El complejo Torres Mulieris
El complejo Torres Mulieris

En los últimos días, la preocupación invadió a los trabajadores y residentes del complejo Torres Mulieris, ubicado en el corazón del barrio porteño de Puerto Madero, después de que se conociera que uno de los empleados del área de mantenimiento dio positivo de coronavirus.

Según supo Infobae, el hombre que contrajo el virus acudió el domingo último a un centro médico para acompañar a su pareja, que había manifestado síntomas compatibles con los de COVID-19. Allí le hicieron la prueba que finalmente confirmó que ambos se infectaron.

La preocupación entre los vecinos es que pueden ser más, porque, aseguran, no les realizaron el test a los empleados de otras áreas que pudieron haber tenido contacto con los contagiados.

A raíz de la situación, un grupo de vecinos del lugar, un complejo de dos torres de 44 pisos, expresó su malestar con el proceder de la administración. Según indican, la respuesta de la empresa encargada fue tardía: aseguran que comunicó lo sucedido un día después (el lunes) de conocerse la noticia. Por tal motivo, una residente del edificio realizó la denuncia ante la Prefectura.

Los edificios están ubicados en el Dique 2
Los edificios están ubicados en el Dique 2

Pero además, los vecinos reclaman que les realicen el test a los empleados que siguen concurriendo al edificio. “Están haciendo todo mal. ¿Me vas a decir que los de seguridad, que se encargan de revisar a cada persona, no compartieron nada o no estuvieron en contacto con la gente de mantenimiento?”, contó a Infobae una vecina del lugar que prefirió reservar su identidad.

La nueva administración entró en funciones, según contaron a Infobae, en el mes de abril, luego del inicio del aislamiento social y obligatorio. El lunes, ellos enviaron vía mail a cada residente un comunicado en el que primeramente notificaron de que el trabajador contagiado se encuentra “actualmente aislado en una clínica de la Ciudad”.

Luego, apuntaron que “se decidió aislar al personal de mantenimiento, suspendiendo su concurrencia desde el mismo día lunes" y, por otra parte, avisaron que “se decidió contratar de forma particular los testeos PCR para el resto del personal propio”.

"Por el momento, todo el equipo de mantenimiento continúa aislado, sin concurrir al edificio, y su evolución será supervisada por especialistas en el caso de los negativos, y por el GCBA en el caso de los positivos. En base a lo antedicho, el servicio de atención de emergencias está siendo brindado por un proveedor tercerizado”, agregaron.

“Es importante llevar tranquilidad a las familias de Mulieris, ratificando que se están tomando medidas que exceden a los protocolos vigentes, a fin de priorizar en todo momento la salud de los habitantes del complejo”, concluyeron desde la empresa.

Cuando se decretó el aislamiento obligatorio, gran parte de los trabajadores del edificio fueron puestos en cuarentena. Solo continuaron en funciones las áreas de limpieza, seguridad y mantenimiento.

De acuerdo a lo que indicaron los vecinos, el personal de seguridad son 11 trabajadores que actualmente están asistiendo, mientras que otros dos no concurren debido a que integran el grupo de personas de riesgo. En tanto, en el área de limpieza también son 11.

En los comunicados emitidos, Vitró informa que “se ha implementado un nuevo un nuevo procedimiento de medición de temperatura al personal”, aunque no hace referencia a este reclamo puntual de los residentes.

Los vecinos están ahora a la espera de novedades. Mientras, su enojo por la situación crece hora a hora. “La jefa encargada del consejo de propietarios dice que dejemos que la administración actúe, pero ya pasaron cinco días y no sabemos si podemos salir, nadie nos informa nada. Yo soy paciente de riesgo, inmunosuprimida. En el edificio vive mucha gente mayor. La gente que maneja esto no se da cuenta del daño que está haciendo”, sostuvo otra residente.

“Suponete que los contagiados tuvieron contacto con otras personas. Hoy son tres, mañana van a ser diez, en dos semanas va a ser un caos. Yo puedo salir porque no sé dónde me cruzo con una persona contagiada”, agregó.

En un mail enviado a Infobae, Martín Ribotta, el gerente comercial de Vitró, aclaró que "Habiendo contactado a la administración a cargo del complejo, la misma ratificó que se contaba con elementos de protección personal y protocolos de trabajo y medición de temperaturas desde el inicio de la pandemia, controlando a todo el personal y proveedores al ingresar. Así mismo, el día que fue detectado el caso positivo asintomático, se estableció la cuarentena de la totalidad del equipo de personal propio y se contrataron test PCR para esas personas, ya que el GCBA no brindaba los mismos.

A su vez, se contrataron desinfecciones de espacios comunes y sectores de circulación del personal, con una empresa especializada que utiliza el método de nube, para minimizar los riesgos de contagio dentro del complejo.

Dada la vigente prohibición del uso de papel como medio de comunicación, la información y novedades al respecto es brindada a los vecinos por medios digitales a sus correos electrónicos y celulares, acompañado por cartelería en ascensores. Es importante llevar tranquilidad a los residentes del complejo y el barrio, sobre las medidas que se están tomando ante esta situación, y ratificar que en todo momento se está priorizando la salud de las personas.

Las precauciones y medidas de prevención a adoptar por los vecinos son las mismas que se vienen aplicando desde el comienzo del aislamiento social".

SEGUÍ LEYENDO: