Una nueva revolución tecnológica: la inteligencia artificial llega para quedarse y se abre el debate

Parece que en muy poco tiempo el concepto de “Inteligencia Artificial” empezó a cobrar mucho más sentido y está en boca de todo el mundo debido a sus rápidos y efectivos avances

Compartir
Compartir articulo
En los últimos meses, una de la inteligencias  artificiales del momento, chat GPT, generó revuelo en tan solo unos días y ya cuenta con varias actualizaciones y versiones (Reuters)
En los últimos meses, una de la inteligencias artificiales del momento, chat GPT, generó revuelo en tan solo unos días y ya cuenta con varias actualizaciones y versiones (Reuters)

Y es que si bien parece ser un tema que se presenta hoy, el desarrollo de esta tecnología se remonta a 1942, para la sorpresa de muchos. Sin embargo, cada vez es más inminente la llegada de herramientas de este tipo en nuestro día a día, con la capacidad de automatizar procesos y dar resultados más específicos, personalizados e instantáneos.

En los últimos meses, una de las inteligencias del momento, Chat GPT, generó revuelo en tan solo unos días y ya cuenta con varias versiones y actualizaciones, pero, ¿qué es? Se trata de un chatbot diseñado a partir de inteligencia artificial especializado precisamente en el diálogo. Fue desarrollado por OpenAI en 2022, reconocida empresa sin fines de lucro y especializada en la investigación de inteligencia artificial. Se fundó en 2015 por líderes tecnológicos de los últimos tiempos como Elon Musk y Sam Altman. De momento, cuentan con su última versión, GPT-4, la cuál tiene ajustes técnicos y puede tener conversaciones más orgánicas. Sin embargo, esto no comienza acá.

¿CÓMO FUNCIONA CHAT GPT?

Las siglas de GPT significan Generative Pre-trained Transformer (Transformador Preeentrenado Generativo), lo cual indica la esencia y el objetivo principal de esta herramienta. De hecho, el chatbot está construido a partir de lo que se llama aprendizaje supervisado y aprendizaje reforzado. La minería de datos o el aprendizaje reforzado es una técnica para deducir una función a partir de datos de entrenamiento, es decir, hacer una predicción. Por otro lado, el reforzado se utiliza para comprender las relaciones dentro de los conjuntos de datos.

Combinando estas funciones y técnicas, el chatbot se vuelve apto para mantener una conversación con respuestas que llegan en cuestión de segundos; casi como si estuviese hablando con una persona real. Es también el caso de otras tecnologías de inteligencia artificial como los generadores de imágenes a partir de cualquier concepto o idea. De hecho, mantener una consulta con el chat o estas plataformas da una sensación orgánica y coherente. Inclusive se cree que hay muchas funciones que todavía no han sido descubiertas por los usuarios y que se puede explotar mucho más su capacidad.

LA IA COMO POTENCIADOR DE EMPLEOS

Hubo un antes y un después de una de las herramientas más populares a día de hoy. Pero su principal característica es que masificó el consumo de la misma y generó un cambio significativo en el modo en el que el público tenía de verlo. Así lo ve Fredi Vivas, CEO de Rocking y especialista en el tema, quien mantuvo un dialógo con DEF: “Diría que es la mayor revolución tecnológica desde la popularización de Internet en la segunda mitad de la década del noventa”. Antes era más bien visto como un patrimonio empresarial para recomendar contenidos, productos o mantener al usuario dentro de un algoritmo y tenía una visión más bien pesimista. Vivas sostiene que en la actualidad se ve una imagen mucho más cercana y como instrumentos que pueden hacer la vida cotidiana más fácil y sencilla.

