Colombia se une a Francia y a Kenia: presentarán propuestas para intercambiar deuda externa por medidas contra el cambio climático

Estas propuestas buscarán facilitar a los países afectados por la alta deuda una mayor capacidad para financiar iniciativas medioambientales críticas

Compartir
Compartir articulo
La ministra Muhamad enfatizó que este análisis es vital para formular propuestas para una reforma del sistema financiero internacional. La esperanza es generar estrategias que mejoren la capacidad de los países para invertir adecuadamente en la lucha contra los efectos adversos del cambio climático - crédito  Luisa González/Colprensa
La ministra Muhamad enfatizó que este análisis es vital para formular propuestas para una reforma del sistema financiero internacional. La esperanza es generar estrategias que mejoren la capacidad de los países para invertir adecuadamente en la lucha contra los efectos adversos del cambio climático - crédito Luisa González/Colprensa

La ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad, anunció el establecimiento de un panel internacional para revisar la deuda soberana, con el apoyo de los gobiernos de Francia, Kenia y Colombia. Esta instancia buscará evaluar cómo la deuda afecta la financiación de medidas contra el cambio climático.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

El anunció de la jefa de la cartera de Ambiente ocurrió durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2023 COP28 que se desarrolla en Dubái.

“Este panel se centrará en la revisión de la deuda soberana y su impacto en la capacidad de financiar iniciativas relacionadas con el cambio climático. Buscamos explorar alternativas que permitan avanzar en la financiación climática, considerando opciones financieras de escala multilateral y a largo plazo”, afirmó la ministra Muhamad.

Susana Muhamad subrayó que la crisis de deuda, agravada por la pandemia del Covid-19, ha limitado de manera considerable la capacidad de inversión en adaptación y mitigación del cambio climático de naciones como Colombia.

“Buscamos explorar alternativas que permitan avanzar en la financiación climática, considerando opciones financieras de escala multilateral y a largo plazo. La acumulación de deuda, especialmente a partir del Covid ha estrechado significativamente el espacio fiscal de países como Colombia. En lugar de poder invertir los 3 puntos del PIB anuales recomendados para la adaptación y mitigación climática, solo puede destinar 0.16 puntos del PIB”.
La ministra Muhamad enfatizó que este análisis es vital para formular propuestas para una reforma del sistema financiero internacional - créditos Thaier Al-Sudani
La ministra Muhamad enfatizó que este análisis es vital para formular propuestas para una reforma del sistema financiero internacional - créditos Thaier Al-Sudani

De acuerdo con un comunicado emitido desde el ministerio el panel será una oportunidad para discutir y proponer soluciones que permitan un cambio en la gestión de la deuda soberana y, por ende, en la capacidad de financiación de los países para combatir el cambio climático.

“Esta evaluación exhaustiva y oportuna pretende aportar ideas y recomendaciones innovadoras para abordar los complejos retos que plantean las crisis convergentes de la deuda, el cambio climático y la degradación del medio ambiente”.

La iniciativa propuesta evaluará las medidas a adoptar tanto a escala nacional como internacional para asegurar el equilibrio entre la sostenibilidad fiscal y ambiental y el desarrollo económico. Esta tarea involucrará un análisis minucioso de cómo la deuda puede moldear las capacidades de conservación del medio ambiente de las naciones menos desarrolladas, su adaptación a los cambios climáticos, y la transición hacia economías descarbonizadas.

Según lo emitido por parte del ministerio de Ambiente la meta es armonizar la gestión de la deuda con el imperativo de proteger y fomentar los recursos naturales.

La deuda externa representa un factor crítico para un país en vías de desarrollo como Colombia, al influir significativamente en su economía y en las políticas públicas que puede implementar. Esta carga financiera es el resultado de préstamos obtenidos de fuentes internacionales, que deben ser reembolsados con intereses, lo que limita la capacidad del país para invertir en áreas claves como la educación, la salud y el desarrollo infraestructural.

Cumbre COP 28: Gustavo Petro alertó sobre riesgo de incendios en la Amazonía y solicitó descarbonización industrial - créditos Filipe Bispo/dpa
Cumbre COP 28: Gustavo Petro alertó sobre riesgo de incendios en la Amazonía y solicitó descarbonización industrial - créditos Filipe Bispo/dpa

Vale resaltar que el presidente Gustavo Petro hace algunos días participó de la COP28 en Dubái, allí resaltó su preocupación por el futuro del amazonas señalando que la vegetación puede estar en un inminente riesgo por el cambio climático.

“La selva amazónica, con el aumento de las temperaturas, puede arder, con lo que toda esa masa de CO2 absorbida durante milenios regresa a la atmósfera. Ése es uno de los puntos de no retorno. Entonces, cuidar la selva amazónica es uno de los mayores objetivos de la lucha contra la crisis climática”.

Gustavo Petro enfatizó que la biodiversidad de países como Brasil, Colombia y Venezuela es crucial para enfrentar el cambio climático, pero subrayó que la responsabilidad no cae únicamente en estos Estados. Argumentó que las potencias económicas deben contribuir a la solución global con la descarbonización de sus industrias y su consumo. Así mismo reconoció el desafío de plantear una alternativa al actual modelo económico basado en el carbono, así como el miedo en ciertas naciones ante la transición a prácticas más sostenibles.