Renunció Julia Converti, gerente general de arteBA

Tras 20 años en la Fundación que organiza la feria de arte más importe de argentina, arregló una salida de mutuo acuerdo, tras una sumatoria de críticas al espacio

Compartir
Compartir articulo
Julia Converti
Julia Converti

Es el fin de una era. Como lo anticipó Infobae Cultura, Julia Converti renunció a su puesto como Gerente General de arteBA, la feria de arte más importante del país.

Infobae Cultura dialogó con fuentes cercanas de arteBA, quienes confirmaron la salida de Converti como una manera de plantar a la feria de cara al futuro. Alec Oxenford, quien fuera presidente de la feria y máximo aval de Converti en el espacio, así lo confirmó aún antes de que desde la organización se lanzara el comunicado oficial. Oxenford escribió: “Pasaron 20 años de trabajo incansable y hoy Julia Converti sigue su camino. Muchas gracias por tu energía, tu alegría siempre y camiste arteBA 24x7. Ojalá nos crucemos de vuelta en alguna nueva aventura”.

infobae

Horas después, en un comunicado, la Fundación anunció la decisión: "Queremos destacar la labor realizada por Julia dentro de la fundación durante los últimos 20 años, un camino que transitó desde su ingreso como pasante para luego ocupar distintos puestos en la organización, hasta alcanzar la Gerencia General. Referentes del consejo señalaron que: ‘En este tiempo y junto a todos nosotros, Julia ha sembrado y cosechado relaciones profesionales que han colaborado en el crecimiento de arteBA. Un ejemplo contundente de su labor fue profundizar la presencia internacional de actores en el programa matching funds apoyado por mecenas particulares, lográndose ingresar desde 2006 en adelante más de 250 obras de artistas argentinos al patrimonio de 20 museos del mundo’”.

Converti aún no tendrá reemplazantes, las fuentes contactadas aseguraron que “no es el momento de tomar decisiones apresuradas” y que de cara a la edición del año que viene de la feria, en la que cumplirá su 30 aniversario, se mantendrá -por ahora- el puesto vacante, respetando el equipo de trabajo que sí quedará en pos de realizar una transición prolija.

Además, off the record sostuvieron que tampoco habrá otros cambios y que el anuncio de la próxima persona en ocupar la presidencia, hoy vacante tras la salida rápida y escandalosa de Juan Carlos Lynch, será el primero en ser realizado, entre esta semana y la próxima.

Mientras que en el comunicado anunciaron: “Durante los próximos días, trabajaremos desde el Consejo para definir la nueva estructura organizacional del staff profesional de arteBA, y comunicaremos a la mayor brevedad posible el nuevo organigrama”.

Alec Oxenford y Julia Converti, ex presidente y ex gerenta de arteBA
Alec Oxenford y Julia Converti, ex presidente y ex gerenta de arteBA

“Creemos que es un buen momento para cambiar. Julia nos explicó sus razones y creemos que son justas. Fueron 20 años donde ella realizó grandes aportes a la Feria, con contribuciones que colocaron a arteBA a nivel internacional”, explicaron a Infobae Cultura.

La salida de Converti, quien desde el año 2001 trabaja en la Fundación arteBA, se produce en un momento en que su figura fue cuestionada por distintos sectores del mundo del arte.

Hacia ella fueron orientadas las críticas tras las últimas renuncias de presidentes en torno a decisiones que la fundación tomó en tiempos de pandemia. Primero, con la salida de Amalia Amoedo, nieta de Amalia Fortabat, persona cercana a galeristas y artistas, quien no pudo imponer su mirada en la mesa chica de la Fundación.

La partida de Amoedo fue lamentada por parte de la comunidad artística y se realizó de manera abrupta: fue la propia Amoedo quien lo transmitió a través de sus redes sociales.

Según fuentes cercanas a arteBA consultadas entonces por este medio, la gota que rebalsó el vaso en la disputa Converti-Amodeo se produjo tras el anuncio de que, por la pandemia, la feria se realizaría online. Entonces, como en todos los eventos realizados en La Rural, los puestos estaban asignados y pagados. Esto significa, que las galerías pagan en dólares y por anticipado su espacio en el gran evento.