Para Fredi Vivas, la inteligencia artificial es la mayor revolución tecnológica desde la popularización de Internet a mediados de los 90 (Fernando Calzada)
Para Fredi Vivas, la inteligencia artificial es la mayor revolución tecnológica desde la popularización de Internet a mediados de los 90 (Fernando Calzada)

“Toda la tecnología lleva a la humanidad a generar contenido en donde nosotros somos mejores haciéndolo” comenta contundentemente Matías Karlsson. Es decir, la inteligencia artificial no vino a reemplazar los trabajos donde el ser humano tiene su impronta, sino que los potencia. Con esta nueva popularidad que está adquiriendo el tema, es también un hecho que su uso y funcionamiento genere dudas, incertidumbres y miedos como, por ejemplo, el reemplazo de los trabajos hechos por personas.

Fredi Vivas explica que como humanidad somos mucho más que un trabajo en específico. También agrega que generalmente las grandes revoluciones tecnológicas a lo largo de la historia han reemplazado tareas, pero al mismo tiempo generaron muchos puestos de trabajo, ya sea de forma directa o indirecta. Uno de los trabajos más comunes hoy son los prompt engineers que tienen como tarea principal crear consignas o preguntas que sean claras y concisas para que los usuarios puedan comunicarse mejor con Chat GPT. Robin Liu, fundador de uno de los motores de búsqueda más importantes (Baidu), indica que en diez años la mitad de los puestos de trabajo serán relacionados a eso.

Como dijo Lovelace en su momento, la inteligencia artificial no puede funcionar por sí sola, sin tener una contribución humana. Es por eso que para el Chat GTP, o cualquier herramienta que funcione en base a respuestas premeditadas utilizadas con un conjunto de algoritmos, es imposible formular una hipótesis. No puede hacer una suposición a partir de datos, sino que tiene al alcance toda la información del mundo y puede utilizarla para proveer una respuesta. Según Matías Karlsson, es el único aspecto en donde todavía queda mucho por investigar para que se rompa ese paradigma.

Mientras tanto, la visión y el ojo humano todavía siguen siendo importantes. “No es una cuestión para preocuparse, sino más bien para ocuparse, por eso capacitarnos en el uso de data e inteligencia artificial es fundamental” remarca Vivas, el fundador de Rocking Data, empresa que potencia y estimula el costado tecnológico de los negocios. Además, resalta la importancia de insistir en el aprendizaje permanente tanto en las organizaciones como en las universidades y colegios como nuevo paradigma educativo.

Combinada con distintas funciones y técnicas, ChatGPT se vuelve apto para mantener una conversación con respuestas que llegan en cuestión de segundos (Getty Images)
Combinada con distintas funciones y técnicas, ChatGPT se vuelve apto para mantener una conversación con respuestas que llegan en cuestión de segundos (Getty Images)

LAS AMENAZAS DE LA IA

Así como en este último tiempo hubo muchas novedades en el tema, también existieron quienes quisieron impedirlo. Elon Musk, uno de los fundadores de Open AI, convocó y financió una carta abierta para frenar el avance de la inteligencia artificial y todo lo que esté relacionado a Chat GPT. Lo que se pide es un período de freno al no saber qué tipo de alcance tiene esta tecnología y qué puede llegar a pasar. Sin embargo, gran parte de la opinión general en redes sociales es que resulta imposible frenar ahora y, mismo, los investigadores no van a parar solo porque unos académicos lo digan. Sin embargo, las preocupaciones descritas en la carta son genuinas.

“Una superinteligencia desalineada podría causar un daño grave al mundo; un régimen autocrático con una superinteligencia decisiva podría hacer eso también”. Es una de las varias inquietudes expuestas en la carta. Al ser una herramienta que contiene mucho poder, puede ser utilizada tanto para el bien como para el mal. Es por esto que se exige un organismo regulador de GPT-4 a través de algún tipo de legislación. A nivel político e internacional es importante que sus líderes sepan su uso y, además, puedan controlarlo para evitar desastres.

Aún así, según Karlsson, Elon Musk podría también estar solicitando la regulación y el período de freno del desarrollo de GPT-4 para adelantarse a la jugada. El magnate estadounidense ya está contratando un grupo de ingenieros informáticos especializados en el tema y que parecen ser los mejores en el rubro. Podría especularse que simplemente quiere seis meses para adelantar y presentar un proyecto mejor y que le compita a Chat GPT.

