El Centro Democrático llamó “tigresas” a María Fernanda Cabal y Paloma Valencia, y “tigre”, a Miguel Uribe Turbay: “A defender la democracia”

Así se refirió el partido a varios de sus funcionarios que se reunieron con el secretario de la OEA, en Washington, Estados Unidos, luego de que la Cidh solicitara a la Corte Suprema de Justicia agilizar la elección de fiscal

Compartir
Compartir articulo
Funcionarios del Centro Democrático volaron a Washington a reunirse con el secretario de la OEA - crédito Lenin Nolly, @CeDemocrático/EFE y X
Funcionarios del Centro Democrático volaron a Washington a reunirse con el secretario de la OEA - crédito Lenin Nolly, @CeDemocrático/EFE y X

Pero ha sido tal la escalada de la controversia, que ya varios miembros del Centro Democrático tomaron un vuelo a Washington D.C., Estados Unidos, para reunirse con el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El Centro Democrático mostró orgullo sobre el equipo que alzó vuelo con destino a la capital del país norteamericano para establecer un diálogo con Almagro.

“Se fueron dos de las tres tigresas, un tigre y dos tigrillos a Washington a defender las instituciones y la democracia. Llevaron información debidamente soportada”, reportó el partido.

Centro Democrático sobre visita de congresistas a la OEA - @CeDemocratico/X
Centro Democrático sobre visita de congresistas a la OEA - @CeDemocratico/X

La visita de los representantes del Centro Democrático

El viaje fue realizado por varios congresistas del Centro Democrático, en un grupo constituido por María Fernanda Cabal, Paloma Valencia, José Jaime Uscátegui y Hernán Cadavid, junto a Miguel Uribe Turbay. Estos emprendieron la visita la oficina de la OEA con la intención de encontrarse con Almagro para discutir las recomendaciones de la ONU dirigidas a la Corte Suprema en una aparente presión en la elección de la cabeza de la Fiscalía.

En la agenda de los funcionarios también está programada una reunión con la Cidh, movidos por la preocupación de los efectos internacionales de un supuesto golpe de estado en Colombia, de acuerdo a información que publicó la senadora Paloma Valencia.

Valencia, a través de un video, expresó que el motivo del viaje es “hablar con el Secretario Almagro y fijar fecha para reunirnos con la CIDH. No es posible que las entidades internacionales estén teniendo la idea de un golpe de Estado cuando lo que hay en Colombia es un presidente presionando de manera indebida a la Corte para que elijan una fiscal de su terna”, sentenció.

Paloma Valencia sobre su viaje a Washington - crédito @PalomaValenciaL/X

Afirmó también que la aparente presión de Gustavo Petro se debe a que “tiene a su hijo investigado penalmente, a su hermano y a su campaña investigados, y está presionando de manera indebida la Corte Suprema de Justicia para elegir una fiscal de su terreno. Me parece muy grave. Además que con las banderas de la M-19 pretendan asustar a los magistrados, aquí vamos, ya les contamos cómo nos va”, insistió.

Por su parte, Miguel Uribe afirmó que “Llegamos a Washington”, para defender el postulado del partido, luego de que también publicó un contundente video en el que señaló que “Petro no es la víctima. Mientras fortalece a las estructuras criminales, debilita a las fuerzas armadas. Ataca a la Corte, persigue a los periodistas y estigmatiza a la oposición. Defendemos la democracia y la libertad”.

“Vamos a mostrarle al mundo por qué @petrogustavo es el victimario y no la victima. Viajaremos a Washington para que la comunidad internacional conozca la verdad de lo que pasa en Colombia y el riesgo en el que está nuestra democracia”, escribió Uribe Turbay

Miguel Uribe Turbay destacó que viajaría a a Washington para demostrar que Gustavo Petro no es "una víctima" - crédito  @MiguelUribeT/X
Miguel Uribe Turbay destacó que viajaría a a Washington para demostrar que Gustavo Petro no es "una víctima" - crédito @MiguelUribeT/X

La visita a Washington se da en un contexto donde las tensiones entre el gobierno del presidente Gustavo Petro y la rama judicial han alcanzado puntos álgidos, especialmente después de las manifestaciones del 8 de febrero frente al Palacio de Justicia en Bogotá. Dichas protestas surgieron como respuesta a la falta de elección de un nuevo fiscal por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Ahora bien, el Centro Democrático se ha mantenido distante y en clara oposición a las movilizaciones en apoyo al Gobierno de Petro, frente a alegaciones de un posible “golpe de Estado”.

<br/>