Video: Maratón electoral en la India, la quinta potencia del mundo y actor clave en el juego del poder global

El 19 de abril, se inició un largo proceso de votación en la democracia más poblada del planeta. Está en juego el destino de más de 1420 millones de habitantes. ¿Cómo se vota y qué se decide en estas elecciones?

Compartir
Compartir articulo

El futuro de la India, la quinta potencia del planeta, se decidirá en las urnas durante el próximo mes y medio de votaciones. Unos 968 millones de habitantes están habilitados para emitir su sufragio, a lo largo de siete rondas electorales que tendrán lugar hasta el próximo 1° de junio en los 28 estados y ocho territorios de la unión.

¿Qué está en juego en estas elecciones?

Como cada cinco años, la población de la India inicia una larga maratón electoral para decidir quiénes serán los 543 miembros de la Cámara Baja del Parlamento, la Lok Sabha. El voto es electrónico y por el sistema uninominal. Es decir, cada una de las 543 circunscripciones del país elige un diputado.

La población india comienza una larga maratón electoral para decidir quienes serán los miembros de la Cámara Baja del Parlamento la Lok Sabha. (Foto: archivo DEF)
La población india comienza una larga maratón electoral para decidir quienes serán los miembros de la Cámara Baja del Parlamento la Lok Sabha. (Foto: archivo DEF)

El primer ministro Narendra Modi, líder del Partido Popular Indio (BJP, por su sigla en inglés), busca mantener la mayoría absoluta que consiguió en las últimas dos elecciones, que se desarrollaron en 2014 y en 2019. Modi es el jefe de gobierno que ha acumulado mayor poder político en los últimos 40 años. Su partido se posiciona como favorito en todos los sondeos.

Su principal rival es Rahul Gandhi, líder del legendario Partido del Congreso, quien encabeza la opositora “Alianza Nacional para el Desarrollo Inclusivo de la India” (INDIA, por su sigla en inglés).

Rahul Gandhi es la quinta generación de una dinastía familiar que siempre se codeó con el poder. Su bisabuelo, el Pandit Nehru, lideró el proceso de independencia del Reino Unido. Su abuela Indira gobernó durante 15 años. Y su padre Rajiv lo hizo durante cinco años. Su madre, la italiana Sonia Gandhi, viuda de Rajiv, también fue líder partidaria, pero su condición de extranjera le impidió llegar al poder.

Modi buscará mantener la mayoría absoluta. (Foto: AFP)
Modi buscará mantener la mayoría absoluta. (Foto: AFP)

Un futuro luminoso, un presente con claroscuros

Con un promedio de edad de 28 años, la India está en condiciones de aprovechar su “dividendo demográfico”, definido por Naciones Unidas como el impulso a la productividad económica que deriva del aumento de la población económicamente activa. En pocas palabras, es una sociedad joven con una enorme masa de trabajadores y emprendedores, sobre todo en el sector digital y de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, no todas son buenas noticias. Hay todavía 229 millones de habitantes que viven en la pobreza. También existen grandes discusiones sobre los derechos de las minorías religiosas, principalmente la comunidad musulmana, la segunda más grande a nivel mundial detrás de la de Indonesia.

Los detractores del gobierno de Modi también alertan sobre un peligroso viraje autoritario en el discurso de su partido, el BJP, y un férreo control sobre los medios de comunicación. Durante su actual mandato, suprimió el estatus de autonomía especial del que gozaba la región de Cachemira –la única de mayoría musulmana en el país– y aprobó una polémica enmienda de la Ley de Ciudadanía, que perjudica a los inmigrantes de religión islámica de los países vecinos.

Rahul Gandhi es el principal rival de la oposición. (Foto: archivo DEF)
Rahul Gandhi es el principal rival de la oposición. (Foto: archivo DEF)

India, un equilibrista en el escenario internacional

Como telón de fondo de la política exterior de la India, cabe destacar su carácter de potencia nuclear no firmante del Tratado de No Proliferación, y las históricas disputas fronterizas con Pakistán, única potencia nuclear musulmana. Nueva Deli cuenta con el séptimo ejército más poderoso y el segundo más numeroso del mundo.

Sus excelentes vínculos con Washington se han plasmado en la participación de India en el Quad, foro de Defensa conformado con EE. UU., Australia y Japón. Lejos de un alineamiento automático, la India también forma parte de los BRICS, junto a China, Brasil, Rusia y Sudáfrica. Y, desde hace seis años, integra la Organización de Cooperación de Shanghái, apadrinada por Rusia y China, que vela por la paz en la región de Asia Central.

La India es una sociedad joven con una enorme masa de trabajadores y emprendedores. (Foto: AFP)
La India es una sociedad joven con una enorme masa de trabajadores y emprendedores. (Foto: AFP)

Hasta ahora, este delicado equilibrio parece haberle dado al gobierno indio cierto margen de maniobra para mantener su autonomía, en medio de la disputa geopolítica entre EE. UU. y China.

Nueva Deli tampoco se ha adherido a las sanciones occidentales contra Rusia y se abstuvo de condenar la invasión a Ucrania, aunque Narendra Modi le dijo a Putin que “este no es un momento para guerras”. Fue en un cara a cara durante una cumbre regional en septiembre de 2022.

Esta es la realidad de un país complejo que, a pesar de sus múltiples problemas irresueltos, está llamado a desempeñar un rol cada vez más protagónico en el ajedrez del poder mundial.