El 25% de los habitantes de Bogotá padecen hambre: la impresionante denuncia la hizo un concejal

Aunque parece un problema ajeno e irreal para muchos capitalinos, en varias de las localidades más vulnerables de la ciudad hay familias que no comen sus raciones completas al día

Compartir
Compartir articulo
El hambre en Bogotá acecha a la sombra de las localidades periféricas - crédito Camila Díaz/Colprensa
El hambre en Bogotá acecha a la sombra de las localidades periféricas - crédito Camila Díaz/Colprensa

Aunque para muchos es imperceptible, en Bogotá hay miles, si no millones, de personas que sí viven la dolorosa realidad de no tener las tres comidas del día. Así ha denunciado el concejal de Bogotá, David Saavedra, quien, basado en un reciente informe de Bogotá Cómo Vamos, en conjunción con cifras de la FAO, expuso que la inseguridad alimentaria en la capital del país es “alarmante”.

A través de sus redes sociales, el cabildante afirmó que el 25% de la población que reside en Bogotá padece de hambre, donde “los más afectados son los niños, las madres cabeza de hogar y los adultos mayores. #HambreEnBogotá”, como expresó en su perfil.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Este problema, de acuerdo con el más reciente informe de situación nutricional de Bogotá Cómo Vamos, se manifiesta con mayor severidad en localidades como Usme, Bosa, Ciudad Bolívar, Tunjuelito y Los Mártires, de manera que se ha señalado la necesidad de acciones inmediatas y efectivas para contrarrestar sus efectos devastadores.

El concejal Saavedra, siendo una voz notable en el debate público frente a este tema, ha resaltado la inflación como una de las principales causas de esta crisis. En esa medida, ha indicado que la disminución del poder adquisitivo, reflejada en las marcadas diferencias del ritmo de los salarios con el aumento del costo de vida, obliga a las familias a reducir su consumo alimenticio. También apuntó a que los costos de transporte se ven en el precio de los alimentos.

Por medio de una entrevista con Noticias Caracol, afirmó que hay falencias en “la posibilidad que tiene la gente de acceder a mercados cercanos mercados de oferta pública en plazas de mercado pública en Bogotá”. Agregó, según una citación de Semana, que “esto hace que los costos de los alimentos suban por el transporte de llevarlos desde Paloquemao, Corabastos, o la plaza del Quirigua a barrios alejados”, que son, en últimas, los más afectados.

El mercado de la canasta básica familiar suele ser golpeado cuando el Índice de Precios al Consumidor aumenta o disminuye. Esto también altera los índices de hambre en Bogotá - crédito Colprensa / La Tarde
El mercado de la canasta básica familiar suele ser golpeado cuando el Índice de Precios al Consumidor aumenta o disminuye. Esto también altera los índices de hambre en Bogotá - crédito Colprensa / La Tarde

La razón es económica, según el concejal

Según los cálculos de Saavedra, tal situación habría llevado a que muchas de las personas afectadas puedan solamente proveerse de alimentos para unos diez días con cantidades que antes alcanzaban para 15.

El funcionario explicó que “no es lo mismo hacer un mercado de 200-300 mil pesos para 15 días de una familia de cuatro personas que solamente le va a alcanzar ahora para 10 días. Además de eso, el pan la bolsa de pan históricamente en Bogotá, la gente va a su barrio y compra 2000 de pan. Esos 2.000 pesos de pan ya son tres panes”.

“La inseguridad alimentaria en Bogotá es alarmante. Según @bogotacomovamos, el 25% de la población vive con menos de tres comidas al día, y para la FAO, cerca de 1.5 millones de personas no tienen acceso a los alimentos que requieren, por falta de ingresos”, juzgó.

Dicho informe indicó que, a través de encuestas y estudios, se logró determinar que las cifras de hambre han aumentado, puesto que “las personas que reportan comer menos de tres comidas diarias pasaron de 14% en 2019 a 25% en 2022. En los datos desagregados para 2022 de personas que comieron menos de 3 comidas diarias, este porcentaje es mayor para las mujeres (29%) que para los hombres (20%). En cuanto a grupos etarios, las personas mayores de 55 años son las que más reportaron haber comido menos de tres comidas diarias”, como se leyó en el reporte cuyo tiempo de estudio abarcó el periodo de 2020 a 2024.

Concejal David Saavedra - crédito @saavedradavidconcejo/Facebook
Concejal David Saavedra - crédito @saavedradavidconcejo/Facebook

Una propuesta para mitigar los índices de inseguridad alimentaria

En respuesta a este desafío, Saavedra anunció la creación de la bancada de la lucha contra el hambre desde el Concejo de Bogotá. Una de las iniciativas prioritarias radica en “poner a funcionar de manera plena el servicio de comedores comunitarios”, para brindar sustento a aproximadamente 484 mil personas identificadas en riesgo de inseguridad alimentaria severa. La propuesta incluye también la optimización de las bases de datos para garantizar una distribución más eficaz de los recursos.

“Los trapos rojos representaron un momento lamentable en la historia de Bogotá, pero para miles de personas el hambre sigue siendo una realidad dolorosa que requiere de acciones urgentes y concretas. Desde el @ConcejoDeBogota creamos la Bancada de la Lucha contra el Hambre para enfrentar la dura problemática que está tocando la puerta de cientos de hogares en la ciudad. Buscaremos alianzas y trabajo conjunto con la Administración Distrital y la empresa privada”, expresó.