Este es el importante número de motocicletas que hay en el país, de acuerdo con información del Runt

En febrero se registraron 64.239 motocicletas nuevas en el país, según la Andi

Compartir
Compartir articulo
Motocicletas de segunda mano en Colombia | FOTO: Colprensa
Motocicletas de segunda mano en Colombia | FOTO: Colprensa

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) informó que durante el mes de febrero se matricularon 64,239 motocicletas nuevas en el país, reflejando un aumento del 9 % en comparación con los datos de febrero de 2023.

De acuerdo con las más recientes cifras del RUNT, en Colombia hay matriculadas 11,6 millones de motos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Además, en los primeros dos meses del año, se han registrado un total de 120,396 motocicletas nuevas, lo que representa un crecimiento del 5,7 % en comparación con el mismo período del año anterior.

En cuanto a las marcas más populares, Yamaha lidera las ventas en febrero de este año, capturando el 18,7% del mercado de motocicletas. Le siguen AKT con un 16,2% y Bajaj con un 15,5%, consolidándose como opciones destacadas entre los compradores colombianos. Estos datos fueron publicados por la Cámara de la Industria de las Motocicletas de la ANDI el viernes pasado.

Según la información proporcionada por la ANDI, “los departamentos de Cundinamarca, Antioquia y Valle del Cauca continúan liderando el registro de motocicletas en Colombia. En estos territorios, municipios como Sabaneta (Antioquia), Funza y Soacha (Cundinamarca) encabezan el ranking de poblaciones con el mayor número de motocicletas registradas”.

El reporte destaca el crecimiento constante del mercado de motocicletas en Colombia, evidenciando la preferencia de los consumidores por este medio de transporte. Además, resalta la distribución geográfica de las matriculaciones, mostrando cómo ciertas regiones y municipios concentran un mayor número de registros de motocicletas.

Motos eléctricas: este es el tipo de licencia que debe tener para circular

En Colombia, la venta de motos eléctricas experimentó un notable descenso en el transcurso de 2023, comparado con las cifras registradas en 2022. Este cambio en el comportamiento del mercado de vehículos eléctricos de dos ruedas se ve reflejado en la venta de aproximadamente 207 unidades en lo que va de año, una cifra significativamente inferior a las 2.688 motos eléctricas vendidas durante todo el año anterior.

Este fenómeno resalta la fluctuante adopción de medios de transporte ecoamigables en el país, pese a sus reconocidos beneficios ambientales.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

La regulación vigente en Colombia, establecida por la resolución 160 de 2017, categoriza a las bicicletas eléctricas y ciclomotores dentro de la legislación de tránsito, definiendo criterios específicos que estos vehículos deben cumplir para ser considerados como tales.

Según esta normativa, cualquier vehículo de dos ruedas que exceda los 35 kilogramos de peso, posea una potencia mayor de 350 W y alcance velocidades superiores a 25 kilómetros por hora, será clasificado bajo esta categoría.

Esta regulación tiene como fin establecer un marco clarificador respecto al uso y requisitos de circulación de estos transportes alternativos, velando por la seguridad en las vías y la correcta integración de estas tecnologías en el ecosistema urbano.

La organización Andemos, encargada de monitorear el desempeño del sector automotriz en el país, ha sido una fuente clave para entender la evolución del mercado de las motos eléctricas en el territorio nacional.

Aunque la disminución en las ventas pudo deberse a diversos factores, no se especificaron las causas exactas de este declive. Sin embargo, la presencia de una normativa específica para el manejo de estos vehículos sugiere un esfuerzo por parte de las autoridades colombianas para promover su uso responsable y seguro, así como fomentar la movilidad sostenible como una alternativa válida frente a los medios de transporte convencionales.

La transformación hacia un parque vehicular más verde es un desafío que requiere no solo de la adecuación legislativa, también de la adaptación cultural y la aceptación social de nuevas formas de movilidad. En este sentido, la experiencia colombiana ofrece insights valiosos sobre cómo los marcos regulatorios y la dinámica de mercado influencian la adopción de tecnologías limpias en Latinoamérica.