Así, depositaron en diciembre de 2019 la reserva con un dólar a $55 y, tras el anuncio de la suspensión, les devolvieron el depósito -menos el % que le correspondía al espacio de exposición que a pesar de que no se realizó igual cobró su fee- pero en pesos y con un dólar a $114. Esto significó una pérdida de alrededor del 40% para cada galerista y, según algunas estimaciones, arteBA habría recaudo más de USD 2 millones en esta operación.

Amalia Amoedo, renunció antes de cumplir un año al frente de arteBA
Amalia Amoedo, renunció antes de cumplir un año al frente de arteBA

Converti anunció esta medida mediante una carta en la que sostuvo que eran “cursos de acción para minimizar el impacto de las pérdidas que debemos afrontar y garantizar la continuidad de la fundación”.

Consultados sobre este conflicto entre las galerías y la Fundación, explicaron a este medio que “no es cierto que todos los casos haya sido devuelto en pesos” y que están “trabajando muy de cerca con Meridiano (NdR: el ente que nuclea a las galerías porteñas) y otras organizaciones, a través de reuniones periódicas, para llegar a un acuerdo” pacificador.

Otro de los puntos de crítica recibido por Converti fue la selección de las galerías que pueden participar del encuentro, a través del Comité Seleccionador, que en la actualidad está compuesto en su mayoría por galerías participantes, y un solo curador. Este comité estudia la la propuesta expositiva de cada galería, que acepta o rechaza, y desde algunos espacios -que en general no son seleccionados- incluso algunos con largas tradiciones en el arte, aseguran que “la mirada contemporánea” de Converti se inclinaba, en general, por galerías afines.

Tras la salida de Amoedo, fue Juan Carlos Lynch quien fue nombrado en el sillón, pero no llegó a los dos días en sus funciones. Las filtraciones de una serie de posteos en su cuenta personal de Instagram, derivó en acusaciones de misoginia, que desencadenaron su renuncia. Pero la salida de Lynch fue mucho más que eso para la organización, ya que generó un gran impacto en su mesa directiva.

Juan Carlos Lynch
Juan Carlos Lynch

Entonces, tras el escándalo, presentó su renuncia Jacobo Fiterman, una figura crucial y muy querida en el arte argentino y uno de los fundadores de arteBA, quien ocupaba un puesto de presidente del Comité Ejecutivo. Además, Meridiano presionó para la salida, con un comunicado en el que anunciaba que renunciaba a su intención a formar parte del Comité, abriendo de esa manera especulaciones sobre si las galerías porteñas no se organizarían para armar su propia feria y dejando a arteBA como un cuerpo vacío.

Las repercusiones llegaron a las redes sociales, donde diferentes referentes del arte, desde directores de museos a artistas, expresaron su desacuerdo con cómo la Fundación se estaba manejado. En aquellas horas, el pedido de renuncia de Converti se acrecentaba como nunca antes e incluso, algunos llegaron a asegurar, que Oxenford también lo haría.

También hubo una investigación a arteBA por parte de la Inspección general de Justicia, con respecto a los gastos y honorarios del 2017 y 2019. La Fundación ha recibido importantes subsidios por parte del Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional que no se habrían visto reflejados en apoyo a artistas.

Entre los años 2015 y 2019, la Fundación, que es un ente privado, recibió más de 11 millones de pesos. Desde USD 11 mil por “Apoyo a artistas Argentinos en eventos nacionales e internacionales con la finalidad de difundir la cultura argentina” en 2015, pasando por los USD$ 75.000 de 2019 para la realización de la revista 3 y 4 a los USD$117.000, de 2018, para la realización del Gallery Weekend.

En 2019, desde la Ciudad se giraron $1.500.000 para la realización de la revista número 7 y la Fundación, por otra parte, exigió al estado la eximición de gravámenes, por lo cual pudieron trabajar sin el peso del cepo cambiario.

Parte de la escena del arte local considera que la Fundación, que nació para promover el arte argentino, se terminó convirtiendo en un círculo de amigos que generó un sistema rentable para pocos, ajustado para algunos y excluyente para otros. En este contexto, la salida de Converti es vista como un modo de descomprimir y manifestar vientos de cambio ante las críticas.

SIGA LEYENDO