David Luna aseguró que Petro hará lo posible para “comprar las conciencias” para que se apruebe la reforma a la salud

Indicó que, con la nueva reforma, las EPS no cumplirán ninguna función, ni siquiera como call center

Compartir
Compartir articulo
El senador David Luna aseguró que la reforma a la salud no tiene manera de mejorar, por lo que es necesario presentar un nuevo proyecto - crédito Colprensa
El senador David Luna aseguró que la reforma a la salud no tiene manera de mejorar, por lo que es necesario presentar un nuevo proyecto - crédito Colprensa

El proyecto de reforma a la salud que impulsa el Gobierno nacional ya superó los debates en la Cámara de Representantes. En el primer semestre de 2024 llegará al Senado de la República, donde muchos esperan que caiga. Uno de ellos es el senador David Luna, que en múltiples ocasiones ha utilizado sus redes sociales para cuestionar la iniciativa. De antemano, aseguró que su voto será el “no”.

Ha dicho que la reforma es totalmente inconveniente para los usuarios y que multiplicará la corrupción, debido a que la administración de los recursos estará en manos de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), que girará el dinero directamente a la red de proveedores.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

A pesar de las múltiples críticas que hay contra la reforma, parecer ir por buen camino. Por eso, el senador Luna, en entrevista con Semana, aseguró que el presidente Gustavo Petro recurrirá a ciertas estrategias para lograr que la iniciativa vea la luz en el Congreso de la República.

“El Gobierno del presidente Gustavo Petro hará lo posible para comprar las conciencias que necesite para que este proyecto salga aprobado en Senado. El ministro de Salud ya confesó que en la Cámara lo hicieron con miembros del Partido Verde, así que será un debate difícil, pero en mi caso será con argumentos, respeto, evidencia y, sobre todo, firmeza”, expresó el congresista para el medio citado.

Asimismo, dijo que la oposición hará todo lo posible que hundir la reforma, porque, desde su perspectiva, el texto ni siquiera puede tener mejoras. En ese sentido, la única opción que ve es la de formular y presentar un nuevo proyecto, en el que también se “ponga en cintura” a las EPS, que deben más de 23 billones de pesos, entre las que están activas, las que fueron liquidadas y las que están en ese proceso.

El senador David Luna aseguró que la reforma a la salud será nefasta para los colombianos y que se perderá el principio de solidaridad - crédito Rossandhelen/Europa Press
El senador David Luna aseguró que la reforma a la salud será nefasta para los colombianos y que se perderá el principio de solidaridad - crédito Rossandhelen/Europa Press

La nueva iniciativa que se plantearía tendría como uno de sus objetivos garantizar al personal de salud el pago de sus salarios, ya que es una problemática frecuente que no solo vulnera los derechos de los trabajadores, sino que pone en riesgo la atención en salud de los usuarios.

Un ejemplo de ello es la situación económica actual del Hospital General de Medellín, cuyos empleados protestaron el primero de diciembre por la falta de pago de sus honorarios. Además, emitieron un comunicado en el que enlistaron la cantidad de servicios que ahora no prestan o que son intermitentes, debido a la carencia de recursos para ejecutarlos.

“Era el “mejor Hospital Público de América Latina en Pediatría” y hoy está en una situación administrativa y financiera lamentable de cuenta de la corrupción. No hay con qué atender a los niños”, escribió en X (antes Twitter) el concejal de Medellín Daniel Duque.

Lo problemático de la reforma a la salud

En conversación con el medio citado, Luna explicó que el proyecto tiene un problema principal: que acaba con el principio de solidaridad y con el sistema de aseguramiento. Explicó que la posibilidad de que una persona enferma sea atendida con los recursos que aportó otro ciudadano que está sano, se terminará.

Asimismo, dijo que el hecho de que las IPS y proveedores reciban los recursos de manera directa y que las auditorías se hagan luego de haber gastado el dinero, podría terminar aumentando los casos de corrupción, pues los informes sobre la ejecución de dichos recursos podrían ser “maquillados”.

A pesar de que desde el Ministerio de Salud han explicado que las EPS se encargarán de auditar, el senador afirmó que en realidad no cumplirá ningún rol en el nuevo sistema: “Al desaparecer ese principio ya las EPS no van a cumplir ninguna función, ni siquiera la de call center”, dijo.