Bogotá estaría en riesgo de apagón a partir de 2025 por falta de proyectos de transmisión eléctrica

Desde el cabildo distrital se advirtió que sin los proyectos eléctricos se podría generar un desequilibrio energético

Guardar

Nuevo

Juan David Quintero señala que los proyectos Norte-Chivor, Sogamoso y Virginia-Nueva Esperanza debieron terminarse entre 2015 y 2018 para evitar esta crisis - crédito Juan David Quintero

El concejal Juan David Quintero advirtió que Bogotá podría enfrentarse a un apagón en 2025 debido a la falta de construcción de proyectos clave de transmisión eléctrica: Norte-Chivor, Sogamoso y Virginia-Nueva Esperanza. Y es que para el vocero, dichos proyectos deberían haber sido culminados entre 2015 y 2018.

Ante la creciente demanda de energía en la capital, impulsada por la llegada de la Primera Línea del Metro, el incremento de la flota de buses eléctricos y nuevos proyectos de vivienda como Lagos de Torca, así como la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar) Canoas, Quintero subrayó la necesidad urgente de avanzar en estos proyectos de infraestructura energética.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

De acuerdo con datos del Grupo Energía Bogotá (GEB), la generación de energía que satisface la demanda de la capital, Cundinamarca y Meta, es de 3.500 MW, pero la demanda diaria de esta región ya ronda los 3.000 MW. Quintero señaló que “solamente el metro de Bogotá demandará cerca de 50 MW al mes”, lo que podría generar un desequilibrio entre la oferta y la demanda energética en pocos años.

Quintero explicó que la energía para la región se genera en ubicaciones como Sogamoso y Chivor, por lo que es crucial que se asegure la interconexión a través de las redes de transmisión proyectadas para que Bogotá pueda disponer de la energía necesaria.

“La empresa Enlaza, propiedad del GEB, comenzó el proceso de licenciamiento ambiental ante la Agencia Nacional de Licencias Ambientales en 2016 para las redes de transmisión Norte-Chivor y Sogamoso. No obstante, debido a que estas redes atraviesan zonas de reserva ambiental, se requiere la aprobación del Ministerio de Ambiente, lo cual ha sido un proceso lento” según comentó Quintero.

El concejal expresó su preocupación por la falta de avance en los trámites de licenciamiento, mencionando que la ministra Susana Muhamad ha centralizado estos procesos, generando una parálisis que podría derivar en racionamientos de energía para 2025.

Atrasos en infraestructuras clave podrían causar apagón en 2025 en Bogotá - crédito IDU
Atrasos en infraestructuras clave podrían causar apagón en 2025 en Bogotá - crédito IDU

Quintero también consideró contradictorio que el Gobierno nacional, que promociona una transición energética, tenga a Bogotá dependiendo de la planta termoeléctrica de carbón, Termozipa. Igualmente, hizo un llamado para acelerar las mesas de trabajo entre el Distrito y el Gobierno Nacional para prevenir una posible crisis energética en la ciudad.

Este será el consumo de energía de la Primera Línea del Metro de Bogotá

El gran proyecto de transporte público, que está previsto para iniciar operación en 2028, añadirá solo un 1% al consumo actual de energía de la ciudad, según lo explicó el gerente general de la Empresa Metro de Bogotá, Leonidas Narváez.

El gerente señaló que dicha cifra, que refleja un bajo impacto energético, fue discutida durante el panel “Innovaciones y desafíos del transporte sostenible” en el Gran Encuentro SOStenible en el Movistar Arena.

Narváez subrayó que ese consumo adicional del Metro de Bogotá no generará problemas de suministro, ya que la capacidad de las redes de energía en la ciudad es suficiente. Además, la eficiencia del sistema se incrementará gracias a trenes automatizados que aprovechan la energía regenerativa producida durante el frenado, alcanzando un ahorro energético del 35%.

Primera Línea del Metro añadirá solo un 1% al consumo energético de Bogotá - crédito Metro de Bogotá
Primera Línea del Metro añadirá solo un 1% al consumo energético de Bogotá - crédito Metro de Bogotá

Para el gerente, la Primera Línea del Metro de Bogotá alcanzó un 34,62% de ejecución y se espera que entre en pruebas en septiembre de 2027. Narváez indicó que la reducción de los tiempos de desplazamiento es uno de los beneficios más significativos del proyecto, permitiendo que los ciudadanos de Bosa y Kennedy reduzcan su tiempo de viaje al centro de la ciudad de una hora y media a 28 minutos.

Narváez destacó que ese ahorro de tiempo permitirá a las personas dedicar más tiempo a actividades personales como estudiar, hacer deporte o pasar tiempo con la familia. Las estaciones del metro utilizarán energía led y tendrán sistemas para reutilizar aguas lluvias, fomentando la sostenibilidad.

Por último, Narváez mencionó los esfuerzos realizados con las comunidades escolares para mitigar el impacto de las obras y fomentar una cultura ciudadana adaptada al nuevo sistema de transporte. “Estas iniciativas buscan preparar a la población para la integración del metro en su vida cotidiana”.

Guardar

Nuevo