Detrás de X: la batalla de Elon Musk por la red social que alguna vez fue Twitter

Una historia de poder, controversia y la lucha por la libertad de expresión en línea. ¿La nueva gestión hizo cambios necesarios o su intervención es una amenaza para la red social? Dos libros cuentan qué pasó

Compartir
Compartir articulo
Elon Musk y su batalla por la red social. (REUTERS/Gonzalo Fuentes/File Photo)
Elon Musk y su batalla por la red social. (REUTERS/Gonzalo Fuentes/File Photo)

Un visionario, un emprendedor innovador, un autócrata; un hombre que intervino en esa red que sus usuarios consideraban tan suya y que ¿transformó? Twitter, ahora conocida como X, ya tiene 18 años y Elon Musk, el magnate que ahora la controla, sigue generando continuas controversias y libros sobre su figura.

Elon Musk se ha visto obligado a conciliar dos imperativos, según dos nuevos trabajos que intentan analizarlo. Por un lado, asegurar la libertad de expresión hasta sus últimas consecuencias, lo que puede no ser tan simpático en la práctica; por otro, generar ingresos.

Los textos en cuestión son The battle for the bird (La batalla por el pajarito), de Kurt Wagner, y Extremely Hardcore (Extremadamente hardcore), de Zoë Schiffer. Ambos ofrecen un análisis profundo y distintivo sobre los desafíos y controversias que han marcado la dirección de la empresa bajo los mandatos de Musk y su predecesor, Jack Dorsey.

Sin embargo, no comparten la misma perspectiva. Mientras Wagner se centra en los aspectos empresariales y en cómo Dorsey se sintió incómodo con las presiones de dirigir una empresa cotizada en bolsa, Schiffer explora la gestión de Musk, resaltando el caos que siguió a su adquisición de la red social.

Un trabajador desmonta un cartel de Twitter, que pasa a llamarse X, en julio de 2023. (REUTERS/Carlos Barria TPX)
Un trabajador desmonta un cartel de Twitter, que pasa a llamarse X, en julio de 2023. (REUTERS/Carlos Barria TPX)

Según Wagner, Dorsey, animado por sus nuevas pasiones como Bitcoin, comenzó a distanciarse de Twitter, incluso después de intentar reposicionarla como un sitio clave para el periodismo en tiempo real. Sin embargo también señala que Dorsey se mostró reacio a aceptar los costos y responsabilidades de una verdadera organización de noticias, insistiendo en que el papel de la red era simplemente servir de plataforma para una superposición de voces.

Hasta que Donald Trump fue vetado en enero de 2021 por alimentar una insurrección popular, a Dorsey parecía no importarle que Twitter amplificara la retórica incendiaria del ex mandatario republicano: “Creo que necesitamos escuchar todos los extremos para encontrar el equilibrio”, sostenía allá por 2016.

Según Wagner, “dirigir Twitter se había vuelto poco divertido para Dorsey”. Con Musk es menos piadoso: relata milimétricamente cómo puso en riesgo la plataforma despidiendo a gran parte de su personal; instruyendo a los empleados que se quedaron a “probar cosas raras” y luego atacándolos, además de restablecer cuentas prohibidas mientras reprimía los discursos que no le gustaban.

"Battle for the bird", de Kurt Wagner
"Battle for the bird", de Kurt Wagner

En su trabajo, Wagner da más precisiones sobre las razones que llevaron a Musk a comprar Twitter: dice que el asunto tomó cuerpo cuando le negaron su solicitud de cerrar @ElonJet, una cuenta dirigida por Jack Sweeney que utiliza información disponible públicamente para rastrear el jet privado del empresario sudafricano, lo que molesta al padre de 11 hijos. A partir de entonces comenzó a comprar acciones de Twitter y poco después se sentaba a conversar con su fundador, Jack Dorsey, con la idea de conseguir un puesto en la junta directiva antes de aceptar comprar la plataforma de redes sociales directamente.

Por otro lado, Schiffer destaca cómo Musk, con su estilo temerario y directo, enfrentó dificultades significativas al pasar de ser un usuario activo de Twitter a su propietario, lo que complicó aún más su dirección de la empresa.

Extremely Hardcore toma su título de un memorando que el fundador de Tesla envió al personal de Twitter poco después de adquirir la empresa.“Los atributos que hacían a Musk bueno tuiteando -una combinación de temeridad y desvergüenza- lo hacían extremadamente malo dirigiendo Twitter”, apunta Schiffer, citada por The Washington Post. Esta declaración subraya cómo las características personales de Musk, que alguna vez le sirvieron para destacar en la plataforma, se convirtieron en desafíos al asumir la dirección de la misma.

