Consejo Gremial Nacional exigió medidas implacables para afrontar la escalada de violencia en Valle y Cauca

Los 32 gremios que conforman el órgano rechazaron el incremento de la violencia en el suroccidente del país

Guardar

Nuevo

Seis personas resultaron heridas tras la explosión, tres de ellas de gravedad - crédito Redes sociales

El hostigamiento a la subestación de Policía del corregimiento de Potrerito (Jamundí - Valle); el atentado con una motobomba en el casco urbano de Jamundí, que dejó dos policías y un civil heridos; los hostigamientos en Cajibío y Suárez (Cauca), y el ataque con drones al Ejército Nacional en Argelia (Cauca), donde resultaron heridos tres militares, generó reacciones del Consejo Gremial Nacional.

La asociación rechazó las alteraciones de orden público que se presentaron en los últimos meses en el suroccidente del país, ya que pone en riesgo la vida e integridad de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de esta región.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

En horas de la mañana del 12 de junio se registró una ráfagas de fusil contra la subestación de Policía de Potrerito, zona rural de Jamundí - crédito Facebook

“Hemos reiterado en diversas ocasiones que es urgente que desde el Gobierno nacional se tomen medidas efectivas para garantizar la vida y la tranquilidad de todos los Colombianos, y en particular de quienes viven en el suroccidente que se han visto gravemente afectados”, manifestó el Consejo Gremial, que preside Bruce Mac Master.

Asimismo, señaló que es imperativo que el Estado colombiano y las autoridades competentes adelanten las investigaciones pertinentes y se identifiquen a los responsables de estos hechos violentos para que sean llevados ante la justicia. Al mismo tiempo, hizo un llamado al Gobierno nacional para que tome medidas urgentes, pues afirman que “estas acciones terroristas se han vuelto constantes, creando zozobra y temor en sus habitantes”,

El organismo cúpula que representa al sector privado colombiano también expresó su solidaridad a las personas afectadas por las acciones delincuenciales ejecutadas por los grupos ilegales y ratificó su compromiso. “Desde el Consejo Gremial Nacional seguiremos avanzando en la agenda de trabajo -Encuentros por la seguridad definida con el Ministerio de Defensa y los altos mandos de la Fuerza Pública, para llevar desarrollo y bienestar a las regiones, pero es imperativo que a esta región lleguen la seguridad y la justicia”, señaló.

¿Qué pasó en Jamundí?

Una moto cargada con explosivos fue detonada frente a una patrulla de la Policía en pleno centro de Jamundí - crédito Facebook

En horas de la mañana del 12 de junio de 2024 en Jamundí, Valle del Cauca, se registraron ataques de grupos armados en contra de la población civil y la Policía, en una nueva jornada de hostigamientos en medio de la ola de violencia que vive el sur del país.

El ataque fue dirigido a la patrulla de policía de la zona donde grupos criminales instalaron una motocicleta cargada de explosivos, estallando a pocos metros del establecimiento ubicado en el centro de la ciudad.

“Este acto ha resultado en varios heridos, incluyendo a un sargento y una patrullera que se encontraban en patrullaje por el sector en el momento de la explosión”, señaló la Alcaldía de Jamundí por medio de un comunicado.

Más heridos

Además, otros dos civiles habrían resultado lesionados. Una de las víctimas fue Rafael González, un cuidador de motos que trabajaba sobre la vía en el punto en el que habría sido dejado el explosivo. Según el reporte médico, el afectado presenta fractura expuesta de fémur, múltiples heridas en el cuerpo, al igual que quemaduras en cuello, cara, tórax y abdomen. “El hombre de origen venezolano fue traslado a quirófano de forma inmediata por la gravedad de sus lesiones”, afirmó en un comunicado la Fundación Valle del Lili, de Cali.

Los otros heridos fueron un teniente y una patrullera de la Policía, quienes sufrieron lesiones por las esquirlas que desató la explosión. La entidad afirmó que los dos pacientes se encuentran estables y en observación del personal médico del centro de salud.

Después de la explosión, las autoridades encargadas revelaron que localizaron a un posible sospechoso del ataque terrorista. Sin embargo, aclaró que no se efectuó la captura del individuo, porque no tenían las pruebas suficientes para privarlo de la libertad. Asimismo, anunciaron que seguirían con las investigaciones para dar con el paradero de los culpables del suceso.

Guardar

Nuevo