Racionamiento de agua en Bogotá podría ser más fuerte, advirtió el Acueducto: “Si no está cediendo el consumo, habrá medidas más estrictas”

El Acueducto de Bogotá indicó que los cortes de agua podrían ser indefinidos hasta que el nivel de los embalses mejore

Guardar

Nuevo

Embalse de San Rafael antes (izquierda) y ahora (derecha) en medio de crisis por fenómeno de El Niño en Bogotá - crédito Alcaldía de Bogotá
Embalse de San Rafael antes (izquierda) y ahora (derecha) en medio de crisis por fenómeno de El Niño en Bogotá - crédito Alcaldía de Bogotá

La capital colombiana, Bogotá, se ve actualmente enfrentada a una medida de racionamiento de agua. Esta decisión responde a la alarmante disminución en los niveles de los embalses que proveen el vital líquido a la metrópoli. La Empresa de Agua y Acueducto de Bogotá, bajo la dirección de Natasha Avendaño, ha anunciado que los cortes de suministro serán indefinidos hasta que se registre una mejora sustancial en el nivel de los embalses.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

La situación es particularmente crítica en el sistema de Chingaza, responsable de abastecer aproximadamente el 70% del agua consumida tanto en la ciudad como en los municipios vecinos, el cual reporta un preocupante 17,9% de su capacidad total. Ante este escenario, la Alcaldía ha tomado la decisión de implementar cortes programados de 24 horas en nueve sectores específicos de la ciudad, los cuales se reiniciarán cada décimo día.

La gerente Avendaño ha explicado que la vigencia de estas medidas será indefinida, permaneciendo en efecto hasta que las condiciones de los embalses experimenten una mejoría. Además, se llevará a cabo una revisión quincenal para determinar si es necesario ajustar el nivel de restricción de estas medidas.

Así están distribuidas las zonas de restricción de agua que empezarán a operar el 11 de abril - crédito Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá
Así están distribuidas las zonas de restricción de agua que empezarán a operar el 11 de abril - crédito Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá

Es importante destacar que el consumo doméstico representa el 91% del total en la ciudad, con un 58% destinado al aseo personal, un 23% a actividades de cocina y un 10% al uso de inodoros.

Dada esta distribución, se hace un llamado a la ciudadanía para que priorice la restricción en estos ámbitos específicos de consumo, con el fin de contribuir de manera significativa a la reducción del 11% en el consumo total que se busca alcanzar.

Según Avendaño el consumo actual de agua en la ciudad y sus alrededores es de 17,44 metros cúbicos por segundo por lo que se ha establecido el objetivo de reducir este consumo en un 11%. En términos prácticos, esto significaría una disminución de 2 metros cúbicos por segundo, llevando el consumo a aproximadamente 15 metros cúbicos por segundo.

En caso de no ver disminución en el consumo se pondrán medidas más estrictas - crédito Acueducto de Bogotá
En caso de no ver disminución en el consumo se pondrán medidas más estrictas - crédito Acueducto de Bogotá

Esta medida de reducción afectará principalmente a los sistemas de Chingaza y el Agregado Norte, mientras que El Dorado, que suministra agua a Usme, no experimentará restricciones. No obstante, se sigue fomentando un consumo responsable en todas las áreas.

Añadió que se esperaban lluvias hacia finales de marzo que no se materializaron, lo que llevó a la empresa a tomar precauciones, como asegurar la mayor cantidad de agua posible desde la planta de tratamiento de Tibitoc en Tocancipá.

Según Avendaño, dada la gravedad de la situación, es poco probable que se relajen las restricciones en la primera fase de cortes. Es crucial que la ciudadanía comprenda la importancia de esperar un cambio en la tendencia climática, que hasta el momento no ha mostrado señales de mejora.

Además, según la funcionaria, las condiciones para modificar las restricciones dependen del comportamiento del nivel del embalse de Chingaza, por lo que el nivel continúa disminuyendo debido a la falta de lluvias, lo que podría indicar un desabastecimiento según los modelos hidrometeorológicos, se considerará la necesidad de endurecer las medidas. Si el consumo no disminuye, también se contemplará esta posibilidad.

El objetivo es reducir 11% el consumo de metros cúbicos de agua - crédito Empresa de Acueducto
El objetivo es reducir 11% el consumo de metros cúbicos de agua - crédito Empresa de Acueducto

“Dependerá de cómo se comporte el nivel de Chingaza. Si sigue cayendo porque no se presentan lluvias de una manera que implique que la actualización de nuestros modelos hidrometereológicos y nos muestra un desabastecimiento, tendríamos que analizar si hay necesidad de aumentar las medidas restrictivas. Si no está cediendo el consumo, también nos tocaría tomar esta decisión”, dijo Avendaño.

En cuanto al endurecimiento de los cortes, se tomarán decisiones basadas en la situación actual y las alternativas disponibles en ese momento. Se ha contemplado la posibilidad de imponer sanciones por consumos excesivos, conforme a la regulación de la Comisión de Regulación de Agua (CRA), aunque su aplicación es compleja debido a la naturaleza combinada del sistema de suministro.

Para abordar el problema de las pérdidas, que representan aproximadamente el 34% del total, se ha establecido una nueva gerencia encargada de centralizar la información analítica y gestionar la recuperación de pérdidas y consumo. Esta medida busca mejorar la eficiencia de las redes y combatir situaciones de fraude que afectan el suministro de agua.

En las zonas afectadas por los cortes, se proporcionarán carrotanques únicamente cuando la infraestructura individual de abastecimiento de las instituciones sea insuficiente. Esta asistencia no se extenderá a hogares o comercios, sino que se limitará a instituciones críticas como hospitales y colegios.

Finalmente, se recomienda a los hogares continuar con prácticas de ahorro consciente y estar alerta a las buenas prácticas de consumo. Durante los días de corte, se insta a la población a abastecerse de manera prudente, evitando el desperdicio de agua y asegurándose de no acumular más de lo necesario.

Guardar

Nuevo