Jack Dorsey, cofundador de Twitter. (REUTERS/Toby Melville/File Photo)
Jack Dorsey, cofundador de Twitter. (REUTERS/Toby Melville/File Photo)

El intento de Musk por reincorporar a Donald Trump a la plataforma, tras su veto en enero de 2021 ejemplifica uno de esos desafíos. El proceso de restablecimiento de la cuenta @realDonaldTrump demostró ser más complicado de lo esperado, dada la partida de muchos ingenieros capaces de llevarlo a cabo, ordenada por el mismo Musk. Este acto refleja la tensión inherente en el manejo de una plataforma que se debate entre ser un foro libre de expresión y abordar las responsabilidades sociales que conlleva.

Además, Schiffer ofrece un vistazo a la vida interna de Twitter bajo la gestión de Musk, describiéndolo como un líder difícil, propenso a demandas irrazonables y a poner en peligro tanto a sus empleados actuales como pasados. “Hace demandas irrazonables, se niega a escuchar consejos y pone en peligro a sus empleados actuales y anteriores con alarmante regularidad”, escribe Schiffer, resaltando la turbulencia que ha caracterizado la empresa desde la llegada de Musk.

Extremadamente hardcore. El libro de  Zoë Schiffer sobre Elon Musk y X.
Extremadamente hardcore. El libro de Zoë Schiffer sobre Elon Musk y X.

A pesar de los desafíos y controversias que han envuelto a Twitter, los autores de ambos libros mantienen un enfoque colaborativo. “Puede parecer inusual que autores en competencia se entrevisten entre sí sobre sus libros sobre temas similares. Pero Kurt y yo hemos sido amigables durante todo este proceso”, comentó Schiffer, destacando el respeto mutuo y el entendimiento compartido de que la historia de Twitter es vasta y merece ser contada desde múltiples perspectivas.

Estas publicaciones llegan en un momento clave para X, ofreciendo una exploración en profundidad de los retos que han definido su reciente historia y planteando interrogantes sobre su futuro. A medida que la plataforma se prepara para celebrar sus 18 años, las miradas estarán posadas tanto en su pasado como en las posibilidades que el futuro puede deparar bajo su actual liderazgo.

Otros libros sobre Elon Musk

“Elon Musk”; de Walter Isaacson

Walter Isaacson, conocido por sus biografías de figuras históricas como Albert Einstein y Steve Jobs, quiso que Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX y dueño de X (anteriormente Twitter), fuera el sujeto de su más reciente obra. A diferencia de sus biografías anteriores, Musk está vivo, lo que presenta desafíos únicos para Isaacson al intentar capturar la esencia de una figura tan polarizadora y aún activa en el mundo tecnológico. El libro, titulado Elon Musk, cubre desde la infancia difícil de Musk en Sudáfrica hasta sus recientes retos como propietario de una de las redes sociales más influyentes del mundo.

crédito: The Washington Post
crédito: The Washington Post

Allí Isaacson cuenta, por ejemplo, una tremenda escena de formación: “A los doce años, lo llevaron en autobús a un campamento de supervivencia en la naturaleza, conocido como veldskool. «Era El señor de las moscas en versión paramilitar», recuerda. A cada niño se le daba una pequeña ración de comida y de agua, y se le permitía —de hecho, se le alentaba— a pelear por ella. «El matonismo se consideraba una virtud», cuenta su hermano menor, Kimbal. Los niños mayores aprendían con rapidez a dar puñetazos en la cara a los pequeños y a quitarles sus cosas. Elon, que era bajito y torpe emocionalmente, recibió dos palizas. Acabó perdiendo casi cinco kilos.

Hacia el final de la primera semana, dividieron a los chicos en dos grupos y les dieron instrucciones de atacarse mutuamente. «Aquello era demencial y alucinante», recuerda Musk. Cada pocos años moría uno de los niños. Los monitores solían contar esas historias a modo de advertencia: «No seas tan estúpido como ese tonto de los cojones que murió el año pasado —decían—. No seas el débil gilipollas».”

“Elon Musk: El empresario que anticipa el futuro” por Ashlee Vance

Es la edición en español de la biografía de Ashlee Vance y permite a los lectores de habla hispana acceder a la inspiradora historia de Elon Musk.

A través de entrevistas exclusivas con Musk, sus familiares, amigos y rivales, así como con empleados de sus diversas empresas, Ashlee Vance pinta un retrato complejo del hombre detrás de empresas revolucionarias como PayPal, Tesla, SpaceX, y SolarCity.

infobae

La versión traducida conserva la profundidad y el detalle del original, explorando cómo Musk ha logrado impactar y transformar industrias enteras con su enfoque en la innovación y la sostenibilidad. El libro abarca los logros más significativos de Musk hasta la fecha, su filosofía personal y profesional, y su impacto en el desarrollo tecnológico y la exploración espacial. Al igual que la versión en inglés, la biografía en español ofrece una visión integral de la vida de Musk, desde sus primeros años hasta sus ambiciones futuras, proporcionando ejemplos concretos de cómo su trabajo está moldeando el futuro de la humanidad