Guerra entre dos familias terminó con un hombre asesinado frente a un hospital, esto se sabe

José Luis Ortiz Roa estaba siendo investigado por un asesinato registrado en 2023, por lo que las autoridades en Bucaramanga afirmaron que se trata de un caso de ajuste de cuentas

Compartir
Compartir articulo
La víctima estaba afuera del Hospital Local del Norte - crédito Redes sociales
La víctima estaba afuera del Hospital Local del Norte - crédito Redes sociales

A pesar de que el alcalde de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán, ha priorizado el enfoque de su administración en recuperar la seguridad en la capital de Santander, durante el fin de semana del 16 al 17 de febrero, cuatro asesinatos se registraron en esta ciudad.

El primero fue el de Noel Angulo Gutiérrez, un vigilante asesinado en el barrio Granjas de Provenza; de la misma forma, Iván Dario Carvajal recibió múltiples disparos cuando estaba departiendo tragos con un grupo de amigos; mientras Emilecto de Jesús Vides fue asesinado de una puñalada en el pecho en un establecimiento comercial.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Sin embargo, el que más llamó la atención de la opinión pública se registró en la noche del 18 de febrero en el Hospital Local del Norte de Bucaramanga, en donde fue asesinado por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta José Luis Ortiz Roa, que era más conocido por sus seres queridos como El Pisco.

De acuerdo con el informe entregado por la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Ortiz Roa de 30 años, estaba frente al centro médico en donde se disponía a visitar a un ser querido cuando fue interceptado por los sicarios que le dispararon; en este hecho también fue herida una tía de la víctima.

Mientras el hombre de 30 años murió de inmediato, la mujer que lo acompañaba fue atendida por el personal del hospital, por lo que se encuentra estable tras recibir dos disparos en las piernas.

Luis Ortiz Roa, de 30 años, fue asesinado frente a su tía - crédito Redes sociales
Luis Ortiz Roa, de 30 años, fue asesinado frente a su tía - crédito Redes sociales

En un principio se pensó que la muerte de Ortiz Roa había sido por un ajuste de cuentas por algún problema reciente, pero un informe presentado por Vanguardia con fuentes de la Policía Metropolitana de Bucaramanga resalta que se trataría de un conflicto entre dos familias que vendría desde 2019.

En primer lugar, se destaca que El Pisco estaba siendo investigado por las autoridades por ser el principal sospechoso del asesinato de Ismael Hernández Durán, alias Totoy, de 19 años, que fue atacado por dos sujetos cuando se encontraba junto a su familia el 31 de diciembre de 2023 en la calle 8A con carrera 24 del barrio La Esperanza.

La familia de Hernández Durán informó en su momento a la Fiscalía General de La Nación que el crimen había sido cometido por El Pisco, pero la investigación no había avanzado hasta el momento.

Este sería el tercer homicidio en un conflicto entre dos familias - crédito Redes sociales
Este sería el tercer homicidio en un conflicto entre dos familias - crédito Redes sociales

El conflicto entre estas dos familias no sería reciente, ya que de acuerdo con Vanguardia, en 2019 un familiar de Totoy asesinó a un ser querido de El Pisco, lo que inicio una guerra entre estas personas que se ha extendido hasta la actualidad, puesto que antes de la muerte de Hernández Durán, su familia había denunciado amenazas en su contra.

Aparte de la investigación en contra de Ortiz Roa por la muerte del joven de 19 años, este tenía otra anotación por un asesinato registrado en 2010, sumado a dos procesos abierto por fuga de presos y lesiones personales.

Además de investigar si la muerte de El Pisco se debe a esta disputa entre familias, la Policía Metropolitana de Bucaramanga también determinará por qué la víctima se encontraba en la calle, ya que se encontraba con medida de aseguramiento domiciliaría por un homicidio perpetrado en 2010.

Hasta el momento, las autoridades en la capital de Santander no se han pronunciado sobre algún tipo de avance en esta investigación; mientras el alcalde de Bucaramanga estuvo el 19 de febrero en varios encuentros con comerciantes del centro de la ciudad, con quienes se comprometió a mejorar la seguridad de esta zona.