Ingrid Betancourt advierte sobre presunto espionaje a magistrados: “Como ‘chuzaron’ a la niñera de Laura Sarabia”

Después de que se conociera la presunta interceptación ilegal de los togados, se encendieron las alarmas y la excandidata presidencial no dudó en expresar su opinión sobre el tema

Guardar

Nuevo

Ingrid Betancourt advirtió que las supuestas 'chuzadas' a los magistrados podrían formar parte de un patrón más amplio de vigilancia indiscriminada y llamó a la acción contra lo que describió como un "gobierno de bandidos" - crédito redes sociales
Ingrid Betancourt advirtió que las supuestas 'chuzadas' a los magistrados podrían formar parte de un patrón más amplio de vigilancia indiscriminada y llamó a la acción contra lo que describió como un "gobierno de bandidos" - crédito redes sociales

La controversia en torno a supuestas intervenciones ilegales a magistrados colombianos provocó un nuevo debate político y jurídico en el país. La excandidata presidencial Ingrid Betancourt hizo una seria advertencia tras la revelación de un presunto caso de espionaje.

El origen de esta preocupación se remonta a un mensaje compartido por un magistrado de alta corte, según informó inicialmente el periodista Gustavo Gómez. En dicho aviso, el togado alertaba a sus contactos sobre la intervención ilegal de sus comunicaciones por parte de “órganos de inteligencia del Estado”.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Mediante un comunicado enviado por WhatsApp, el magistrado notificó a varios de sus contactos acerca de la interferencia ilegal en su teléfono y conversaciones: “Me permito informar que este teléfono y este chat han sido intervenidos ilegalmente por los órganos de inteligencia del Estado”, según lo dio a conocer Caracol Radio.

Denuncian que los magistrados podrían ser víctimas de 'chuzadas' - crédito Mauricio Alvarado / Colprensa
Denuncian que los magistrados podrían ser víctimas de 'chuzadas' - crédito Mauricio Alvarado / Colprensa

El funcionario judicial señaló que, aparentemente, los “procesos técnicos” del dispositivo comenzaron a presentar fallas, lo que condujo al descubrimiento de la interceptación. Según una fuente cercana al magistrado, que solicitó mantener el anonimato por motivos de seguridad, la situación fue verificada y será manejada con prudencia.

La misma fuente indicó al medio mencionado que se tomarán precauciones para proteger la seguridad del magistrado y su familia. A pesar de estos eventos, la fuente aseguró al medio que seguirá desempeñando sus responsabilidades sin ceder ante intimidaciones. Destacó que el magistrado está al tanto de la intervención ilegal, pero no permitirá que afecte su trabajo en el ámbito judicial. No obstante, también solicitó discreción en torno al caso, evitando la divulgación de su identidad.

Ingrid Betancourt, conocida por su posición crítica y activa en temas de justicia y derechos humanos, utilizó su cuenta de X (antes Twitter) para equiparar esta situación con casos previos de presunta vigilancia ilegal en el país. En particular, mencionó el controvertido caso de Marelbys Meza, exniñera de Laura Sarabia, actual directora del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre), al sugerir que la presunta intervención a los magistrados podría ser parte de un patrón más amplio de vigilancia indiscriminada.

Están chuzando a magistrados como chuzaron a la niñera de Laura Sarabia”, expresó Betancourt en su publicación en redes sociales. “No les va a temblar la mano para suicidar a los testigos incómodos, y a quien les estorbe. Quienes piensan que hay que esperar a que Petro termine su mandato, no han entendido que la corrupción llegó a otro nivel. Si la justicia no opera contra este gobierno de bandidos, ellos acaban con los magistrados, las Cortes, el Congreso, nuestra democracia y con Colombia”, agregó la excandidata presidencial, al destacar la gravedad de la situación.

Ingrid Betancourt utilizó sus redes sociales para equiparar la situación de los magistrados con el caso controvertido de Marelbys Meza, exniñera de Laura Sarabia - crédito @IBetancourtCol/X
Ingrid Betancourt utilizó sus redes sociales para equiparar la situación de los magistrados con el caso controvertido de Marelbys Meza, exniñera de Laura Sarabia - crédito @IBetancourtCol/X

Esto generó que numerosos usuarios en redes sociales estuvieran atentos a la situación, ya que muchos no solo destacaron el incidente, sino que también expresaron su rechazo hacia la violación de las diferencias de poder.

¿Cuál es el caso de las ‘chuzadas’ con Merelbys Meza, exniñera de Laura Sarabia?

Marelbys Meza, la niñera del hijo de Laura Sarabia, cuando ella fungía como jefa de gabinete del Gobierno de Petro, fue objeto de una interceptación ilegal por parte de agentes de la Dijín en el Chocó en 2023. Según se reveló por parte de las autoridades, esta operación se llevó a cabo bajo la simulación de una orden judicial dentro de una investigación relacionada con operaciones del Clan del Golfo.

Los detalles revelan que el número de teléfono celular de Marelbys Meza fue incluido en la solicitud de interceptación presentada ante un fiscal de garantías. Esta solicitud fue aprobada, aparentemente basada en información falsa o engañosa, según ha trascendido en investigaciones posteriores.

En el proceso de la intercepción, además, habrían escuchado a dos personas más cercanas a Marelbys Meza - crédito Jesús Aviles/Infobae
En el proceso de la intercepción, además, habrían escuchado a dos personas más cercanas a Marelbys Meza - crédito Jesús Aviles/Infobae

Inicialmente destinada a recabar información sobre actividades vinculadas al Clan del Golfo, la interceptación reveló que las comunicaciones de Meza eran completamente ajenas a la investigación criminal en curso. Este descubrimiento crucial fue reportado por un analista de inteligencia que destacó la falta de pertinencia de los datos obtenidos.

Además, el robo de una suma en efectivo en la residencia de Laura Sarabia, incidente que precedió a la interceptación del teléfono de Meza, sigue siendo parte central de la investigación en curso. La conexión entre estos eventos y la posible motivación detrás de la vigilancia ilegal es objeto de un escrutinio minucioso por parte de las autoridades.

Guardar

Nuevo