La Tate Modern de Londres celebra la obra artística de Yoko Ono, más allá de John Lennon

Con más de 200 obras entre instalaciones, objetos, vídeos, fotografías, esculturas y performances, “Music of the mind” es la mayor retrospectiva de la artista japonesa que cumple 91 años

Compartir
Compartir articulo
"Music of the mind" repasa la carrera multidisciplinaria de Yoko Ono en la galería Tate Modern de Londres
"Music of the mind" repasa la carrera multidisciplinaria de Yoko Ono en la galería Tate Modern de Londres

“Yoko Ono es la artista desconocida más famosa del mundo, todos saben su nombre pero nadie sabe qué hace”. John Lennon resumió en los setenta el ninguneo a la obra de su mujer, que llega ahora a la Tate Modern de Londres: el prestigioso Museo Nacional Británico de Arte Moderno alberga, en una exposición que continuará abierta hasta el 1 de septiembre, una retrospectiva de la artista multidisciplinaria japonesa, que este domingo cumplirá 91 años.

Bajo el título Music of the mind (Música de la mente), el museo recorre las creaciones en distintas disciplinas de una mujer más conocida por ser la esposa del beatle, que por ser uno de las símbolos del arte conceptual. “Esta exposición es una celebración de Yoko Ono como artista. Es cierto que John Lennon fue un colaborador muy importante para ella, pero estamos muy felices de poder mostrar su arte”, afirmó uno de los comisarios de la exposición, Andrew de Brun.

Los 200 trabajos expuestos celebran siete décadas de la creación artística de Yoko Ono
Los 200 trabajos expuestos celebran siete décadas de la creación artística de Yoko Ono

Una retrospectiva de 200 obras

En 200 trabajos, el museo ofrece un retrato de la artista entre instalaciones, objetos, vídeos, fotografías, esculturas, documentos sobre sus performances, música y actuaciones realizadas a lo largo de siete décadas.

Esta retrospectiva, la más amplia que se ha hecho en Reino Unido sobre ella, salda una deuda con la artista. “Reconocemos la importancia de Yoko Ono en el arte y la cultura contemporáneos. Mostrando algunas de sus obras, ayudamos a mostrar el importante lugar que ocupa”, explicó De Brun.

El comisario destacó que uno de los objetivos de la muestra es “poder presentar su trabajo, sus campañas por la paz, a los visitantes de nuevas generaciones”. Desde los años 1950, con sus primeras exposiciones en Nueva York, Yoko Ono se adhirió al conceptualismo, una corriente que defiende que las ideas detrás de una obra tienen más peso que el trabajo en sí mismo, que lo importante es el significado que el artista quiere darle.

Esta la más amplia retrospectiva de la obra de Yoko Ono realizada en el Reino Unido
Esta la más amplia retrospectiva de la obra de Yoko Ono realizada en el Reino Unido

Con sus performances e instalaciones, la artista vanguardista invitaba a los espectadores a jugar un papel activo en la obra. La exposición incluye algunas de sus obras más polémicas, como el video que muestra su performance en Cut Piece (”Pieza cortada”, 1964/1965), un trabajo que presentó primero en Japón y luego en Nueva York. En el escenario, Ono aparecía envuelta en un vestido negro y dejaba unas tijeras a su lado, para que el público le fuera cortando la ropa. La artista intentaba llamar la atención sobre la violencia ejercida por la sociedad contra las mujeres.

La exposición aparece como una reivindicación del vasto recorrido de la artista, tras décadas de aguantar ser señalada por algunos como la culpable de la separación de The Beatles en 1970.

Yoko Ono y John Lennon se conocieron en 1966 en Londres, cuando la artista integraba el grupo Fluxus, un movimiento nacido en Nueva York que reunía a artistas conceptuales y de vanguardia en esa ciudad, donde vivía desde niña después de que su familia dejara Tokio.

La exposición estará abierta hasta el 1 de septiembre de 2024
La exposición estará abierta hasta el 1 de septiembre de 2024

Encuentro con John Lennon

Las instalaciones de arte conceptual de Yoko Ono en la Galería Indica de Londres cautivaron a Lennon. En aquella ocasión, había una obra llamada “Ceiling painting” (Pintura del techo), en la que se invitaba al visitante a subir a una escalera y ver a través de una lupa una palabra que aparecía en lo alto.

La palabra era “Yes” (Sí). Lennon subió la escalera y quedó asombrado por esa obra. Con aquel trabajo, expuesto ahora en Londres, Ono quería representar un viaje hacia la esperanza desde el dolor. La artista japonesa buscaba comparar la dificultad para alcanzarla con la altura de una catedral.

John Lennon y Yoko Ono, a fines e los años 60 (Foto: Getty Images)
John Lennon y Yoko Ono, a fines e los años 60 (Foto: Getty Images)

Aquel encuentro marcó el inicio de una pareja que estuvo unida hasta la muerte de Lennon, asesinado en 1980 en Nueva York, con apenas 40 años. En el tiempo que estuvieron juntos, además de editar seis discos, crearon en equipo grabaciones de música experimental, cortometrajes, performances e instalaciones.

Con Lennon, la artista japonesa alcanzó éxito en la música, un recorrido incluido también en la muestra londinense. En 1980, con Double Fantasy, grabado antes de la muerte de Lennon, ganó el premio Grammy al mejor álbum del año.

Fuente: AFP

[Fotos: Daniel Leal para AFP]