Así recordó Patricia Ércole la infidelidad de Miguel Varoni con Aura Cristina Geithner

La actriz se refirió al final de su matrimonio con el colombo-argentino por cuenta de uno de los escándalos más sonados en la farándula colombiana y al motivo por el que nunca habló del tema en público

Compartir
Compartir articulo
30 años después, Patricia Ércole se refirió a la infidelidad de Miguel Varoni con Aura Cristina Geithner que le costó su matrimonio - crédito @patriciaercole/Instagram
30 años después, Patricia Ércole se refirió a la infidelidad de Miguel Varoni con Aura Cristina Geithner que le costó su matrimonio - crédito @patriciaercole/Instagram

La televisión colombiana ha dejado momentos que han marcado la identidad nacional por sus producciones o los actores encargados de dar vida a personajes entrañables. Pero también ha dejado algunas controversias y escándalos que igualmente han dejado huella en los televidentes, al punto que muchos años después se siguen recordando.

Ese fue el caso con Patricia Ércole y Miguel Varoni, una de las parejas más recordadas y queridas de la pantalla chica en el país. La pareja se casó en 1991 en una ceremonia que recibió un amplio cubrimiento de la prensa de ese tiempo, no solo por la popularidad de la que gozaban ambos, sino por las familias de las que provenían. Y es que ambos eran hijos de dos actrices punteras de la televisión nacional en los años 70. Ella, de Raquel Ércole, y él, de Teresa Gutiérrez.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Pero cuando todo parecía color de rosa para dos de los intérpretes más reconocidos en el país, las cosas llegaron a su fin de la manera más escandalosa posible.

En 1993, Miguel Varoni fue elegido junto con Aura Cristina Geithner para protagonizar La potra zaina, una de las novelas con mayores índices de rating ese año. Se conocieron durante las grabaciones y la química que desplegaban en la pantalla era tan evidente que no tardó en pasar a extenderse más allá de los días de rodaje. No tardó en surgir el romance entre ambos, y no pasó mucho tiempo hasta que se filtró en los medios una fotografía de los dos mientras disfrutaban de sus vacaciones en Cancún (México).

El hecho fue un escándalo nacional y propició no solo la ruptura entre Ércole y Varoni, sino el final de la relación que mantenía Geithner en ese tiempo con el realizador Óscar Azula. A partir de ese momento los focos se centraron en la relación entre los dos protagonistas de La potra zaina, hasta que tres años más tarde esa relación también llegó a su fin en medio de choques de temperamento y la presión que recaía sobre la colombo-mexicana por ser denominada como la “tercera en discordia”.

Por su parte, Patricia optó por guardar silencio y no referirse al tema públicamente durante muchos años, hasta el punto que se radicó fuera del país una temporada para dejar atrás ese mal momento. Luego de su regreso, en el que siguió apareciendo con regularidad en producciones televisivas y de cine, se ha referido al tema de forma discreta e hizo las paces tanto con Miguel Varoni y Aura Cristina Geithner.

Miguel Varoni, Patricia Ércole y Aura Cristina Geithner protagonizaron un "triangulo amoroso" de los más recordados en la historia de la farandula nacional - crédito Jesús Aviles/Infobae
Miguel Varoni, Patricia Ércole y Aura Cristina Geithner protagonizaron un "triangulo amoroso" de los más recordados en la historia de la farandula nacional - crédito Jesús Aviles/Infobae

En una reciente entrevista con El Espectador, la bogotana habló sobre ese momento que marcó su carrera y su vida 30 años atrás. Aunque se sintió orgullosa de llevar una trayectoria sin controversias profesionales o personales, habló de ese silencio que mantuvo durante los meses y años posteriores a la infidelidad de Varoni, agradeciendo que no sucediera en tiempos de redes sociales:

“El único escándalo que he tenido es el de mi separación, que no fue un escándalo mío. Gracias a Dios no había redes sociales. Yo me mantuve quieta. No hablé, no di declaraciones. Salían portadas hablando de mi silencio, diciendo que era toda una dama. Yo me mantuve en el puesto, donde me tenía que mantener”

Ércole explicó que durante ese tiempo tuvo que buscar refugio en sus seres queridos, así como en la religión:

“No tenía por qué ir a hablar, los que tenían que hablar eran otros. Yo soy muy ajena a estar en esas controversias o entrar en esas polémicas. No es parte de mi naturaleza. Uno decide si habla o no y las cosas toman su propio rumbo. Con mi separación busqué refugio en mi familia y mis verdaderos amigos. También en Dios, que es parte fundamental en mi vida”