Tres menores de edad reportados como desaparecidos en Cundinamarca fueron rescatados en el Bajo cauca antioqueño

Los menores de edad fueron reportados como desaparecidos en el municipio de Funza

Compartir
Compartir articulo
IMAGEN DE REFERENCIA Uniformados de la Policía de Colombia |  Crédito El Universo/Sitio web
IMAGEN DE REFERENCIA Uniformados de la Policía de Colombia | Crédito El Universo/Sitio web

La Policía llevó a cabo una operación en el Bajo Cauca antioqueño que culminó con el rescate de tres menores de edad que habían desaparecido hace 15 días en Funza, Cundinamarca, de acuerdo con información de la emisora Blu Radio.

Las autoridades realizaron un esfuerzo conjunto que permitió ubicar a estos adolescentes de 13, 14 y 15 años en el corregimiento de Puerto Valdivia, Antioquia.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El operativo se desencadenó a partir del relato de uno de los menores, quien había sido trasladado a Yarumal en una ambulancia después de caerse de un tractocamión cerca del municipio de Tarazá.

Este testimonio sirvió como punto de partida para la coordinación de acciones entre diversas instituciones que culminaron con la localización de los menores, acompañados por un individuo mayor de 20 años cuyas intenciones están siendo investigadas.

Según el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía en Antioquia, estos individuos habían sido engañados con la promesa de un viaje a la costa atlántica de Colombia. Martínez destacó la importancia de escuchar y comprender a los jóvenes para evitar que agentes externos influyan en sus decisiones.

Uno de los menores rescatados había sido reportado como desaparecido desde el 13 de febrero en Funza, Cundinamarca, luego de que su padre fuera víctima de una estafa telefónica en la que un individuo haciéndose pasar por miembro de un grupo armado exigía dinero para la liberación del menor.

Recuperan los cuerpos de dos hermanos desaparecidos en Colombia en 1998

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) recuperó los cuerpos de dos hermanos colombianos cuyo rastro se perdió en 1998 cuando eran menores de edad y fueron reclutados por la guerrilla de las FARC, informó este lunes la entidad.

Los cuerpos de Yolima y Felipe, nombres cambiados por petición de la familia, fueron recuperados en diciembre en zonas rurales de los municipios de Urrao y Frontino, en el departamento de Antioquia (noroeste).

“Con la recuperación de los cuerpos contribuimos a aliviar el dolor de esta familia que los buscaba desde hace más de 20 años. La familia de Yolima y Felipe no tendrán más personas desaparecidas, pues los dos hijos han sido encontrados”, afirmó la coordinadora de la UBPD en Antioquia, Gloria María Araque.

El cuerpo de Yolima, que murió por una explosión en septiembre de 2003, fue recuperado cerca del cerro El Plateado, un páramo ubicado a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar en Urrao.

El hallazgo del cuerpo era difícil, según la UBPD, porque el terreno tiene “alto riesgo de deslizamiento” por cuenta de fallas geológicas, lo que era una amenaza para la búsqueda.

Cuando hacía parte del grupo armado, Yolima quedó embarazada y tuvo que entregar a una familia a su hijo Bayron, pues “no podía permanecer con él en el monte”.

Cuando el niño cumplió dos años, la mujer murió y no se pudo despedir de él, que “ahora tiene 23 años y fue a la vereda de Urrao con la intención de conocer a su mamá”, agregó la UBPD.

A Frontino, municipio ubicado a 200 kilómetros de Urrao y que también hace parte de Antioquia, viajaron los familiares de estos hermanos a buscar el cuerpo de Felipe, que murió en una incursión armada en el 2000.

El lugar en el que estaba el cuerpo fue encontrado gracias al testimonio de un excombatiente de las FARC, que firmó el acuerdo de paz y que acompañó a Yolima hasta el sitio de la inhumación cuando ella estaba viva.

Pese a los cambios del paisaje, los familiares, la UPBD y la Corporación Reencuentros, conformada por excombatientes, identificaron, tras cinco horas de búsqueda, el lugar en el que estaba el cuerpo.

El excombatiente de las FARC José Ignacio Sánchez Ramírez, que participó de la búsqueda, dijo que se demostró “que no es fácil encontrar un cuerpo que tiene más de veinte años de estar en un lugar”.

“Sin embargo, el compromiso y la tarea de nosotros, que está consignado en el punto 5 del Acuerdo de Paz, es tratar de hacer lo posible por rescatar esos cuerpos y entregarlos a sus familias”, añadió.

En Colombia hay un universo de 103.839 personas dadas por desaparecidas durante el conflicto armado y la UBPD tramita 26.481 solicitudes de ciudadanos que buscan a sus familiares.

Con información de EFE.