Sebastián Guanumen, el de “correr la línea ética”, aún no se posesiona como embajador en Chile: estas serían la razones

El exasesor de campaña del presidente Gustavo Petro, que oficiaba como cónsul en Santiago, todavía no toma oficialmente su cargo como representante diplomático en el país austral

Guardar

Nuevo

Sebastián Guanumen completará tres meses de haber sido escogido como embajador de Colombia en Chile, sin que sea posesionado - crédito @susanaboreal/Instagram
Sebastián Guanumen completará tres meses de haber sido escogido como embajador de Colombia en Chile, sin que sea posesionado - crédito @susanaboreal/Instagram

El nombramiento de Sebastián Guanumen como embajador de Colombia en Chile desató una serie de cuestionamientos por su participación en la campaña presidente de la República, Gustavo Petro, en el que fue el responsable de estrategias “nones sanctas” en favor de la aspiración del mandatario. El joven, que no cuenta con el perfil para ejercer como jefe diplomático nacional en suelo austral, es recordado por algunas frases durante la campaña.

Una de ellas, cuando se le escuchó en una de las reuniones del equipo del jefe de Estado, cuando este era candidato del Pacto Histórico, aquello de lo de “correr la línea ética”: que, palabras más, palabras menos, lo que promovía era llevar a cabo acciones arriesgadas para atacar a los rivales del hoy mandatario, que no pudieron hacerle contrapeso al fuerte impacto mediático de Petro, que terminó imponiéndose con más de 11,5 millones de votos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

A pesar de haber sido designado como embajador el 20 de marzo de 2024, luego de oficiar como cónsul en Santiago de Chile, el decreto en el que se tendría que oficializar al polémico funcionario aún no se ha firmado. Este hecho, revelado por Semana, ha levantado dudas sobre su estatus diplomático en este país y su vínculo laboral con el Ministerio de Relaciones Exteriores, pues sigue devengando un jugoso salario por su presencia.

Sebastián Guanumen ha recibido en diferentes oportunidades al presidente Gustavo Petro, durante sus visitas a Chile - crédito Alexa Rochi/Presidencia
Sebastián Guanumen ha recibido en diferentes oportunidades al presidente Gustavo Petro, durante sus visitas a Chile - crédito Alexa Rochi/Presidencia

¿Por qué no se ha posesionado Sebastián Guanumen como embajador de Colombia en Chile?

Hasta el momento, no se ha esclarecido el motivo por el cual el documento no ha quedado en firme, aunque se barajan varias hipótesis, desde temas de “género”, debido a algunas denuncias en su contra, hasta posibles inconsistencias en su hoja de vida y cuestionamientos por investigaciones en su contra. Al respecto, han quedado al descubierto una serie de interrogantes tanto en suelo colombiano como en territorio chileno.

Pese a estos problemas, añadió el medio citado, Guanumen continúa actuando como si fuera el embajador oficial, pues ha asumido atribuciones dentro de la embajada. Este hecho podría representar un problema legal para él y la Cancillería, pues como se indicó en Semana, si Guanumen sigue recibiendo aún los beneficios de ser diplomático, podría configurarse un posible peculado, ante otros profesionales de carrera.

Ante esta situación, desde la Cancillería han insistido en que este joven sea posesionado como embajador, aunque para ello se ha recurrido a la figura de “consejero ante cónsul general”, un rol diferente al de embajador. Este esguince jurídico ha generado más controversia, especialmente porque reemplazó en el cargo a Gloria Esperanza Acevedo, que había sido nombrada cónsul general de manera provisional en agosto de 2023.

Sebastián Guanumen fue escogido el 20 de marzo como el nuevo embajador de Colombia en Chile, pero sigue sin posesionarse - crédito Presidencia de la República
Sebastián Guanumen fue escogido el 20 de marzo como el nuevo embajador de Colombia en Chile, pero sigue sin posesionarse - crédito Presidencia de la República

Acevedo, según se ha sabido, también ha enfrentado críticas en Chile por el uso de un esquema de seguridad y otros beneficios que no cualquier diplomático tiene. Con ello, el riesgo de que se remueva la permanencia de ambos es evidente, pues el Gobierno local podría solicitar verificaciones de las acreditaciones de los funcionarios colombianos; con lo que quedarían al descubierto lo que serían estas inconsistencias.

De acuerdo con lo que reveló el mencionado portal, se espera que el 14 de junio se tome una decisión definitiva sobre cuál es realmente el cónsul a cargo en Santiago, ya que no pueden coexistir dos cónsules. La situación se complicó aún más el 7 de junio, cuando Guanumen fue a la embajada acompañado de Pardo, acreditada como la nueva cónsul; en un hecho que generó confusión.

Pese a que a Guanumen se le asignan viáticos y otros emolumentos por su labor como diplomático, incluso aun cuando sea nombrado como embajador, los mismos también generarían otro conflicto ante la opinión pública: pues el representante del país en suelo chileno no debe desplazarse de ciudad, sino que sigue residiendo en Santiago; por tal motivo no tendría derecho a estos beneficios contemplados para este tipo de funcionarios.

Guardar

Nuevo