Para saber qué hay detrás de una migración

Los movimientos migratorios existieron desde siempre, sólo que cada uno tiene su especificidad, su contexto, sus problemáticas. El colectivo Migrantas hará una exposición de trabajo colectivo en el Instituto Goethe. Marula Di Como y Florencia Young, sus artífices, hablaron con Infobae
Migrantas realizó tres talleres durante la semana pasada. Esa tarea colectiva será expuesta en 30 de mayo en el Instituto Goethe

"Sin laburo y sin perspectiva de nada". Así dejó la crisis del 2001 a la mitad de los argentinos. ¿Qué hacer cuando tu país se cierra como un embudo y te traga hacia la miseria y el desánimo? Muchas veces, la única salida es huir, medir la acrobacia y saltar. A Marula Di Como y Florencia Young les sucedió algo así y cayeron en Berlín. El país hervía: 15,2 millones de personas bajo la línea de la pobreza, cacerolazo, corralito, estado de sitio, represión. Ya estaban en suelo alemán cuando la policía asesinó a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, de 21 y 22 años respectivamente. Allá, en 2004, formaron el colectivo Migrantas para trabajar y repensar la migración y la identidad que se resignifica a partir del diálogo intercultural.

"Sin laburo y sin perspectiva de nada -cuenta Marula Di Como a Infobae-. Una a determinada edad necesita algo más serio cuando tiene hijos, y en mi caso fue: me atan un montón de cosas sentimentales pero a la vez necesito tener el otro lado de la balanza un poco más cubierto. Berlín no era la opción pero terminó siendo". "En mi caso también fue disparado por el 2001 porque yo me iba a una beca que me otorgaba la universidad y el dinero de la beca ya no estaba más. Tenía todo armado para irme y dije: 'basta, me voy igual'", agrega Florencia Young. Un día su Marula fue a verla, le mostró sus pictogramas y, aprovechando que Florencia era diseñadora gráfica, pensaron el proyecto juntas. Intervenir el espacio público, esa siempre fue la idea; dar voz al silenciado, el objetivo.

Convocaron a migrantes a reunirse en talleres y pensar su identidad, las problemáticas que los unen, las que no, las generales y las específicas. Mediante una serie de pictogramas que las Migrantas diseñaron, los concurrentes elegían los que más los identificaban y escribían en un globo de diálogo sus historias. De esa forma comenzó a tejerse una red de significados que ayudan a pensar mejor la identidad colectiva, tanto sus pormenores como el estado general de situación.

Pero, ¿qué mueve a un migrante? ¿Qué ? En Migración e identidad: experiencias del exilio, Eduardo Sandoval Forero habla del push and pull (empuje-atracción), que se da en "el rechazo de poblaciones expulsadas de sus tierras con escasas oportunidades económicas, siendo al mismo tiempo atraídos por las ciudades donde obtendrían mejores oportunidades". A Marula Di Como y Florencia Young les sucedió algo así y cayeron en Berlín. "¿Por qué Alemania? Porque caímos ahí. Mi hermano estaba viviendo allá -continúa Young-. En realidad había ido a Inglaterra pero después por su trabajo se mudaron a Alemania. Berlín en ese momento era una ciudad más interesante porque estaba todo como arrancando".

El fin de semana se instaló el primer cartel en la vía pública: está en Av. Corrientes al 2000

-¿Cómo fueron esas primeras experiencias de Migrantas en Berlín?

FY: La gente estaba desesperada preguntándonos por mail, porque en esa época no había ni WhatsApp ni teléfono ni nada, sin embargo la gente escribió como loca.

MDC: Hubo un mail muy loco donde alguien preguntó si era una campaña del gobierno para que la gente no se vaya. Para mí fue: "bueno, funcionó".

FY: Después de esa experiencia teníamos una publicación que hicimos con la serie de esos trece pictogramas, y se lo mostramos a una mujer de Perú que trabaja con los migrantes. Lo miró y dijo: "esto no representa a los migrantes". Entonces las dos nos quedamos pensando y dijimos: "ah, entonces sólo nos representa a nosotras y a algunos más, ¿cuáles sí representan a los migrantes en Perú?" Entonces empezamos con los talleres.

MDC: Armamos una aplicación, un sistema, y probamos. Entonces funcionó, nos fue bien. En ese momento fue perfecto.