“Puede ser tanto extremadamente beneficiosa en el día a día, como una catástrofe para los sistemas de información, la creatividad, y las personas” explica Macarena Corgal, académica y especialista en Inteligencia Artificial. Es decir, los beneficios o amenazas dependen exclusivamente de cómo se utilice la herramienta elegida para hacer uso del fenómeno computacional. Versión a versión, se busca que el chatbot sea lo más “seguro” posible. En otras palabras, que no hable o ayude a una persona que busca usarlo para el mal. Un ejemplo podría ser que alguien pida asistencia para hackear un sistema de ciberseguridad (de cualquier lugar).

"La inteligencia artificial se encuentra en nuestro día a día desde cuando nos despertamos hasta cuando enviamos un mensaje de 'buenas noches' a través de una plataforma de mensajería", explica Macarena Gorgal (Fernando Calzada)
"La inteligencia artificial se encuentra en nuestro día a día desde cuando nos despertamos hasta cuando enviamos un mensaje de 'buenas noches' a través de una plataforma de mensajería", explica Macarena Gorgal (Fernando Calzada)

ARGENTINA EN IA

Según un Índice de IA y Valores Democráticos creado por el organismo Center for AI and Digital Policy, Canadá, Japón y Corea del Sur se encuentran entre los primeros tres países que utilizan esta tecnología de manera ética. Dentro del informe, se pueden ver distintas medidas y programas desarrollados en estos países que impulsan e implementan el uso responsable de la IA. Argentina se encuentra en el puesto 11 de 75 países. De hecho, se encuentra situado en el segundo nivel de análisis, el cual corresponde a uno muy alto. Dentro de las estrategias mencionadas en el informe, en las de Argentina se destacan proyectos en pos de la educación, el empleo y la recolección de data. “Argentina cuenta con todo lo necesario para desarrollar e implementar esta variante de sistemas, es cuestión de ponerlo en marcha” comenta Macarena Gorgal. El reporte de este año cuenta con más de 200 trabajos a lo largo del mundo.

Además, Matías Karlsson explica que en su día a día trabajando fuertemente con la inteligencia artificial todavía no logran entender el cómo funciona del todo. Hay una gran cuota de entrenamiento humano con las consignas y mucha información y data recabada de internet. Pero el cómo genera distintas asociaciones para llegar a un resultado es una incógnita. “Sí sabemos cuando se activa algo y hace un camino de un lugar a otro, pero el cómo estas redes neuronales asocian un concepto con otro es una cuestión que por el momento no hemos logrado comprender” expresa el desarrollador.

Si bien es una temática que hoy es muy popular, la inteligencia artificial y el machine learning ya viene impactando en nuestra vida cotidiana hace ya unos años desde otras perspectivas. Desde la redacción inteligente que sugiere qué escribir basado en la frase que ya escribiste y las redes sociales que utilizan un algoritmo para analizar el contenido que consume el usuario hasta las aspiradoras inteligentes que recolectan varios datos de un hogar, esta tecnología acompaña la cotidianeidad constantemente. Inclusive la aplicación de celular más simple probablemente tenga su cuota de inteligencia artificial.

Desde el lanzamiento de Open AI, los desarrollos de la Inteligencia artificial se aceleraron (Reuters)
Desde el lanzamiento de Open AI, los desarrollos de la Inteligencia artificial se aceleraron (Reuters)

¿HASTA DÓNDE PUEDE LLEGAR?

“La inteligencia artificial hoy mismo se encuentra en nuestro día a día desde cuando nos despertamos, porque elegimos el horario de la alarma con nuestro smartphone y la herramienta conoce nuestros patrones de sueño, hasta cuando enviamos un mensaje de ‘Buenas noches’ a través de una plataforma de mensajería”, así lo explica Gorgal. Es infinita la cantidad de información que se obtiene y puede analizar a través de nuestros movimientos, incluso los que uno pensaría que son insignificantes. Es mucho lo que se expone a estas tecnologías y es práctico para muchas cuestiones, pero puede generar dudas hacia dónde va esa información.

