Este es el condominio con vista al mar que la mafia habría construido en Santa Marta

El trabajo conjunto entre la Fiscalía y la Policía Judicial fue determinante para desarticular una estructura que habría conseguido financiar de manera ilegal la construcción de los predios. La banda provenía del Valle de Aburrá

Compartir
Compartir articulo
El condominio se encuentra en las cercanías de Gaira, en Santa Marta - crédito Alcaldía de Santa Marta
El condominio se encuentra en las cercanías de Gaira, en Santa Marta - crédito Alcaldía de Santa Marta

Con evidencias que dieron pista del manejo de dineros provenientes del tráfico de estupefacientes para la construcción del condominio Villas del Palmar, ubicado en Santa Marta, las autoridades lograron dar con los responsables tras un proceso de investigación que habría superado los dos años.

De acuerdo con la información que resultó de la investigación y que Semana publicó, se trata de una banda delincuencial procedente de Medellín, denominada Los Chatos. Esta se habría apoyado en una constructora fundada en el 2019, en Sabaneta, para poder formalizar los ingresos que habrían sido obtenidos del negocio de los narcóticos.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Todo esto, a través de la cercanía de uno de los líderes de la estructura con la representante legal de la compañía constructora.

Parte de la fachada de Villas del Palmar, cerca de las playas del Caribe - crédito Google Maps
Parte de la fachada de Villas del Palmar, cerca de las playas del Caribe - crédito Google Maps

Según informó el medio, la apoderada de la firma habría sido familiar de uno de los jefes del grupo involucrado, de manera que se usaba el vínculo para legalizar dinero obtenido de la comercialización de estupefacientes, como habrían considerados los detectives encargados del caso.

De tal modo el proyecto de la mujer, cuya identificación no fue revelada, habría funcionado como una portada que garantizaba ante la ley la presunta legalidad de dichas sumas de dinero.

El condominio

Ahora bien, en línea con la información suministrada por la casa periodística, el conjunto de predios resultó ser una pieza clave para la investigación, en vista de que el dinero inyectado por la banda en el proyecto inmobiliario habría sido de, por lo menos, 8.000 millones de pesos.

De hecho, la construcción del condominio, que contó con dos etapas, habría contado con la financiación de su segunda fase a partir de dichas sumas de dinero. Allí las autoridades de la Dijín encontraron las irregularidades, en una casa terminada, ocho en obras y trece predios sin construir, lo cual se puede constatar con imágenes aéreas obtenidas de Google Maps.

Esta es la ubicación del condominio Villas del Palmar, en Santa Marta - crédito Google Maps
Esta es la ubicación del condominio Villas del Palmar, en Santa Marta - crédito Google Maps

La confirmación que el coronel Edwin Urrego Pedraza, director de la Dijín indicó a Semana fue que “unas casas ya estaban construidas, otras estaban en ese proceso, y están ubicadas en el sector de El Rodadero, en Santa Marta. Nosotros logramos afectar los predios para que sean administrados por la Sociedad de Activos Especiales (SAE)”.

Estas residencias, de entre 60 y 140 metros cuadrados, estarían valoradas en el mercado en torno a los 220 millones de pesos. Además, el complejo cuenta con árboles frutales, dos piscinas y vistas a las montañas, elementos que añaden valor y atractivo a la propiedad.

Condominio Villa del Palmar, Santa Marta - crédito Google Maps
Condominio Villa del Palmar, Santa Marta - crédito Google Maps

Pero Villas del Palmar no sería el único proyecto y Los Chatas la única banda, ya que las autoridades judiciales han logrado redadas en 26 bienes valorados en un total de 15.200 millones de pesos, todos estos localizados en varios departamentos, cuyas ganancias se pueden acercar a los 37.000 mil millones de pesos entre el 2009 y el 2023, según información oficial citada por dicho portal informativo.

Dentro de bandas que ejercen este modus operandi, se pueden encontrar otras, según reportó el mismo medio, como Los Triana, El Mesa y Los Pachelly.

En ese contexto, y con un par de años de intensa investigación, ya son 19 capturas de personas pertenecientes a estas estructuras delictivas las que han logrado la Fiscalía y uniformados de la Dijín. Los delitos señalados no solo son el tráfico de drogas, sino que también se han incluido actividades relacionadas con la extorsión, como una fuente de financiamiento.

Dicho conjunto vacacional, al parecer, quedó en etapa de construcción en su segunda fase, y se encuentra ubicado en una zona privilegiada, en plena Troncal del Caribe, a escasos minutos de las playas de la zona sur de Gaira.