James Rodríguez sigue buscando salir de São Paulo: Banfield reconoció que quiere fichar al colombiano

El mediocampista cafetero fue contactado por el club argentino que quiere volver a tener a su hijo pródigo en casa. El técnico del Taladro afirmó que ya iniciaron los procesos de negociación

Compartir
Compartir articulo
James Rodríguez sigue sin poder rescindir de su contrato con São Paulo - crédito Federación Colombiana de Fútbol
James Rodríguez sigue sin poder rescindir de su contrato con São Paulo - crédito Federación Colombiana de Fútbol

La actualidad deportiva de James Rodríguez sigue siendo toda una incógnita. El mediocampista colombiano sigue entrenándose con São Paulo, a pesar de que están en medio de un proceso de rescisión de contrato y en el resto del continente, específicamente en Banfield, siguen de cerca la actualización de su caso.

El club argentino, el cual fue una de las principales plataformas de impulso para la carrera del cafetero, por medio de su director técnico, reconoció que está siguiendo de cerca su situación en Brasil.

Durante una rueda de prensa, el estratega Julio César Falcioni, afirmó que el Taladro ha comenzado a gestionar el proceso fichaje con las directivas para asegurarse que sea una vinculación viable. En sus declaraciones precisó que el club ya se ha contactado con él y que están a la espera de la decisión del futbolista:

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

“James es un jugador internacional y es muy difícil. Hemos conversado con la secretaría técnica, la gente del club, cuando él comenzó con la rescisión de su contrato, pero siempre es complicado y difícil. El club ha hecho los contactos necesarios y ha hablado con él. En la secretaría técnica hay un excompañero que era Battión, para tratar de tentarlo y emocionarlo con la vuelta, pero eso depende más de James que del club”

No obstante, dentro de sus comentarios, dejó claro que las chances de que opte por firmar con ellos son bajas, teniendo en cuenta que el deseo principal de James es el de volver al viejo continente para intentar recuperar su forma una vez más:

“Creo que tiene una palabra empeñada para volver a Europa, pero siempre tenemos abierta esa esperanza que pueda volver al club, si no es en este momento, que sea en algún otro”.

Banfield fue el primer equipo internacional en la carrera de James Rodríguez - crédito Telám 162
Banfield fue el primer equipo internacional en la carrera de James Rodríguez - crédito Telám 162

Aprovechando que las operaciones con el colombiano todavía están en etapas tempranas, la institución argentina puede meterse en el embrollo y con una buena oferta optar por quedarse con James.

En 2009, Banfield tuvo el privilegio de convertirse en el primer club internacional de James Rodríguez. El cucuteño llegó al equipo gaucho proveniente de Envigado. Allí logró comenzar a mostrar su única zurda, que luego lo llevaría a Europa.

En Argentina, James jugó un total de 50 partidos entre liga argentina y Copa Libertadores entre los que consiguió marcar 10 goles y entregar 7 asistencias. Tal fue su influencia en el equipo que en ese mismo año donde jugó con la profesional de Banfield, logró hacerse con el título de liga.

Ahora, a modo de retribución a lo que le aportó Rodríguez a Banfield, el club lo quiere de vuelta y espera poder quedarse con su ficha.

Cómo avanza la terminación del contrato de James con São Paulo

James Rodríguez jugó tan solo 14 partidos con São Paulo - crédito Rubens Chiri / saopaulofc
James Rodríguez jugó tan solo 14 partidos con São Paulo - crédito Rubens Chiri / saopaulofc

Según el periodista brasileño André Hernán, el proceso de rescisión del contrato de James está en marcha; sin embargo, el volante tiene que continuar entrenando con el equipo hasta que no se haga oficial su firma para la terminación.

Las versiones de la prensa brasileña mencionan que este proceso está tardando más de lo esperado debido a que el club paulista tendría una deuda pendiente con James de aproximadamente 2 millones de dólares pertenecientes a salarios y derechos de imagen.

La intención del volante es acabar con la vinculación lo más rápido posible; no obstante, no se iría sin que el club quede a paz y salvo con él. Mientras tanto, el resto de su esfera de representación ya se está moviendo en otros despachos para encontrarle un equipo:

“La rescisión está en marcha, sus representantes buscan nuevo club y él entrena físicamente en el club porque teóricamente todavía tiene contrato y la documentación aún no está firmada”