Fredi Vivas ve esta masificación como una gran oportunidad: “De eso se tratan los próximos cinco años a mi modo de ver: de una gran democratización del poder de la inteligencia artificial, que llegará a todas las personas, industrias y organizaciones”. Es un resultado que, en sus ojos, da frutos al liberarlo al público y que los aciertos, errores y testeos de modo de uso sea algo popular y no solo selecto a algunas personas. Es así como Open AI y Chat GPT comenzaron una nueva revolución tecnológica, y una de las más grandes llevado al caso.

La profesora Gorgal indica que es imposible e impensado pensar en un horizonte de acá a diez años al ser una herramienta que se transforma tanto en el día a día. Al contar con muchas herramientas generadoras de imágenes, vídeos, audios y demás, ya solo con eso son infinitas las posibilidades y oportunidades para incorporarlo a distintos ámbitos de nuestra vida diaria. “Siempre que existió una cultura superior a nosotros, rara vez trató de dominar a la fuerza, en el caso de que en algún momento la IA sea superior a la inteligencia humana yo no creo que quiere dominarnos” manifiesta Karlsson.

Matías Karlsson explica que el alcance de estas tecnologías en el último tiempo fue tan vertiginoso que "es imposible saber hacia donde va a ir". (Fernando Calzada)
Matías Karlsson explica que el alcance de estas tecnologías en el último tiempo fue tan vertiginoso que "es imposible saber hacia donde va a ir". (Fernando Calzada)

LOS LUGARES POR CONQUISTAR

En cuanto a los rubros en donde todavía no vimos el máximo potencial de la inteligencia artificial, Gorgal indica que en Argentina podría ser en los servicios públicos o en el Internet de las Cosas (Internet of Things). Es decir, la capacidad de automatizar procesos que aún no lo son, como el switch de la energía eléctrica. “Esta clase de implementaciones, a gran escala, poseen beneficios tanto de ahorro de consumo eléctrico y la posterior distribución equilibrada de recursos, hasta flujos de datos para la toma de decisiones energéticas que potencien el desarrollo sostenible y desarrollo social sostenible” explica la profesora y especialista.

Esta tecnología es ultra transversal y es por eso que puede insertarse en cualquier rubro, inclusive el más abstracto. Fredi Vivas comenta que, hoy por hoy, los chatbots pueden escribir poemas y componer canciones. Antes era impensado incluir inteligencia artificial en lugares de arte, música o cualquier aspecto que tenga un gran porcentaje de creatividad. Siempre y cuando lo haga a partir de conocimiento e información preexistente. “Está incursionando en rubros que creíamos que serían siempre patrimonio de la humanidad y eso va a generar un debate muy fuerte” plantea Vivas.

Matías Karlsson explica que el avance de estas tecnologías en el último tiempo fue tan vertiginoso que es imposible saber hacia dónde va a ir. Sin embargo, es un punto de inflexión para la humanidad y del cual no hay retorno. “Empezó una carrera por las inteligencias artificiales generativas que va a cambiar todo” predice el especialista. Con la herramienta en manos del público, ahora entran en juego muchos más actores de los pensados y el desarrollo puede tomar cualquier rumbo en cualquier industria y desde cualquier lugar, ya sea un laboratorio, una empresa multinacional o un usuario desde su casa.

El no entendimiento de distintos procesos puede ser un arma de doble filo. No se sabe hasta qué punto puede llegar y parece que todavía no hay un matiz cerrado sobre cómo es que piensa y procesa distintas conclusiones o respuestas. Si bien no puede crear una hipótesis, es inalcanzable su conocimiento y sus capacidades. Tanto para lo bueno como para lo malo. Todavía no hemos visto sus límites y es posible que no existan. Pero la inteligencia artificial llegó para quedarse y solo queda ver cómo avanzará en el futuro (tal vez, no tan lejano).

Seguir leyendo: