Todo lo que tengo para decir sobre “Siembra”

En este texto cedido y autorizado para su publicación en Infobae Cultura, el artista panameño expresa su opinión sobre la polémica generada alrededor del disco más importante en la historia de la salsa

Compartir
Compartir articulo
Rubén Blades con Roberto Delgado & Orquesta en vivo - Plástico

Hace 45 años se presentó al público el álbum Siembra.

Ese álbum constituyó el segundo trabajo que hice con Willie Colón (de los cinco grabados.)

La Fania Records lo consideró como una colaboración y no como un álbum individual.

El contenido del disco fue concebido por mi persona, al igual que su título.

Escribí siete canciones para ese álbum pero una de ellas, “Ligia Elena”, la sustituí por el tema “Ojos”, del compositor puertorriqueño Johnny Ortiz, porque me pareció más adecuado para el proyecto.

Concebí la portada del álbum y le comuniqué mi idea a Irene Perlicz, quien hizo el diseño final, con las fotografías en portada de J.P. Posse y las internas de Fabian Ross.

Willie Colón fue el productor del trabajo. Estuvo a cargo de la grabación, ensayos, y todo lo referente a la aprobación de canciones y arreglos musicales.

Contrario a lo que algunos asumen, soy el autor de la música y la letra de “Siembra” y de las otras canciones que escribí y que Willie y yo grabamos en nuestros álbumes, no solo la letra.

infobae

Los arreglistas del álbum Siembra fueron: Luis “Perico” Ortiz (”Plástico” y “Pedro Navaja”), Louie Cruz (”Buscando Guayaba”, “Ojos” y “Dime”), Carlos Franzetti (”Siembra”), y Willie Colón (”María Lionza”), Marty Sheller, al ser el arreglista in house de Fania, probablemente colaboró ayudando a Willie con la orquestación de su arreglo.

Siembra fue una colaboración. No fue un álbum de Willie Colón, ni fue un álbum de Rubén Blades, hay que incluir a su excelente orquesta, a los músicos invitados, a los arreglistas, al gran Jon Fausty, su ingeniero de sonido, a Irene Perlicz. El éxito de cualquier empresa tiene muchos componentes y “Siembra” no escapa este axioma.

Durante el tiempo en que participé musicalmente con Willie Colón hicimos 5 álbumes, (Maestra Vida, parte 1 y 2; los cuento como uno). Ninguno de los álbumes que hicimos ganó un Grammy. No sé a qué atribuir ese hecho. Puedo especular, pero prefiero no hacerlo.

Estoy re-grabando temas que hice antes bajo otros sellos. Lo hago para poder ser el dueño de los “masters” de mis composiciones musicales. Los que hice antes hoy son propiedad de multinacionales, aunque algunos álbumes están revirtiendo finalmente a mi control por haberse vencido los plazos que favorecían a sellos disqueros. Quise grabar Siembra para obtener la propiedad de mi trabajo, cuyo máster original hoy es de Fania Records.

Rubén Blades se alzó con el premio a mejor álbum tropical en la 66 edición de los Grammy
Rubén Blades se alzó con el premio a mejor álbum tropical en la 66 edición de los Grammy

A raíz del reconocimiento del Grammy, otorgado por parte de “The Recording Academy” a nuestra producción Siembra, 45º Aniversario, grabado en vivo en Puerto Rico, el 14 de mayo de 2022, comento lo siguiente:

A) En ocasiones hay trabajos que al ser inicialmente presentados no son aceptados, o comprendidos por el público. Mi canción “Patria” del 1988 (álbum Antecedente) se hizo popular muchos años después. Mi canción “Amor y Control” salió en 1992 y al igual que “Patria” se hizo popular tiempo después. Hay temas míos que me parecen buenos y que no han sido apoyados todavía y que tal vez nunca lo sean.

B) Siempre he reconocido y reconoceré el invaluable apoyo, experiencia y conocimiento de Willie Colón en la producción de todos los álbumes que grabamos, incluyendo Siembra. Willie aceptó apoyar mis canciones cuando todos los demás se negaban. Sin su trayectoria de éxitos y su sólido nombre, el álbum Siembra quizás ni siquiera hubiese sido grabado por la Fania.

Su conocimiento en el estudio y capacidad eran superiores y aprendí mucho en nuestras sesiones, sobre que hacer y que no hacer y esas lecciones contribuyeron a mi posterior éxito como productor.

Tapa original de "Siembra" (1978)
Tapa original de "Siembra" (1978)

Opino que sin Willie Colón Siembra no hubiese provocado la atención e impacto que tuvo. Pero ese álbum no le pertenece a él solamente aunque su conocimiento técnico indiscutiblemente hizo de la grabación algo especial. Sin mis canciones no hubiese existido el álbum. Sin la orquesta, sin los arreglistas, sin los dj’s que programaron el disco y sin el público internacional que lo apoyó, “Siembra” no habría alcanzado el éxito.

C) En lo personal, me incomoda que la felicidad de ganar un premio como el Grammy®, se produzca sobre la infelicidad de los que no lo ganan, aún mereciéndolo. Agradezco el reconocimiento, no solo por mí; por Roberto Delgado y por la banda entera, y por todos los que hacen posible ese momento. No siempre se gana. Hice un disco con mi ídolo, José “Cheo” Feliciano, fuimos nominados y aunque no fuimos premiados sigo creyendo que fue un buen trabajo. (Eba Say Ajá)

D) La banda panameña de Roberto Delgado tiene talento y por eso triunfa. Yo no tengo disquera. No pago payola. No tengo publicistas. No hago campañas por mailing ni por redes sociales. Tampoco insulto a nadie, ni me quejo acusando a gente cuando las cosas no salen de acuerdo a mis deseos, ni me amarga el éxito ajeno.

