Confirmada llegada de Salvatore Mancuso a Colombia: aterrizará en Bogotá este martes con otros 108 deportados

El exfeje paramilitar llegará al país después de cumplir una condena de 15 años de prisión en Estados Unidos. En Colombia también le espera un largo proceso penal

Compartir
Compartir articulo
El lider de las Autodefensas Unidas de Colombia llegará al país después de cumplir una condena por delitos relacionados con narcotráfico - crédito Mario Caicedo/EFE
El lider de las Autodefensas Unidas de Colombia llegará al país después de cumplir una condena por delitos relacionados con narcotráfico - crédito Mario Caicedo/EFE

Después de varios días de expectativas, por fin se conoció la hora en que llegará el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a Colombia.

Según se ha conocido, el primer paramilitar aceptado por la Jurisdicción Especial para la Paz, llegará sobre las 2:30 de la tarde de este martes 27 de febrero, después de que se especulara que su arribo al país se daría desde el domingo 25 de febrero.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Asimismo, el traslado del antiguo líder de las AUC no será como en 2008, cuando el Gobierno de Estados Unido envió una avioneta para trasladarlo y condenarlos por sus delitos relacionados con el narcotráfico. En esta ocasión, Mancuso llegará en un vuelo junto a 108 colombianos que fueron deportados del país norteamericano.

Entretanto, en los alrededores de la terminal aérea ya se dispuso de todo un operativo para vigilar y controlar el traslado de uno de los hombres que se ha convertido en la ficha clave para esclarecer la verdad ante la JEP, y que ha sido nombrado como gestor de paz por mandato del presidente de la República, Gustavo Petro.

Luego de penar 16 años de cárcel en Estados Unidos, el exjefe paramilitar vuelve a Colombia- crédito Colprensa
Luego de penar 16 años de cárcel en Estados Unidos, el exjefe paramilitar vuelve a Colombia- crédito Colprensa

Hasta donde se conoce, las autoridades nacionales aún mantienen oculto el plan de traslado de Mancuso, aunque se han planteado dos posibilidades para su llegada. Una de las opciones es llevar al exjefe paramilitar por tierra hasta la cárcel de máxima seguridad La Picota, al sur de Bogotá, custodiado por un fuerte esquema de seguridad.

Como segunda posibilidad, también se contempla que Mancuso llegue al pabellón de los extraditables en uno de los helicópteros de la Policía Nacional, lo que ahorraría tiempos y garantizaría la máxima seguridad de uno de los hombres más nombrados por la JEP en los últimos meses.

Además, en un principio se hablaba de que Salvatore llegaría al búnker de la Dijín; sin embargo, en las últimas horas se dio a conocer que la opción fue descartada por cuestiones de seguridad del hombre con más de 40 órdenes de captura vigentes en Colombia.

Lo que sí es seguro, es que el trámite de recepción por parte de Migración Colombia se adelantará en la base antinarcóticos después de que aterrice en una de las pistas del Aeropuerto Internacional El Dorado. Una vez logren llevarlo a las instalaciones de la Policía Nacional, los agentes procesarán su ingreso, harán la lectura de derechos y posterior captura, y finalmente recibirá atención médica para tener una valoración inicial de su estado de salud.

Salvatore Mancuso llega a Colombia como gestor de paz

El nombramiento de Salvatore Mancuso como gestor de paz por el gobierno del presidente Gustavo Petro ha generado controversia debido a su pasado como líder paramilitar y sus conexiones con la mafia de Calabria.

Este anuncio se produjo casi dos décadas después de su participación en procesos de justicia y paz y mientras enfrenta múltiples procesos pendientes tanto en la jurisdicción de Justicia y Paz como en la justicia ordinaria. A pesar de las incertidumbres sobre su rol y la intención del Gobierno detrás de este nombramiento, Mancuso busca asegurar su futuro jurídico.

Además de Mancuso, el suspendido canciller Álvaro Leyva ha interactuado con otros ex líderes paramilitares como alias ‘Macaco’, quien fue expulsado de Justicia y Paz por no colaborar en el esclarecimiento de crímenes.

A pesar de las declaraciones realizadas por Mancuso en el pasado, especialmente ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y otras cortes, que salpicaron a políticos y exmandatarios como Álvaro Uribe, recientemente no se han presentado pruebas nuevas que alteren significativamente las versiones previas entregadas hace casi 20 años. Este hecho ha sido parte de la reacción negativa del expresidente Uribe frente a la designación de Mancuso como gestor de paz.

Durante su tiempo en Justicia y Paz, antes de su extradición a los Estados Unidos, Mancuso admitió su responsabilidad en una serie de masacres y crímenes cometidos por las AUC. También reveló la influencia de las autodefensas en el Congreso colombiano y entregó información sobre reuniones con políticos y generales del Ejército, buscando demostrar los vínculos entre los paramilitares y sectores de la política y la fuerza pública colombiana. Sin embargo, algunas de estas afirmaciones no han podido ser plenamente corroboradas por falta de evidencia.