El objetivo del colectivo es mostrar “la voz de toda esta gente que no tiene voz ni está representada”

Lo que divide al Instituto Goethe de la Avenida Corrientes es una pared de vidrio. Está en la planta baja, a dos cuadras del Luna Park, y su puerta, también de vidrio, no tiene a nadie que la vigile. Desde la vereda, los transeúntes miran al pasar. Hay algo que los llama. Es un lugar luminoso y acogedor y los lomos de los libros le dan aún más color al ambiente. El Goethe tiene su sede en Argentina desde 1967, por eso, está cumpliendo 50 años. Entre el rico itinerario de actividades que se realizarán hasta diciembre como festejo del número redondo (vendrán al país el artista y cineasta Julian Rosefeldt, el escritor y director de cine Valentin Thurn y el filósofo Richard David Precht, entre otros), Migrantas tiene un rol central. Durante la semana pasada realizaron tres talleres y ese trabajo colectivo junto a los talleristas será expuesto el 30 de mayo.

"Nacemos en una familia de inmigrantes que te taladran la cabeza toda tu vida de cómo era allá y cómo era su vida. Entonces hay algo que naturalmente quedó rebotando", explica Di Como sobre cómo tenemos interiorizada la idea de que estamos de paso, de que nuestro origen no es acá. Al menos así sucede en Argentina, un país construido por las inmigraciones europeas de la primera mitad del siglo pasado, pero también por los migrantes de los países limítrofes y de toda Latinoamérica, a partir de los años noventa.

“Todo es eso: la política de Estado. A quién apoyo, a quién recibo, de qué manera, para qué”, explican

– ¿Cómo ven la situación actual de la migración en el mundo?

MDC: La migración existió siempre. Fundamentalmente para nosotros es mostrar un poco en el espacio urbano la voz de toda esta gente que no tiene voz ni está representada. Nosotros sólo somos un puente y en algunos países tienen mejor o mayor acogida y mejor o mayor apoyo y contención y estructura, porque sino vienen y sucede lo que pasó con Menem, que terminan en la calle. Hay países que tienen eso armado y hay países que no. Son otros los temas, son otras las problemáticas, son otros los debates. Hubo toda una modificación, en Berlín especialmente. En otros países la cosa es diferente. En Canadá, por ejemplo, es muy concreto quiénes entran y quiénes no, de qué manera; y en el momento que entran son muy bien recibidos y con toda una acogida muy bien organizada. Todo es eso: la política de Estado. A quién apoyo, a quién recibo, de qué manera, para qué.

FY: En Berlín llegó mucha gente y ahora es otra ciudad, se duplicó la población. En Alemania hubo, después de la guerra, un programa que se llamó Trabajadores huéspedes. Venían a trabajar, a reconstruir Alemania supuestamente, y después se tenían que volver. Pero claro, nunca se volvieron.

MDC: Los alemanes pensaron: 'bueno, tengo el Plan Marshall, tengo el dinero, invito a extranjeros a que vengan a reconstruir. Se reconstruye y se van'. Pero claro, estás reconstruyendo 15 o 20 años… armaste tu vida ahí, tus hijos están yendo a la escuela, hablan alemán, forman parte de una sociedad. Entonces hay otra temática en relación a otra población. Entonces siempre depende de cuál es el lugar, de cuáles son las condiciones, naturalmente no es lo mismo que México.

Durante los talleres, cada concurrente elige un cartel y explica su situación

El mes pasado se realizó en la UNTREF un ciclo de charlas sobre los movimientos migratorios. Carmen María Ramos, una de las organizadoras, le dijo a Infobae que "frente a los problemas que hay en el mundo, el miedo te cierra. Mientras mayor comunicación hay, y formas de saber lo que pasa en el mundo, más nos sensibilizamos. O podés asustarte y cerrarte o podés sensibilizarte y abrirte." La cuestión, evidentemente, pasa por analizar la complejidad de cada caso e intentar enmarcarlo en un contexto. Pero por sobre todas las cosas: comprenderlo.

"El abanico que se ve en los talleres es interesante porque todos formamos parte de la ciudad, y hay gente que la recibe bien y hay gente que la recibe mal. Por ejemplo una chica que venía de Venezuela decía 'a mí me va bárbaro, nadie me trata mal' pero de repente una chica de padres bolivianos pero que ella nació acá contó unas situaciones tremendas de su cuñada, a quien mataron por racismo. Tenés un parámetro de un montón de historias personales que tienen que ver con cómo es el ser humano", explica Young, mientras Di Como cierra: "Las situaciones son muy diversas en los países pero también depende de las circunstancias del momento. "Parece que la violencia es innata y lo que hay que hacer es trabajar para aniquilarla".

_______

* Migrantas. Un lenguaje visual de la migración
Exposición: martes 30 de mayo a las 18 horas en el Instituto Goethe
Av. Corrientes 343, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
El proyecto se gracias a la cooperación de -además de Migrantas y el Goethe- la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el programa TODAS de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con el apoyo del Centro Metropolitano de Diseño.

_______

LEA MÁS

_______

Vea más notas en Cultura

Últimas noticias

Mas Noticias