir hasta el final con el mítico atleta brasileño Anderson Silva. Si bien registra diversas actuaciones en otras empresas de artes marciales mixtas, también cuenta con una única presentación bajo la UFC: venció por sumisión a Jorge Rivera en enero del 2004.

“Pelear es mi vida. Pelear está en mi sangre. Si no estoy allí luchando contra mí mismo, voy a llevar gente allí. De una forma u otra, necesito ganar ese título de UFC. Mi historia no ha terminado. Este no es el final”, anunció con el deseo también de abrir un gimnasio una vez que se purgue su pena.

La reconocida revista Sports Ilustrated afirmó años atrás que ese plan, que se inició con el grupo de ladrones haciéndose pasar por Policías y terminó con una camioneta repleta de libras, está catalogado como “el robo de efectivo más grande de la historia llevado a cabo sin una sola lesión física o incluso sin disparar una bala”. La inteligencia que tuvieron para trazar las líneas del atraco no la tuvieron luego, donde cometieron múltiples errores que significaron pistas claves para que los investigadores terminaran poniendo tras las rejas a varios de los involucrados. Sin embargo, aún siguen sin hallarse más de 30 millones de libras...

Seguir leyendo: