ELN advirtió que volverán a secuestrar: así reaccionaron la ONU y la iglesia católica

Además, le hicieron un llamado a todos los grupos armados para que abandonen esta práctica, que significa una clara violación a los derechos humanos

Guardar

Nuevo

FOTO DE ARCHIVO. Guerrilleros del Ejército de Liberación Nacionall (ELN) caminan por una zona montañosa y selvática del departamento de Antioquia, Colombia, 30 de mayo, 2004. REUTERS/Albeiro Lopera
FOTO DE ARCHIVO. Guerrilleros del Ejército de Liberación Nacionall (ELN) caminan por una zona montañosa y selvática del departamento de Antioquia, Colombia, 30 de mayo, 2004. REUTERS/Albeiro Lopera

Como un retroceso en el proceso de paz con el ELN se puede calificar el anuncio de esa guerrilla de volver a su práctica del secuestro, que había decidido abandonar en noviembre pasado tras la conclusión del quinto ciclo de conversaciones con el Gobierno en Ciudad de México.

El anuncio del grupo subversivo estuvo motivado por las acusaciones al Ejecutivo de supuestos incumplimientos en la construcción del Fondo Multidonante del proceso de paz, cuyo propósito es proporcionar fondos para las iniciativas que se establezcan durante el proceso.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Antonio García, máximo comandante del ELN - crédito REUTERS
Antonio García, máximo comandante del ELN - crédito REUTERS

A la fecha, el Fondo aún no está constituido, el Gobierno muestra poca voluntad para avanzar en este campo. Dado lo anterior, el ELN da por terminado su oferta de suspensión unilateral de retenciones económicas”, se puede leer en un documento compartido por el grupo armado.

Tanto la Iglesia Católica como la Organización de las Naciones Unidas, ONU, que son acompañantes del proceso de paz, expresaron sus preocupaciones por el anuncio del ELN. “Reiteramos que la privación de la libertad de personas no tiene justificación alguna y es un flagelo deplorable que atenta contra la dignidad humana y lastima la conciencia de toda la nación colombiana”, expresaron en un comunicado conjunto.

Así mismo, le hicieron un llamado a todos los grupos armados al margen de la ley para que dejen de secuestrar, teniendo en cuenta que es una práctica que claramente atenta contra los derechos humanos.

Hacemos un llamado al ELN y a todos los grupos armados a que pongan fin a esta práctica que va en contravía del horizonte de paz que tanto anhela la sociedad colombiana”, se puede leer en el documento.

La Iglesia Católica y el ELN vieron con preocupación el anuncio del ELN - crédito REUTERS
La Iglesia Católica y el ELN vieron con preocupación el anuncio del ELN - crédito REUTERS

En respuesta al anuncio de la guerrilla, el Gobierno nacional expresó que el Fondo “de ninguna manera se creó como contraprestación a la suspensión del secuestro o la interrupción de otra acción específica incluida en el cese al fuego”.

Además, los representantes del Ejecutivo en la mesa de diálogo agregaron: “Siempre se le ha dejado en claro al ELN que el comercio con seres humanos no tiene ninguna clase de justificación y su eliminación no es objeto de ninguna transacción por parte del Estado colombiano. Esperamos que el ELN mantenga el compromiso adquirido ante la sociedad colombiana y la comunidad internacional y ponga fin a cualquier forma de secuestro”.

Por su parte, Vera Grabe, la jefe negociadora de la delegación del Gobierno, indicó que está evaluando los pasos a seguir ante el anuncio de la guerrilla, y así mismo criticó su decisión de volver al secuestro. “El ELN tiene que tomar una decisión seria frente al proceso de paz”, dijo y agregó que “está fuera de lugar hacer estas presiones en este momento”.

Vera Grabe, jefe negociadora del Gobierno con el ELN, dijo que evaluará los pasos a seguir ante el anuncio del grupo armado - crédito REUTERS
Vera Grabe, jefe negociadora del Gobierno con el ELN, dijo que evaluará los pasos a seguir ante el anuncio del grupo armado - crédito REUTERS

El ELN había decidido abandonar su práctica del secuestro como fuente económica ante la petición que le hizo el Gobierno nacional por la crisis que produjo el rapto de Luis Mane Díaz, el padre del afamado Luis Díaz, futbolista del Liverpool de la Premier League de Inglaterra.

“Ha llegado el momento de tomar decisiones que eliminen el secuestro, como lo hemos solicitado desde el comienzo de los diálogos. Es insostenible argumentar, desde un punto de vista ético, que comerciar con seres humanos es lícito, aún bajo las condiciones de un conflicto armado”, expresó la delegación en una carta que le hizo llegar al grupo armado luego de la liberación del padre del deportista colombiano.

La retención de Mane produjo una aguda crisis en el proceso que solo pudo ser superada tras una reunión de 13 días en Cuba. Cuando finalizó el encuentro, ambas partes acordaron extender el cese al fuego bilateral por seis meses más, mientras que el ELN suspendió de manera unilateral los secuetros con fines económicos.

Guardar

Nuevo