Estas son las cuatro variables clave para definir si aumento del salario mínimo de 2024 será del 11%

El 15 de diciembre se cumple el primer vencimiento para concertar el indicador que impactará los ingresos de más de 2,2 millones de trabajadores colombianos

Compartir
Compartir articulo
El alza del salario mínimo impactará la remuneración de más de 2,2 millones de trabajadores en Colombia - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters
El alza del salario mínimo impactará la remuneración de más de 2,2 millones de trabajadores en Colombia - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters

Inició en firme la negociación para definir el aumento del salario mínimo de 2024, una decisión que impactará a 2,2 millones trabajadores colombianos (el 9,9 % del personal ocupado actualmente en el país).

De lo que se acuerde en la mesa donde estarán sentados representantes del Gobierno, las centrales obreras y los empresarios, dependerá el sueldo y auxilio de transporte que tendrán en 2024 este número de ciudadanos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

Un reciente reporte de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de San Buenaventura, sede Bogotá, da a conocer cuáles serán las seis fechas claves y cuatro variables que marcarán el rumbo de la mesa de concertación.

Una decisión clave, no solo para las personas que ganan un sueldo mínimo, sino para los demás ciudadanos, ya que este incremento también impactará los precios del costo del arriendo, el copago de las EPS, las multas de tránsito y las matrículas escolares, entre otros.

En cuanto a la agenda que se desarrollará durante la negociación, serán clave las siguientes fechas para tener en cuenta:

  • 30 de noviembre: el Dane dio a conocer la cifra de desempleo de octubre, que quedó en 9,2 %, un indicador que servirá como punto de partida para arrancar con mayor criterio esta conversación.
  • 1 de diciembre: sesionará la Subcomisión de Productividad. Este indicador también será fundamental para de definir una cifra con mayor objetividad.
  • 4 de diciembre: se reunirá de nuevo la mesa de concertación para estudiar los datos del mercado laboral, analizar el informe de la Subcomisión de Productividad a cargo del Dane y revisar con detalle el contexto macroeconómico del país, tarea que realizará el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Ricardo Bonilla.
  • 7 de diciembre: sesionará la Subcomisión de Empleo y Empleabilidad que se creó en el 2022.
  • 11 de diciembre: se analizará el indicador de la inflación y del PIB, y se realizará una proyección por parte del Banco de la República.
  • 12 de diciembre: se presentarán oficialmente las ofertas de incremento del salario mínimo para 2024 por parte de sindicados y empresarios.
Néstor Darío Preciado. decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de San Buenaventura (sede Bogotá) - crédito Universidad de San Buenaventura
Néstor Darío Preciado. decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de San Buenaventura (sede Bogotá) - crédito Universidad de San Buenaventura

Cuatro factores determinantes para definir una cifra prudente

El alza no solo debe convencer y dejar satisfechas a las centrales obreras, sino que, además, debe dejar tranquilos a los empresarios, debido a que un salario mínimo alto podría dejar en jaque sus finanzas el próximo año.

En este sentido, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de San Buenaventura (sede Bogotá), Néstor Darío Preciado, explicó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del año causado y su proyección para 2024, así como el Producto Interno Bruto (PIB), los aportes de la productividad al crecimiento de la economía y la contribución de los salarios al ingreso nacional, serán las variables que, en conjunto, ayudarán a determinar cómo desde la producción y el incremento del costo de vida se deberá ajustar el salario mínimo para que los colombianos tengan un ingreso real según las condiciones del mercado y el comportamiento de la canasta familiar.

Ahora, sobre cuál podría ser el tema más determinante durante la conversación, Preciado, anotó que el verdadero pulso estará en el precio de los productos de la canasta familiar.

“Son las familias las que se ven afectado su poder adquisitivo con los incrementos de la inflación que los lleva a reducir su consumo o a sacrificar la adquisición de algunos productos”, agregó Preciado.

De otra parte, anotó que se debe tener en cuenta la expectativa creciente por los incrementos de los combustibles, especialmente del ACPM (diésel), utilizado en su gran mayoría por la flota transportadora del país.

“Esta variable que entraría en vigor a partir de enero o febrero de 2024, junto con el aumento confirmado que tendrán los peajes, impactará el precio de los alimentos, ya que su incremento afectará los fletes del transporte, costo que será trasladado al consumidor final”, añadió.

Sumadas estas variables y haciendo un análisis juicioso de las mismas, el reporte propone un ajuste del salario mínimo que esté cercano al 11%, cifra prudente y que podría dejar satisfechos a las centrales obreras y a los empresarios.