Carla Giraldo relató por qué se fugó de su casa a los 14 años: “Me fui y nunca más volví”

La actriz y hoy presentadora de ‘La casa de los famosos Colombia’ se refirió también al estado actual de su relación con sus padres adoptivos

Compartir
Compartir articulo
La actriz relató cómo llegó a la decisión de abandonar furtivamente la casa de sus padres cuando tenía 14 años - crédito Vos Podés/YouTube

Carla Giraldo se ha mantenido durante casi tres décadas como una actriz de primera línea en la televisión colombiana. Desde que diera vida a Lolita Rengifo en Me llaman Lolita, de 1999, su nombre no se olvidó más por parte de los televidentes, que la vieron crecer en los años siguientes con sus papeles en Francisco el Matemático, Juego limpio, Tiempo final, Cumbia Ninja, La ley del corazón o Mujeres asesinas, entre otras. Su última participación hasta la fecha fue en Lokillo en: Mi otra yo, película publicada en Netflix en 2021.

En años recientes, su popularidad ha estado marcada especialmente por su experiencia en Masterchef Celebrity en 2021 —en el que se coronó como ganadora— y por las rencillas que sostuvo con sus compañeros durante su paso por el programa del Canal RCN. Ahora, en 2024, se le presentó la oportunidad de hacer las veces de presentadora en La casa de los famosos Colombia, generando nuevamente división entre el público por su inexperiencia y algunas situaciones que no la han dejado bien parada en redes sociales.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

De hecho, las controversias en su vida pública han sido una constante, más allá de que las ha podido sortear y formar una familia junto a Mauricio Fonnegra. Una de las más significativas tuvo lugar en su adolescencia, cuando se escapó de la casa de sus padres sin volver a mirar atrás.

Carla Giraldo alcanzó popularidad en la televisión colombiana gracias a su papel protagonista en la telenovela del canal RCN 'Me llaman Lolita' de 1999 - crédito @carlagiraldo/Instagram
Carla Giraldo alcanzó popularidad en la televisión colombiana gracias a su papel protagonista en la telenovela del canal RCN 'Me llaman Lolita' de 1999 - crédito @carlagiraldo/Instagram

La historia es bien conocida porque la actriz la ha mencionado en distintas oportunidades, pero fue inevitable volver a abordarla durante su paso por Vos Podés, el pódcast de entrevistas de Tatiana Franko. En esta oportunidad, para dar algo de contexto a lo ocurrido, Giraldo se remontó al despegue de su carrera con Me llaman Lolita, momento al que calificó como “mi antes y mi después”. Pero a partir de ahí las exigencias del medio y, en cierto modo, las tentaciones, fueron fraguando poco a poco su radical decisión.

“Estar en el medio no es fácil. Querer vivir muchas cosas a esa edad que no te corresponden, tampoco es fácil”, señaló, haciendo referencia a que alcanzó popularidad siendo una preadolescente, recordando además que era la única adolescente del elenco de su siguiente participación destacada en la televisión colombiana: Francisco el matemático. “La única interdicta era yo”, expresó a la entrevistadora entre risas.

Acto seguido, afirmó que ese fue el detonante que la llevó a escaparse de su casa en plena pubertad. “Mientras todos si podían salir y rumbear, yo quería ser y pertenecer. Ahí fue cuando yo dije ‘me voy de mi casa, porque acá no me dejan hacer nada, y si no me dejan yo me voy’. Entonces me fui de la casa a los 14 años”.

Cuando se le preguntó cómo fue el momento en que les dio a conocer la decisión a sus padres, Carla afirmó que no hubo tal. “No creo que nadie se siente con los papás a decir ‘oye, me voy a ir de la casa’ Eso no pasa”, señaló con ironía. “Me volé como los niños en las películas, tiré mi maleta por la ventana y me fuí. Y nunca más volví”.

Aunque la actriz y hoy presentadora manifestó que no se siente arrepentida de la decisión porque de otro modo no tendría la carrera o la familia de las que hoy disfruta, no dudó en reconocer la educación que le inculcaron sus padres y que le permitió sobrevivir en el mundo exterior.

“Agradezco mucho a esa casa y a mis papás por darme esos valores, porque hicieron que tal vez no terminara en la calle, drogadicta, loca... miles de cosas que la gente puede imaginarse que le pueden pasar a una niña, sola, con tantos peligros”, expresó.

Esos peligros, según relató, también venían precedidos por el impacto que tuvo Lolita entre el público colombiano, y la derivada sexualización de la figura de Carla. “No me pasó nada malo gracias a los valores y la tenacidad que mis papás me dieron de hacerme respetar y darme mi lugar”, señaló.

En lo que se refiere a su relación actual con sus padres, Carla no tuvo dudas. “Es distante, pero cuando hablo es muy cordial. Es familia, no deja de ser familia”.