Hombre fue brutalmente torturado y asesinado en Soledad: delincuentes dejaron un letrero en la escena del crimen

De acuerdo con medios locales, el joven de 25 años no presentaba anotaciones judiciales y no tenía vínculos con estructuras criminales

Guardar

Nuevo

Hombre fue brutalmente asesinado en Soledad - crédito Mauricio Dueñas/EFE- Redes sociales
Hombre fue brutalmente asesinado en Soledad - crédito Mauricio Dueñas/EFE- Redes sociales

La comunidad del sector conocido como El Pasito, en Soledad (Atlántico), está consternada tras el hallazgo de un cadáver con aparentes signos de tortura y un letrero en que lo tachaban de “ratero”.

De acuerdo con lo conocido por El Heraldo, se trataría de Jan Carlos Villazón Alcázar, de 25 años de edad, que fue encontrado por las autoridades en la mañana del martes 11 de junio, específicamente a las 8:30 a. m., en el barrio La Bonga. El cuerpo estaba semidesnudo y presentaba disparos en el rostro, puñaladas, además, tenía amarrados los pies y un letrero en el pecho que decía: “ratero, extorsionista, cachorro de la coronita”.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Los primeros informes forenses indicaron que el sujeto, que estaba desaparecido desde el lunes 10 de junio, habría recibido dos disparos, uno en el hombro derecho y otro en la cabeza. Asimismo, fue acuchillado al menos cinco veces en el cuello.

De acuerdo con medios locales, el occiso se desempeñaba como barbero - crédito Ricardo Arduengo/REUTERS
De acuerdo con medios locales, el occiso se desempeñaba como barbero - crédito Ricardo Arduengo/REUTERS

Las versiones sobre los métodos con los que habría sido torturado Villazón Alcázar son varias. Algunos indican que el cuerpo habría sido arrastrado por un carro hasta el lugar donde fue hallado, mientras que otros sostienen que el sujeto fue colgado de cabeza y golpeado en repetidas ocasiones. No obstante, serán las autoridades que determinen los móviles del crimen.

También se conoció que el occiso se dedicaba a la barbería y, además, no tendría anotaciones judiciales en el Sistema Penal Oral Acusatorio (Spoa) ni vínculos con organizaciones criminales, según reseñó el medio citado.

Dos cuerpos fueron hallados con signos de tortura y amarrados

En condiciones similares fueron hallados los cuerpos de dos hombres que habían sido reportados como desaparecidos, en los municipios de Dibulla y Fonseca (La Guajira), los días 3 y 8 de junio, en hechos aislados.

De acuerdo con el medio local La Guajira hoy, el lunes 3 de junio desapareció Alberto Pimienta Movil, conocido como Macho que, según indicaron sus familiares, sufría de problemas mentales.

Por la desaparición, sus familiares notificaron de inmediato a las autoridades y comenzaron una búsqueda intensiva por todo el municipio. La búsqueda culminó de manera trágica cuando, en la mañana del lunes festivo, un campesino encontró su cadáver en avanzado estado de descomposición cerca de Maziruma (La Guajira) y dio aviso a los familiares y a las autoridades, según indicó el medio anteriormente mencionado.

Una de las víctimas se desempeñaba como mototaxista - crédito Sergio Acero/Colprensa
Una de las víctimas se desempeñaba como mototaxista - crédito Sergio Acero/Colprensa

De otro lado, el caso de Enzo Amith Toncel Guerra, que se desempeñaba como mototaxista, generó un ambiente de angustia entre sus allegados tras su desaparición el sábado 8 de junio. La búsqueda se amplió entre familiares, amigos y compañeros hasta el día siguiente, cuando se difundió una información errónea sobre el hallazgo de su cuerpo tiroteado en una zona rural de Fonseca. Al dirigirse al lugar, la Policía y los familiares constataron que se trataba de una falsa alarma.

Sin embargo, el lunes festivo un cuerpo fue visto cerca de la Sierra de Los Brito (La Guajira). El cadáver, que mostraba señales de tortura y estaba amarrado a la orilla de la carretera entre Guayacanal y Pozo Hondo en Barrancas, fue identificado por Yinelca Pitre, pareja de Toncel Guerra, debido a la vestimenta que llevaba el día que fue visto por última vez. La investigación policial descartó la hipótesis de que el móvil del asesinato fuera un robo, ya que su mototaxi se encontraba intacto.

A propósito, la familia de Enzo ya había vivido otra tragedia, en acontecimientos ocurridos en abril de 2024, donde su hermana menor, Irma Toncel Guerra, y su esposo, Emigdio Oñate Arrieta, murieron calcinados en su residencia de Fonseca.

Los cadáveres de Pimienta y Toncel Guerra fueron levantados por unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y trasladados a la morgue en Maicao para realizar las respectivas autopsias.

Guardar

Nuevo