Presentamos al público lo que hacemos y el que quiere lo oye y el que no, buscará algo mejor que escuchar. Eso no me molesta, ni me hace sentir rechazado, irrespetado, ni ofendido. Tengo claras mis limitaciones. Se que hay gente mejor que yo, que nunca han tenido el éxito y el reconocimiento que su talento merece.

"Sin mis canciones no hubiera existido Siembra", dice Rubén Blades en este artículo firmado por él (Foto: EFE/Marcial Guillén)
"Sin mis canciones no hubiera existido Siembra", dice Rubén Blades en este artículo firmado por él (Foto: EFE/Marcial Guillén)

Mi crianza en Panamá me ayuda a evitar complejos y envidias y a no sentir la necesidad de sentirme superior a los demás. Hago mi trabajo y punto. No pregunto cuántos discos he vendido, ni me preocupa el no aparecer en las listas de popularidad de Billboard. Aplaudo el talento de otros y cuando puedo colaboro a que su valor como artista sea reconocido. El que otro triunfe no me intimida por el contrario, me alegra e inspira, por eso ayudo a quién pueda ayudar, cuando me es posible hacerlo.

E) A los que escuchan mis composiciones doy mis sinceras gracias, igual a los que programan mis canciones y a las emisoras que promocionan nuestros discos, porque sé que lo hacen de corazón. Nunca podré agradecer suficientemente: por ustedes sigo aún activo y produciendo.

F) Estoy trabajando en varios proyectos más, algunos con re-grabaciones, (solo re-grabo lo que una vez compuse y que aún es propiedad de los sellos que ya no me representan).

También habrán canciones originales en álbumes con el Big Band y con la Orquesta de Roberto Delgado, con el grupo Paraíso Road Gang, del género urbano “Mixtura”, que produzco y dirijo junto a Luis Enrique Becerra (también tecladista de la orquesta de Roberto Delgado), y en otro álbum como cantautor, la segunda parte de Cantares del Subdesarrollo, donde participo como solista e instrumentalista. Estoy escribiendo canciones con el excelente guitarrista flamenco Josele para un álbum con él. Estoy preparando un disco “Big Band” de baladas en inglés y español, con mi esposa Luba Mason.

Roberto Delgado habla luego de obtener el Grammy a "mejor album de salsa" en 2017 (Foto: Rich Polk/Getty Images for LARAS)
Roberto Delgado habla luego de obtener el Grammy a "mejor album de salsa" en 2017 (Foto: Rich Polk/Getty Images for LARAS)

Tengo un libro en camino, estoy colaborando en el libreto de una película y continúo preocupado por crear trabajos musicales de calidad, evitando caer en la trampa del conformismo artístico, eso que enfoca atención en productos que no soportarán el escrutinio del tiempo. Compito contra mí, no contra lo que los demás hacen, y procuro aprender de ellos, sin descalificarlos.

Conclusión:

Si algo ha demostrado el Grammy, de Siembra, 45º Aniversario, grabado en vivo en Puerto Rico, el 14 de mayo de 2022, es que la calidad, aunque no sea reconocida en su momento de nacimiento, no tiene fecha de expiración. Es una reivindicación de la decisión a la que llegamos hace más de 45 años, crear y presentar canciones basadas en historias, nuestras vivencias, nuestra realidad urbana y existencial, sin huirle a los temas políticos o a las escenas difíciles, sin caer en eso que denominan “lo comercial” y que la “industria” determina como necesaria fórmula para ser popular y vender discos.

Reitero mi reconocimiento a Willie Colón, a quien agradecí públicamente al final de la canción “Siembra” del disco homónimo (está grabado en la producción), por su invaluable contribución a la creación y difusión original de este álbum, considerado aún como el que más ventas ha generado en el mundo de la “salsa” y que casi cinco décadas más tarde continúa vigente. Cuando un disco sobrevive 45 años, negar su valor, es labor inútil. Aclaro: soy el único “clon” en esta nueva versión de Siembra grabada en el 2022.

Rubén Blades en el Central Park de Nueva York, abril de 2021 (Foto: Chase Hall/The New York Times)
Rubén Blades en el Central Park de Nueva York, abril de 2021 (Foto: Chase Hall/The New York Times)

A dios gracias, aún puedo cantar en el mismo tono los arreglos musicales originales, tal como los grabé hace 45 años, y hacer un concierto de cinco horas y media sin intermedio, como lo demuestra la grabación y video, hechos en vivo de todo el concierto, en Puerto Rico, incluyendo los siete temas de Siembra (que incluye en la grabación, dos bonus tracks, “Ligia Elena” y “El Cazanguero”).

Gracias por atender este escrito amables lectores.

Mi afecto y agradecimiento va a todos ustedes, por renovar su apoyo a la música de “salsa”, a nuestras composiciones y, en lo personal, muchas gracias por darle a un músico de casi 76 años la oportunidad de seguir haciendo lo que le gusta, por el tiempo que le sea posible mantener su salud y la capacidad de repetir y sostener la calidad en tarima que merece el público que asiste a nuestras presentaciones.