No duró ni dos meses el puente colgante en Santander que costó más de $1.000 millones

El 30 de diciembre de 2023, el entonces Gobernador de Santander inauguró con bombos y platillos el puente, que hoy representa un riesgo para la comunidad de Cépita

Compartir
Compartir articulo
Puente inaugurado por el exgobernador de Santander Mauricio Aguilar no duró ni dos meses funcionando - crédito Mauricio Aguilar / X
Puente inaugurado por el exgobernador de Santander Mauricio Aguilar no duró ni dos meses funcionando - crédito Mauricio Aguilar / X

Los habitantes de Cepitá tienen una nueva desilusión, esta vez por cuenta del entonces Gobernador de Santander Mauricio Aguilar Hurtado, que entregó por todo lo alto el puente colgante que atraviesa el río Chicamocha, pero luego de un mes y 22 días de haberse inaugurado, ya no es apto para el tránsito.

En 2022, los habitantes del mencionado municipio se vieron afectados por las fuertes lluvias que finalmente tumbaron el puente que atravesaba el río Chicamocha, y que conecta la vereda San Miguel a El Basto en Curití y Aratoca.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel

Por ello, y debido a una solicitud expresa de la comunidad, la Unidad de Gestión del Riesgo hizo la contratación para entregar el tan anhelado puente.

Puente que atraviesa el río Chicamocha se desplomó. No duró ni dos meses - crédito Mauricio Aguilar / X
Puente que atraviesa el río Chicamocha se desplomó. No duró ni dos meses - crédito Mauricio Aguilar / X

Efectivamente, el 30 de diciembre de 2023, antes de que se terminara su mandato, el exgobernador hizo la entrega oficial del puente que beneficiaría a más de 1.700 habitantes de la zona. En sus redes sociales, Aguilar expresó la gratificación que le generaba entregar un puente que no pondría en riesgo a los niños, mujeres, ancianos y comunidad en general para poder transitarlo:

“¡En #Cepitá entregamos el puente #13 de los 16 que construimos con nuestra estrategia #PuentesParaLaVida! Una estructura de más de 115 metros para los habitantes de la vereda San Miguel que comunica a la vereda El Basto de Curití y Aratoca. ¡Que gratificante ver a las familias caminar por un lugar seguro!”, escribió vía X, el entonces gobernador Mauricio Aguilar.

Exgobernador de Santander inauguró con bombos y platillos el puente - crédito Mauricio Aguilar / X
Exgobernador de Santander inauguró con bombos y platillos el puente - crédito Mauricio Aguilar / X

Sin embargo, el jueves 22 de febrero se conoció que el puente ya no está habilitado para el uso de la comunidad, debido a que presenta evidentes daños estructurales que representan un peligro para quien lo cruce.

El senador Fabián Díaz, del partido Verde, llegó hasta la zona para comprobar el reclamo de la comunidad:

“Se hace un show mediático para la entrega de este puente. Los mismo habitantes de la vereda de San Miguel, donde está justamente ubicado este puente y que buscaba beneficiar a esta comunidad, identifica que se encontraba en mal estado, es decir, el puente visualmente ya presentaba unas fallas visuales y terminamos viendo que se desploma, ni siquiera a los dos meses, a un mes y 22 días”, explicó el senador a La W.

El puente de 115 metros, que tuvo un costo aproximado de $1.250 millones ya no presta el servicio para el que fue construido: “En el puente fallo una estructura en la parte occidental, conocida como los muertos o los anclajes. Nosotros recibimos el reporte e hicimos una solicitud específica a la entidad contratante”, afirmó Eduardo Gómez, secretario de Planeación de Cepitá.

El funcionario agregó que, “A mitad de enero recibimos el reporte de una falla, ´que había unas afectaciones, hicimos una solicitud a la Unidad de Gestión de Riesgo, solicitamos la presencia a la interventoría”.

Por lo pronto, según informó La W, la Contraloría y la Gobernación visitarán el puente el lunes 26 de febrero para identificar los daños y el paso a seguir.

40 puentes en Colombia presentan daños graves

Un largo listado de puentes en Colombia no habría pasado la prueba que garantizan su buen estado. Un informe de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) dirigido al Ministerio de Transporte y a la Contraloría General de la República, dejaría en evidencia la magnitud de esta problemática.

El documento lo dio a conocer W Radio, que identificó los 40 puentes que requieren de una intervención inmediata antes de su colapso, o en el peor de los casos, ser destruidos y construidos nuevamente, debido a la cantidad de fallas técnicas que tendría.

De acuerdo con el medio citado, los puentes fueron clasificados en cinco categorías:

  • Categorías 1, 2 y 3: puentes que están en estado bueno o aceptable.
  • Categoría 4: daño grave y que requieren reparación inmediata.
  • Categoría 5: presentan daño extremo y riesgo de falla total.

Los 40 puentes en estado crítico estarían en siete departamentos del país, estos son:

Norte de Santander: dos puentes en categoría cuatro, de la concesión Unión Vial Río Pamplonita y concesión Ruta del Cacao.

Santander: dos puentes en categoría cuatro de la concesión Autopista Magdalena Medio SAS.

Boyacá: ocho puentes en categoría cuatro de la concesión Transversal del Sisga.

Antioquia: nueve puentes en categoría cuatro, dos de la concesión Devimar y seis de la concesión Covipacífico. El noveno puente está en la categoría cinco y también hace parte de la concesión Devimar.

Huila y Putumayo: 16 puentes, 15 en categoría cuatro y uno en categoría cinco, de la concesión Ruta al Sur.

Cundinamarca: Tres puentes en categoría cinco de la concesión Coviandina.