Video: Policía frustró robo a restaurante en Cali, un asaltante fue abatido y otro quedó herido

En el barrio La Flora, uniformados de la Policía Metropolitana intervinieron efectivamente para detener a delincuentes en plena acción delictiva

Compartir
Compartir articulo
La rápida intervención de los uniformados no solo previno un acto delictivo sino que subrayó el compromiso constante con la paz y seguridad de la comunidad - crédito redes sociales

Un enfrentamiento armado entre la Policía Metropolitana y un grupo de asaltantes, ocurrido en la tarde del viernes 23 de febrero en el barrio La Flora, al norte de Cali, Valle del Cauca, terminó con la muerte de uno de los criminales y otro con lesiones. El incidente se produjo tras el intento de robo en un restaurante de la zona, según informó el coronel Alexander Vargas, subcomandante de la Mecal.

Los hechos se desencadenaron cuando tres delincuentes armados ingresaron al establecimiento con el objetivo de sustraer las pertenencias de los comensales. Al momento de retirarse del lugar, “se presenta una frustración de una actividad delictiva, la cual se estaba desarrollando al interior de un restaurante. Nuestros uniformados logran enfrentarse a tres delincuentes, los cuales, momentos antes, habían generado la afectación a unos clientes al interior de un restaurante. En el cruce de disparos se logra la neutralización de uno de estos sujetos, igualmente se lesiona a otro que está siendo atendido en un centro médico”, detalló el oficial.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Este episodio recalca los constantes riesgos que enfrentan las fuerzas del orden en su labor por mantener la seguridad ciudadana. La intervención policial no solo impidió la consumación del robo, sino que también evidencia la disposición de las autoridades para enfrentar a aquellos que perturban la paz y el orden público.

El incidente subraya la importancia de la presencia policial y la cooperación ciudadana para detectar y prevenir actos delictivos, así como la capacidad de respuesta de las autoridades ante situaciones de riesgo inmediato para la población y sus bienes. La Policía del Valle del Cauca continúa investigando el caso, en busca de más información que lleve a la captura del tercer implicado, asegurando que se tomarán todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad en la región.

Un hecho similar en Bogotá

Bogotá es una de las ciudades con más altas tasas de criminalidad en Latinoamérica - crédito Jesús Avilés/ Infobae Colombia
Bogotá es una de las ciudades con más altas tasas de criminalidad en Latinoamérica - crédito Jesús Avilés/ Infobae Colombia

En el barrio Santa Bárbara de Bogotá, un escolta frustró un robo en un restaurante disparando contra el perpetrador, el cual había ingresado al lugar con intenciones de robar a los clientes. Este hecho se suma a una serie de atracos que han venido afectando a negocios gastronómicos situados en zonas exclusivas de la capital colombiana, especialmente en la localidad de Usaquén.

Al parecer, el asaltante, armado y decidido, ingresó al establecimiento y amenazó a los presentes. En medio de su intento por despojar de sus pertenencias a los clientes, no percibe la presencia de un escolta armado quien, aprovechando un descuido del ladrón, le dispara en dos ocasiones. A pesar de responder con un disparo, el asaltante termina huyendo del lugar herido, después de romper el vidrio de la entrada con su caída.

Estos incidentes de seguridad ocurren en un contexto donde, sorprendentemente, los índices criminales muestran cierta disminución en comparación con el año anterior. Según cifras aportadas por la Policía Metropolitana de Bogotá a Citynoticias, los robos a personas han visto una reducción del 17%, registrando 15.972 denuncias en los dos primeros meses del año en curso, en contraste con los 19.145 casos reportados en el mismo período del 2023.

Además, los robos a comercios también han disminuido, experimentando una caída del 59%, con 790 incidentes reportados entre enero y febrero de 2024 frente a los 1.917 del año previo. Este panorama de la delincuencia en Bogotá sugiere una tendencia hacia la reducción de ciertos tipos de crímenes, aunque el reciente robo frustrado en Santa Bárbara recuerda la persistente amenaza que enfrentan los negocios y sus clientes en ciertas áreas de la ciudad.